miércoles, 28 de diciembre de 2005

Regalo de cumpleaños

20 años después de aquel joystick todavía me siguen regalando jueguecitos. Y es que, como dice mi madre, soy como un crío (pero sin el como, añadiría yo).

En esta ocasión, mi novia, harta de que mantuviera su consola secuestrada, me ha regalado una Nintendo DS, acompañada del juego Meteos, una funda y dos peluchitos de las mascotas de Nintendo.

Es curioso, pero le ha costado encontrar la consola. Los packs de Nintendogs están agotados en casi todas partes, y para encontrar la consola suelta tuvo que recorrer hasta tres establecimientos.

Sinceramente, la pobre tenía sus dudas sobre si el regalo era adecuado, habida cuenta de que ya teníamos una consola, pero hablándolo, hemos creído que sólo por el hecho de poder jugar juntos a los juegos (y, qué narices, que ella pueda llevarse su consola, que para eso es suya) merece la pena la compra. De hecho, hoy lo hemos estado probando con el Zookeeper y el propio Meteos y es un vicio.

Ya iré comentando por aquí los juegos que tenemos, ahora que soy poseedor oficial de una Nintendo DS. Sólo me apena la carita con la que me mira mi GBA SP, pero intentaré sacar tiempo también para ella (sigue siendo mucho más cómoda como portátil que la DS).

PD: Y menos mal que no encontró la XBox 360, también agotada en estas fechas porque, sinceramente, esta DS me ha hecho muchísima más ilusión. La consola de Microsoft tendrá que esperar a mejor ocasión, ahora mismo no me atrae en absoluto.

lunes, 26 de diciembre de 2005

Mi primer joystick

Un día como hoy de hace 20 años, mi abuelo vino a casa a recogerme y me llevó con él a comprar mi regalo de cumpleaños. Era una mañana fría de un día soleado, todo lo contrario que hoy, que se ha pasado la jornada entera lloviznando.

El verano anterior, para mi comunión, me había comprado mi flamante Spectrum +, y el regalo esta vez iba a ser un joystick que sirviera de alivio para el machacado teclado de mi ordenador. Así que cogimos el metro y fuimos a Micro-1, en la calle Duque de Sexto, en Madrid. Al final los elegidos fueron un interfaz Kempston de la marca K Danner y un joystick Quick Shot II, con autodisparo.

La verdad es que recuerdo aquella mañana con todo lujo de detalles, el viaje de ida, la compra, el precio (casi 4000 pesetas de la época, todo un lujo) y las partidas por la noche al Spy Hunter en casa con los amigos, celebrando el cumpleaños. Las ventosas del joystick se agarraban de verdad, y alguna vez levanté el cristal que tenía encima de mi escritorio.

Sin embargo, revisando revistas de la época para comprobar los datos, lo que no consigo recordar es de dónde saqué la dirección de la tienda. Micro-1 estuvo en Atocha en un principio, y luego en Jorge Juan. En aquella época ya no compraba la Microhobby y todavía no había empezado a comprar la Micromanía.

Del archivo de microhobby.org he extraído la página de publicidad de Micro-1.

Por cierto, que el joystick que aparece en la foto no es el de hace 20 años (murió tras muchas reparaciones, aunque por ahí guardo los cachitos). El que he fotografiado es uno que me ha regalado mi compañero Javier Bonet, quien tuvo a bien en cederme todo su material relacionado con el Spectrum, en excelente estado de conservación, por cierto. Muchas gracias, Javier.

Pocas cosas pasan...

... para los cafres que hay por ahí sueltos.

Nochebuena, 1.10 de la madrugada. Iba yo circulando por la A5 dirección Badajoz, a recoger a mi novia. Tranquilito. Había tráfico, aunque quizás menos que la misma noche en años anteriores.

Delante de mi, pero en el carril izquierdo, veo un Opel Vectra muy pegado a un Renault Mégane Classic blanco (del primer modelo) que va, quizás algo lento, por dicho carril izquierdo. El Vectra le está dando ráfagas, para que se aparte. Yo voy a mi ritmo, por el carril derecho y cambiándome al izquierdo para adelantar, y al poco rato los alcanzo.

De repente comienza el "espectáculo". El Mégane se echa a la derecha, el Vectra hace intento de adelantarle, pero el Mégane vuelve a la izquierda para cerrarle. El Vectra lo intenta por el carril de la derecha y el Mégane le echa casi hasta el arcén. Instantes después, el Mégane comienza a dar zapatilla y el otro detrás, para, un poco más adelante, repetir el macabro jueguecito. Al final, el Vectra sale por la salida de Cuatro Vientos y el Mégane continua circulando por la A5.

Después de ver las escalofriantes maniobras (que ríete tú de Fernando Alonso cerrando puertas a Michael Schumacher en el GP de San Marino de 2005), ya me entró la curiosidad. En ese momento, te imaginas que el conductor del Mégane será un niñato chulín y con el carnet prácticamente recién sacado. Así que aceleré un poco para salir de dudas.

Pues no, resultó que el conductor era un señor maduro, de unos 40 a 50 años, acompañado de su mujer. Vamos, algo que se podría calificar como una "pareja normal" de "ciudadanos corrientes". No voy a entrar a valorar si el Vectra le hizo anteriormente alguna pirula o lo que sea, porque ni lo sé ni influye para nada en el asunto. La conducta del susodicho elemento no tiene justificación alguna.

Así que si por una remota casualidad lees esto, conductor del Mégane Classic blanco con matrícula M-5542-VJ, que sepas que eres un peligro público al volante. No te voy a desear nada malo, simplemente que me gustaría que no volvieras a conducir un coche por la vía pública en tu vida.

Y también quiero dar un toque de atención a todos aquellos que siempre van tachando a los jóvenes conductores de irresponsables macarras pastilleros que van echando carreras por las autovías con sus coches tuneados. Porque en mis casi 12 años de experiencia al volante, me la han jugado casi siempre señores de mediana edad con buenos coches. Y el suceso que acabo de relatar engrosa mi estadística particular.

lunes, 19 de diciembre de 2005

Nuevos blogueros

Simplemente quería comentar que dos colegas se han apuntado al "rollo blog".

Mi Spectrum

Se trata de un original experimento de Siew. La idea es la siguiente: ¿Qué historias contaría alguien que viviera en 1984 y acabara de descubrir el ZX Spectrum? A lo largo de este viaje en el tiempo iremos descubriendo juntos cosas interesantes sobre este magnífico ordenador que introdujo la informática en los hogares españoles a mediados de los 80.

Jarcor Gueims

Una iniciativa de Zyloj, con una temática centrada en los videojuegos en general y en los Shoot'em Ups en particular.

Creo que ambos tienen cosas interesantes que contar. Yo, especialmente, tengo muchas ganas de aprender cosas sobre el Spectrum (aunque fui usuario y activo seguidor, me confieso bastante iletrado en muchos aspectos) y sobre matamarcianos, especialmente los actuales.

sábado, 17 de diciembre de 2005

Escucha la música que te gusta

Hace ya bastante tiempo que he oído hablar de estas herramientas. De hecho, en una revista que he visto nacer, como es Calle 20, hay una pequeña reseña. Pero ha sido hoy cuando me he decidido a probar.

Estoy hablando de Last.FM.

¿Cansado de escuchar siempre la misma música? ¿Te gustaría encontrar una emisora de radio personalizada para tus gustos y tu estado de ánimo en cada momento? Sólo necesitamos una conexión a Internet y un dispositivo capaz de reproducir música en streaming.

El primer paso es crear una cuenta de usuario y, opcionalmente, descargar un reproductor para nuestro sistema operativo (los hay para los más comunes, amén de ser código abierto). Después, basta con indicar un grupo o artista cuya música nos guste, y el sistema irá reproduciendo temas similares. Además, podemos refinar la selección indicando si nos ha gustado el tema o no queremos volver a oírlo. También, podemos simplemente pasar a la siguiente canción.

Como herramientas adicionales, podemos etiquetar las canciones como queramos, buscar usuarios con gustos afines a los nuestros, escuchar emisoras predeterminadas, ver fichas con información sobre las canciones y algunas cosas más que no he tenido tiempo de investigar, ya que me he puesto la música de fondo mientras hacía otras cosas.

En fin, una herramienta recomendable 100% para los amantes de la música que estén abiertos a conocer nuevos artistas.

Navegando por la red he encontrado otra página, Pandora, similar a Last.FM. Sin embargo, aunque la finalidad es la misma, no me parece tan cómoda de usar (eso sí, usa Flash, no requiere instalar nada en nuestro ordenador, sólo tener el plugin para nuestro navegador favorito). Y seguro que hay más proyectos semejantes.

Lecturas: El enigma Vivaldi

Tras la interesante pero áspera lectura de la segunda parte del Quijote, nada mejor que una historia de intrigas para relajar la lectura.

En esta ocasión la acción nos traslada a Italia, ya que toda ella se desarrolla en la ciudad de Venecia, tanto lo que podría llamarse "introducción histórica" a la trama como todo el desarrollo de la misma ya ubicado temporalmente en un pasado muy cercano.

Antonio Vivaldi, el genial compositor del siglo XVIII, descubre un secreto de suma importancia. Como miembro de la hermandad "Fraternitas Charitatis", una organización que se erige a sí misma como custodia de ciertos conocimientos cuyo conocimiento podría resultar "peligroso" para la humanidad. Siendo consciente de que la muerte le acecha, decide comunicar dicho conocimiento a uno de sus "hermanos", a fin de que dicho saber no se pierda. Se trata del "secreto del cura rojo".

Ya en la actualidad, Lucio Torres, un músico español, acude a Venecia a un congreso de música. Lucio es violinista y apasionado de la música de Vivaldi. Dicha pasión le hará toparse, investigando unos fondos documentales en el Ospedale della Pietà, donde Vivaldi dio clase, por una casualidad con una partitura que cree del italiano, pero cuyo contenido no concuerda en absoluto con la genialidad que se le presupone. Todo son casualidades, porque, paralelamente, entabla una relación con la hija de la dueña del hostal donde se hospeda, María del Sarto. Dicha joven le habla del "secreto del cura rojo".

A partir de ahí, deciden desentrañar el misterio y, siguiendo con las casualidades, van a pedir ayuda, sin ellos saberlo, a personas pertenecientes a dos ramas escindidas de la "Fraternitas Charitatis", la misma hermandad a la que pertenecía Vivaldi.

No voy a seguir desgranando el argumento, ya que tampoco da mucho más de sí, el resto hasta el final es fácilmente imaginable por los asiduos a este tipo de novela que se está popularizando últimamente, y de la que soy habitual consumidor, para qué negarlo. Títulos como El Código DaVinci, El Último Catón, El Enigma del Cuatro, La Última Cena... Todos consisten en lo mismo, desentrañar un secreto que se oculta en un libro, un cuadro, un cuerpo, etc.

Sólo puedo calificar el libro como malo. El argumento no es demasiado enrevesado, no tira apenas de referencias históricas y, al final, se convierte en demasiado previsible. El problema es que prácticamente ves venir a todos los personajes "de frente", con lo que la intriga es nula. Las descripciones del entorno (la ciudad de Venecia), no pasan de correctas. El ritmo es ágil, la acción transcurre en apenas unos días. Sin embargo, el argumento es totalmente plano, plagado de casualidades sin sentido (lo cual insulta la inteligencia de un lector que busque "algo más"), las conversaciones suenan forzadas e irreales...

Es un buen ejemplo de cómo mezclar buenos (aunque tópicos) elementos y escribir un texto mediocre. Supongo que ahí está la diferencia entre los buenos y los malos escritores, en sacarle jugo a un conjunto dado de elementos. Pero está claro que un misterio y un personaje histórico famoso no son suficientes.

Por tanto, me alegro de haber comprado este libro en edición de bolsillo. Y, la verdad, podrían editar así todos de primeras, ya que son más cómodos de llevar en el transporte público, de leer y, por descontado, son más baratos (vienen a costar la mitad que una edición normal). Quizás por lo malo que es la editorial ha optado por sacarlo directamente en edición de bolsillo. Si no no me lo explico.

Esta experiencia me recuerda que me tengo que buscar una biblioteca cuanto antes, o apuntarme a algún programa de bookcrossing.

jueves, 15 de diciembre de 2005

Viva la desinformación (gracias a Electronic Arts)

Me iba ya a la cama cuando mi amiguete Zyloj me ha pasado un enlace que no sé si es para reír o para llorar:

Aprende y juega con EA - ¿Qué son los videojuegos?

No he podido evitar echarle un vistazo. Un vistazo rápido porque, como digo, tengo un ojo cerrado y el otro a punto. Me he ido directo a la sección Historia. Y estoy viendo cosas que me están poniendo los pelos como escarpias. Entiendo que el problema es que EA tiene una posición de dominio como marca, y lo más normal es que la gente que no esté muy al tanto crea como cierto aquello que lea bajo el paraguas de la marca. Simplemente voy a citar algunas "perlas":

Arcades de gran calidad como “Ghouls and Ghosts” de Capcom (1988) o “Street Fighter” de Capcom (1987).

Street Fighter no es muy, muy malo, pero se me ocurren más de 10 títulos que son más representativos. En cuanto a Ghouls and Ghosts, sería mejor citar a su primera parte, Ghosts'n Goblins, más que nada por su originalidad en el momento que salió (1985 si no me falla la memoria).

El cine entra en el mundo de los videojuegos. “Star Wars” o “Indiana Jones and the Last Crusade” de Lucasfilms Games (1989), son algunos de los primeros videojuegos que incorporan en sus argumentos los guiones e historias cinematográficas.

Licencias cinematográficas hay desde mucho antes. Ahora mismo no recuerdo cuál fue la primera, pero ET ya tuvo videojuego para la Atari 2600 (a principios de los 80), y uno de los primeros juegos que tuve para Spectrum fue uno basado en Star Wars, y hablo del año 1983.

Continúa la relación videojuegos-cine. Ahora también son sagas de videojuegos de éxito como “Sonic” de Sega y Mario Bros de Nintendo los que pasan a la “gran pantalla” incrementando su popularidad.

¿Alguien ha visto la película de Sonic? Porque yo no... Quizás se refieran a la serie de dibujos animados para la televisión, pero vamos, que televisión no es cine (aunque últimamente la calidad es muy baja en ambos formatos).

La gran expansión de esta década se produce gracias a la aparición de nuevas empresas de desarrollo, edición y distribución de videojuegos, entre ellas Electronic Arts.

¡Oh! ¡Albricias y cabriolas! Esto ya es el colmo. Electronic Arts nació en los 80. Ni ellos mismos son capaces de ubicarse temporalmente.

Gameboy Advance (2003) PSP (2005) Nintendo DS™ (2005)

Ya aquí me río por no llorar. Esto comienza a ser deprimente. Y eso sí, sin noticias de Revolution, ni aquí ni en la sección de consolas. Cómo les pone ningunear a Nintendo, una de las más veteranas compañías en el mercado de los videojuegos (y la más veterana si hablamos de fabricación de consolas domésticas).

Cuando tenga tiempo debería chequear el resto de la información con un buen libro sobre el tema que siempre recomiendo: The Ultimate History of Video Games. Pero quizás ni merezca la pena hacerlo.

En fin, una forma lamentable de desinformar al personal.

Antes de acabar. En la página dedicada a los años 90, aparecen 3 capturas. Pues bien, es que no han dado ni una.

  • La supuesta captura de Super Mario Bross (sic) se trata en realidad de Mario 64.
  • La carátula de The Need For Speed (tampoco aciertan en el nombre de su propio juego) no se parece en nada a la de la última entrega (Need For Speed Underground 2).
  • La captura de The Secret of Monkey Island que han puesto no corresponde al original EGA 16 colores, sino que han colocado la de la posterior reedición, con la interfaz de Monkey Island 2 (y se quedan tan anchos).

miércoles, 14 de diciembre de 2005

Microsiervos cierra su área de comentarios

Esta semana, uno de los blogs que suelo visitar con asiduidad (y en el que, a veces, me he animado a comentar), Microsiervos, ha decidido eliminar la posibilidad de que los lectores envíen comentarios.

La verdad es que he leído sus razones muy por encima. Argumentan que un blog sin comentarios sigue siendo un blog (por lo visto, Blogger en sus inicios no permitía esa opción; yo no conozco Blogger desde hace demasiado tiempo, pero siempre he asociado blog con comentarios). También razones operativas, de mantenimiento, y abogan porque la interacción entre usuarios se produzca de "manera distribuida" (dicho en cristiando, que cada uno escriba en su blog o comente en otros blogs "abiertos").

El caso es que, por supuesto siempre del grandísimo respeto que me merecen "los microsiervos", me entristece su decisión (aunque desde el punto de vista del mantenedor del sitio web los entiendo perfectamente, en 20minutos.es tenemos continuos dolores de cabeza con los trolls que asolan las zonas de participación). Para mí son varios los valores que ofrece un blog:

  • Temática o "línea editorial" del autor/autores.
  • Posibilidad de participar y entablar discusiones en la zona de comentarios.

Precisamente la gran diferencia que encuentro entre un blog y un foro radica en que esos "articulos generadores" de discusiones vienen de una fuente bien identificada y a quien, por uno u otro motivo, te interesa seguir.

Si eliminamos la zona de participación, creo que nos cargamos uno de los grandes atractivos del asunto. Yo, desde luego, no voy a dejar de visitar Microsiervos. Sus contenidos me resultan muy atractivos. Pero sí que voy a echar de menos la zona de comentarios; aunque no solía participar mucho, leer lo que la otra gente tiene que decir siempre enriquece. Según ellos, ahora podremos seguir haciéndolo, pero opino que de forma más incómoda.

Podría ocurrir que, como aquí todavía escribe poca gente, no tenga suficiente experiencia para comprender el problema pero, como he comentado anteriormente, es una situación que vivo cada día muy de cerca. En el periódico hemos apostado desde el principio (bueno, desde "mi" principio) por la participación del usuario, que aporta todavía más valor a los contenidos editoriales (por lo general, aunque siempre hay indeseables).

lunes, 12 de diciembre de 2005

¡VAPF! cambia de significado

Cuando creé este blog, tenía otro trabajo (programador Flash) en otra empresa (Órbital).

Desde que estoy trabajando en 20minutos, la verdad es que no he vuelto a tocar el Flash. Así que el título de este blog ya no tenía mucho sentido (mandarme a programar Flash).

Creo que el nuevo significado, manteniendo el acrónimo, hace más justicia. Hala, ya me podéis mandar todos al "peo".

jueves, 8 de diciembre de 2005

Juegos: Call Of Duty 2 (PC)

Si antes digo que odio jugar en el PC, antes me pongo con un juego y me lo acabo. En este caso ha sido Call Of Duty 2.

Es cierto que parece que hay algunos tipos de juego que se amoldan más a los controles del ordenador personal, esto es, ratón y teclado. Por ejemplo, los First Person Shooters, como el que nos ocupa. Hubo un tiempo eran mi tipo de juego preferido. Desde que me "pasé" a las consolas, he hecho intentos de jugar a títulos de este palo, como puede ser Halo. Pero el control no es el mismo que con el ratón. Ya soy malo jugando con ratón, pues con pad soy patético.

Volviendo al tema, de este COD2 me atraía su temática, ambientada en la Segunda Guerra Mundial. Y, un punto muy importante, que funciona bastante bien en mi equipo (teniendo en cuenta su configuración).

El juego no es nada realista, pero sí bastante entretenido. Digo que no es nada realista porque te pueden freír a tiros y no mueres. Al menos en el nivel de dificultad que lo he jugado (el segundo de cuatro posibles). Si te están disparando y tienes la oportunidad de esconderte para que no te den más, tu energía se recupera en poco tiempo. No obstante, los puntos de guardado automático son frecuentes con lo que, aunque te maten, es raro que tengas que retroceder demasiado en la misión correspondiente.

Es entretenido porque hay algunas misiones en las que te metes en la piel de los protagonistas, como una en la que hay que en un pueblo hay que ir prácticamente casa por casa vaciándolas de nazis, o la del Asalto a la Colina 400, en la que centenares de balas silban a tu alrededor mientras buscas desesperadamente lugares en los que esconderte.

El juego, eso sí, se hace bastante corto, al menos en el nivel de dificultad comentado. He aprovechado ahora que estoy de vacaciones para terminarlo en un par de noches y poco más. Sabe a poco, y las misiones tampoco son demasiado variadas. En alguna de ellas estaremos a los mandos de un tanque y poco más.

No he tenido ocasión de probar el modo multijugador, así que no puedo emitir ninguna opinión al respecto. Pero supongo que irá en la línea de juegos como Medal of Honour o Enemy Territory.

Y tras este paso fugaz por el mundo del PC, a la espera de que estas navidades me anime con alguna de las aventuras gráficas que tengo pendientes, o bien con mi partidita anual de Civilization, creo que volveré al cómodo mundo de las consolas.

lunes, 5 de diciembre de 2005

Odio jugar en el PC

El otro día, por variar un poco, y aprovechando el 2x1 en alquiler los miércoles en Centro Mail, me traje el PES5 para PC. Principalmente para probar si funcionaba en mi ordenador y por el tema del juego en red, que me resulta más cómodo que con la consola.

Pues bien, después de hacerle hueco en el disco duro y demás parafernalia, lo instalo y el mamón del juego que no se ejecuta. Se quejaba de que necesitaba un mega y pico de espacio libre para crear el archivo de opciones. Y nada de botón cancelar ni similar. El juego se quedaba ahí colgado.

Y yo con un mosqueo tremendo, claro. Porque en el disco duro, en cualquiera de las unidades, tenía ese espacio disponible.

Después de probar, probar, reprobar, desinstalar y volver a instalar, bajarme un parche "por si acaso"... se me ocurrió la feliz idea. Resulta que "Mis Documentos" lo tengo almacenado en una unidad de red en un servidor. Y ahí estaba el problema. Fue mover "Mis Documentos" a una unidad local y "funcionó". Lo entrecomillo porque con mi tarjeta gráfica (una gForce2MX) el juego debe ir a 2 fps (lo cual tiene también delito, porque Call Of Duty 2 funciona, a veces con tirones, pero funciona).

No me cabrea el hecho de que no funcione con unidades de red (aunque en ningún sitio lo especifica), sino que el propio juego no te dé ningún tipo de pista y se quede ahí, parado, sin más ni más. En aquel momento pensé que un usuario "normal" no habría dado con la solución, pero es que, claro, un usuario "normal" no tiene "Mis Documentos" en un recurso de red.

Conclusión. Ya hace tiempo que dejé de jugar a novedades en PC, y esta experiencia reciente me hace reafirmarme en mis convicciones. Precisamente es el mismo lapso de tiempo que llevo sin actualizar mi ordenador, unos 3 años (menos la tarjeta gráfica que tiene incluso más antigüedad). Prefiero la inmediatez de la consola. Sé que el juego va a funcionar tal y como se concibió, y sólo me tengo que preocupar de insertar el soporte que corresponda y encenderla.

Lecturas: Don Quijote de la Mancha (segunda parte)

En abril de este año concluí la lectura de la primera parte del que es, sin duda, el libro más famoso de la literatura universal escrito originariamente en lengua castellana. Dejé para más adelante la segunda parte, con el compromiso de afrontarla antes de que acabara el año.

  • Autor: Miguel de Cervantes
  • Año: 1605 (Edición de 1982)
  • ISBN: 84-7551-000-0

No está claro que Cervantes tuviera en mente la creación de esta segunda parte tras concluir la primera, si bien la conclusión del relato dejaba la puerta abierta. Sin embargo, tras la aparición del "Quijote de Avellaneda", parece que acicató al genial autor complutense a continuar narrando las aventuras del hidalgo manchego.

Es curioso que las aventuras más conocidas de don Quijote, por así decirlo, pertenecen a su primera parte. Todo el argumento de esta segunda parte me ha resultado novedoso. Lo curioso es ver cómo Cervantes ridiculiza al Quijote de Avellaneda en algunos de los fragmentos, lo cual da que pensar sobre la premeditación que pudiera tener acerca de estas nuevas aventuras.

En el relato seguimos viendo a un hidalgo bastante cuerdo salvo en lo tocante a historias de caballería andante, donde pierde totalmente el norte y a su escudero que demuestra bastante mesura en su juicio, dentro de la locura que le lleva a seguir las aventuras de su amo.

La lectura es bastante ardua. Sin embargo, no sé si debido a mi concentración personal durante la lectura o al propio texto, me ha resultado más heterogénea, con algunos de los pasajes de lectura y comprensión más sencillos que otros. El texto sigue salpicado de notas a pie de página con las que el editor pretende facilitar la comprensión de algunas palabras o construcciones, que en la actualidad ya están en desuso o han cambiado de significado.

Al final del relato (lo destripo porque entiendo que el argumento de esta novela es prácticamente de dominio público), el protagonista se redime, recupera la cordura y se da cuenta de lo equivocado que estaba al creer como reales las aventuras que narran los libros de caballerías.

La conclusión final que puedo sacar de esta experiencia es que El Quijote no es una lectura trivial, que no se debería afrontar sólo por distracción, sino buscando algo más. La edición que poseo ayuda bastante a la comprensión, no ya por sus anotaciones semánticas, sino por la contextualización que hace de algunos fragmentos. El Quijote es una novela que refleja la realidad de la época en la que fue escrita (más si cabe en su segunda parte), y leerla perdiendo ese contexto histórico le hace perder parte de su significado.

Desde luego que para alguien a quien le guste la literatura, es recomendable afrontar su lectura, pero sí que recomiendo buscar el momento adecuado.

El próximo título seguramente será algo de lectura fácil, para cambiar de tercio. Veremos si lo acabo antes del final de año, con lo que se completarían 18 libros leídos y comentados, que no es una mala cifra.