miércoles, 18 de enero de 2006

Proyector en proyecto

A mi novia y a mi nos gusta el cine. Aparte de ir de vez en cuando a ver los estrenos, rara es la semana que no vemos una o dos películas de alquiler. La cuestión es que ya llevamos tiempo barruntando la posibilidad de comprar un proyector. Este fin de semana me han prestado uno, y aprovechando que estoy reformando la casa, era un buen momento para hacer unas pruebas de dónde podría ir colocado. De esta forma, podemos dejar metidos tubos para los cables y quedarán perfectamente disimulados, aunque todavía pasarán meses hasta que podamos comprarlo.

La verdad es que la cosa cambia como de la noche al día. Ver una película (en las fotos que adjunto, jugar a la consola) en una pantalla de casi 120", no tiene precio. La duda que tenía era precisamente qué tamaño de pantalla y de qué calidad se podía conseguir con apenas 3 metros de distancia entre el proyector y la pantalla. Aunque al final irá colocado justo al revés de como hice la prueba (es decir, el proyector en la pared donde estaba proyectando y la pantalla donde coloqué el proyector), da una idea de cómo quedaría: ¡genial!
Nota para Miguel, que sé que me estará leyendo: sí, la próxima vez prometo probar con el Manic Miner.

6 comentarios:

Miguel dijo...

¡Que envidia!

La verdad es que tiene una pinta genial, escuchar a los pueblerinos del RE4 insultarte mientras una anciana te tira un hacha y la ves venir en ese pedazo de pantalla debe ser una experiencia increible :D

Otra cosa chula sería ver un Spectrum proyectado.

Pues eso, que me das envidia.

Siew dijo...

¿Qué tamaño tendría cada sprite del manic miner en esa pantalla? ;)

Yo una o dos veces tuve que reservar un proyector en la universidad para dar clase un viernes, y desgraciadamente tuve que quedarmelo un fin de semana, y la verdad es que no está nada mal. El problema de estos bichos es el precio, no?

Santiago Eximeno dijo...

Joe, qué pedazo pantalla, me corroe la envidia...
Cómpratelo ya, no lo dudes ni un momento.

zyloj dijo...

Bah, vaya tontería lo del proyector. Sólo hay que acercarse mucho mucho a la televisión, y ya lo ves igual de grande, con la ventaja de que después brillas en la oscuridad.

Está claro que por mucho que digan que no, el tamaño sí importa. Cuanto más grande, mejor. :)

El mayor inconveniente que le veo al tema de los proyectores es lo caro que sale su mantenimiento. Si se hace un uso extensivo de ellos, los cambios de lámparas y las limpiezas de filtros tienen precios prohibitivos.

Miguel dijo...

Zyloj, Fede no tiene problemas de pasta para los cambios de lámparas y demás. Con lo que se está ahorrando en pagar a un chapuzas para que pique azulejos y desescombre su casa le da para comprar todas las bombillas de la feria de Abril.

Melisa dijo...

no me tientes, no me tientes... que empiezo a pensar lo bonitos que se verían los pocos juegos de la 360 ahí :)