martes, 24 de abril de 2007

25 años

No son los que cumplo hoy (aunque ya me gustaría pillarlos). Yo tenía ya algunos cuando, el 23 de abril de 1982, Sir Clive Sinclair presentó en el Hotel Churchill de Londres una pequeña máquina que revolucionaría la informática doméstica y, en lo personal, marcó claramente lo que sería mi futuro profesional.

En una época en la que sólo unos pocos privilegiados tenían acceso a la informática, principalmente por el precio y el tamaño de los equipos, Sinclair construyó un ordenador barato pero bastante aprovechable, basado en un microprocesador Z80A, con versiones de 16KB (125 libras) y 48KB (175 libras), un teclado con teclas de goma y una resolución en pantalla de 256x192 pixels, con 8 colores en 2 niveles de brillo. Todo un alarde.

No me voy a extender en sus virtudes y sus defectos. Sólo pretendo unirme humildemente a las celebraciones de su 25 aniversario. Por suerte o por desgracia, tras conocerlo en las navidades de 1984, poco después de su llegada a España, de la mano de mi vecino de al lado, cambió mi vida y la convirtió, en parte, en lo que es ahora, introduciéndome el gusanillo de la informática.

A todos los nostálgicos, ¡compraos una camiseta, que vuelan! Yo ya tengo la mía.

viernes, 20 de abril de 2007

Malito

Hoy me ha tocado estar malito. Vómitos, diarrea...

Hacía años que no me ocurría algo así. Afortunadamente, gracias al teletrabajo, he podido solventar unas cuantas tareas que tenía que hacer hoy obligatoriamente, sin dejar colgados a mis compañeros. El resto de tareas tendrán que esperar al lunes.

La verdad es que cuando no se tiene salud, por mucho dinero y amor, lo único en lo que piensas es en ponerte bien cuanto antes. Bueno, he sido injusto, con amor es mucho más llevadero. Y con dinero, pues depende de la enfermedad. Lo que yo tengo hoy creo que no se cura usando la tarjeta de crédito, sino descansando y con dieta blanda.

PD: No, ayer no estuve de copas ;-)

miércoles, 11 de abril de 2007

Tiempo de frikadas en Gistaín

A continuación reproduzco un fragmento de un correo que envié a la lista de amigos, relacionado con las vacaciones de la pasada semana. En concreto, con cosillas que llevaron y que me llamaron la atención.

1. Cámara de fotos digital.

La que yo llevaba era prestada. Ya llevo tiempo sin cámara y me gustaría comprar una. Tenía idea de comprar una réflex digital, pero creo que es matar moscas a cañonazos, ya que yo soy un "casual" de la fotografía. De todas las que pude ver, quizás porque es Canon la marca que me gusta más, me quedaría con la de Iñaki Grao o con la de Javier Vispe. Esperaré a ver qué tal han salido las fotos.

2. Cartucho flash para DS.

Sobre todo para probar emuladores y demás, pero también porque con un par de juegos ya casi lo tienes amortizado. Sólo pude ver el R4 de Josetxu, aunque me gustaría saber si alguno tenéis otro y vuestra valoración: facilidad de uso, compatibilidad, si se puede jugar por Internet, etc.

Pues eso, aunque la mayoría de las 3 personas que leen este blog estarán en la lista y ya han contestado, igual alguien más se anima a compartir opinión.

martes, 10 de abril de 2007

Actualizando...

Tras la vuelta de las minivacaciones, vamos reincorporándonos a la vida real.

Hoy, entre tarea y tarea doméstica, toca darle un poco a la tecla, haciendo diversas cosillas:

  • Actualizando los dos servidores Linux que tengo (el que da soporte a falvarez.dyndns.org y el que llevo en el portátil y que uso para desarrollar y hacer pruebas).
  • Buscando un buen software para montar foros: de lo que he podido leer (poco), de momento me inclino por phpBB. ¿Alguna sugerencia?
  • Subiendo a Internet mis fotos de la Semana Santa, para compartirlas con el resto de amigos. Estamos usando Mediafire, que tiene muy buena pinta.

A la vez que hago esto se me van ocurriendo cosas chulas que podría hacer. A este paso, no hay forma de completar la "lista de tareas".

lunes, 9 de abril de 2007

Vuelta de la desconexión

Hoy ha sido un día durillo. Quizás no tanto por el trabajo, que no ha sido de los días con más tarea. Lo malo ha sido la vuelta de las mini-vacaciones.

La vuelta siempre es difícil, pero lo es más cuando has pasado 4 días en los Pirineos desconectado del mundo.

Prometo poner alguna fotillo y relatar alguna de las excursiones que hicimos. Pero como se me acumulan las tareas, no quiero dejar pasar más tiempo sin agradecer a Javier Vispe lo buen anfitrión que fue, la grata compañía de la gente de speccy.org y la hospitalidad de los dueños de la Casa Feixas, en Gistaín, un lugar digno de ser visitado.