viernes, 29 de junio de 2007

Reseñas express: Mario Party 8 y Resident Evil 4 Wii

Entre ayer y hoy me han dejado sendos juegos para Wii. Apenas los habré probado una media hora cada uno, así que sería injusto hacer un análisis completo de cualquiera de los dos, salvo que me lo inventara. Por tanto aviso: no he inspeccionado todas sus opciones a fondo ni pretendo sentar cátedra sobre nada, simplemente dar unas pinceladas basadas en una prueba muy, muy rápida.

Mario Party 8

Nunca antes había probado un Mario Party, así que no tengo con qué compararlo. Comencé una partida de 4 jugadores, en la que 3 de ellos, lógicamente, estaban controlados por la máquina.

Es probable que jugando con más personas resulte más divertido, pero el caso es que me aburrí bastante. Es como un parchís de toda la vida pero con minijuegos después de cada turno. Los minijuegos no son nada del otro mundo, aunque aprovechan como es de esperar el mando de Wii.

Un detalle que me pareció súper cutre es que no dispone de versión panorámica, te ponen un fondito en los laterales y se quedan tan panchos.

Hasta WiiSports se me hace más divertido para jugar en grupo.

Resident Evil 4 Wii

Aquí sí que dispongo de un bagaje importante. Tengo el juego en su versión para Gamecube y lo acabé en su momento (aunque se me borró la tarjeta de memoria, pero esa es otra historia).

He estado jugando un ratillo, hasta que he encontrado a Luis Sera por primera vez, más o menos.

El juego es básicamente una versión mejorada del que ya tengo. Sus principales mejoras son un modo panorámico real y el control con el Wiimando, muy intuitivo. Además, incorpora los extras que se añadieron la versión de PS2. Desde luego que para quien no lo haya jugado es una compra altamente recomendable.

En mi caso particular, contrariamente a mi recomendación, lo que me da pereza es pagar de nuevo por un juego que ya tengo y que ya he completado, aunque sea un precio reducido (35€), que tampoco es calderilla precisamente. Aunque si no me gustara directamente no me haría estas preguntas.

miércoles, 27 de junio de 2007

Tratando de mejorar mi inglés (paso 3)

Llevo unos días dándole vueltas a una idea... Poco a poco me voy sumergiendo en la lengua inglesa, con pequeños detalles como los que comenté: cambiar el idioma de los dispositivos que uso habitualmente, como el móvil; leyendo libros en inglés (ya estoy con el segundo y parece que me cuesta menos, y aprovecho para leer "mentalmente en voz alta" [1], poniendo mucho énfasis en la pronunciación); tratando de ver películas y series en versión original (cuando sale alguien haciendo declaraciones en el telediario, o cuando estuve en las conferencias del Google Developer Day, la traducción simultánea me molesta más que ayuda). Pequeños detalles.

Pero me estoy dando cuenta de que hay algo que debería hacer si pretendo mejorar de verdad. Y no es otra cosa que enriquecer mi vocabulario.

Mientras leo, hay muchas palabras que no entiendo. Algunas las puedo deducir por el contexto en el que se encuentran. Otras no. De hecho, algunas frases carecen de sentido para mí, ya que no las logro captar completas, pero para enterarse de la trama de un libro no es un obstáculo insalvable no entender un puñado de oraciones.

La solución es obvia: ir apuntando las palabras y mirando la traducción. Como traductor puedo tirar del mismo Traductor de Google, que tiene muy buena pinta. Y, ¿dónde las apunto? ¿Abro un blog (mira que dije que no lo haría)? ¿Uso éste? ¿Las apunto en una hoja y la tiro a la basura? ¿A alguien se le ocurren chorradas como las que yo digo o soy el único friki en la sala?

[1] Cuando leo, lo hago tan rápido que, si es en inglés, no presto mucha atención a la pronunciación siempre que entienda perfectamente lo que pone. Al leer novelas, en ciertos pasajes, me autoimpongo la disciplina de leer mentalmente intentando una pronunciación lo mejor posible. También me pasa al leer en español aunque, lógicamente, no tengo el mismo problema con la pronunciación.

domingo, 24 de junio de 2007

Nueva versión kernel R4

Ha salido una nueva versión del kernel del cartucho flash R4 para Nintendo DS.

Una de las principales novedades es que ya no es necesario andar parcheando el homebrew, lo que se traduce en una mayor comodidad.

Seguiremos informando.

jueves, 21 de junio de 2007

Lemmings en la Nintendo DS

Las esperanzas de ver un Lemmings en la consola portátil de Nintendo (un juego que le viene como anillo al dedo, todo sea dicho), nunca fueron tales, ya que los creadores originales de la saga, el estudio inglés Psygnosis, fueron fagocitados por Sony tras el lanzamiento de su Playstation con la intención de tener un grupo de programación first party que lanzara buenos juegos (creo recordar que Medievil, entre otros).

Pero gracias a labor nunca bien valorada de programadores amateur, que hacen esto por amor al arte, sí que podremos disfrutar de este adictivo juego:

LemProject

Para que luego digan que el homebrew es malo. Desde luego que para el usuario final no lo es.

Por cierto, que hace unas semanas hablé de una versión de Lemmings en DHTML. ¿Se nota que me gusta el juego?

lunes, 18 de junio de 2007

Cine: Piratas del Caribe 3 (en el fin del mundo)

Me lo voy a terminar creyendo, debo ser malísimo escogiendo películas, porque las pocas que veo me decepcionan. En concreto, la última entrega de Piratas del Caribe es el vivo (y reciente) ejemplo de cómo destrozar una saga.

La primera, la original, la auténtica "Piratas del Caribe: La maldición de la perla negra" supuso toda una sorpresa en 2003, año de su estreno. Al menos para mí, que fui a verla simplemente por su estética Monkey Island y encontré un argumento muy entretenido y con ritmo, salpicado con finos toques de humor y una puesta en escena espectacular. Johnny Depp sublime, y Keira Knightley y Orlando Bloom correctos. Jack Sparrow, por supuesto, tiene más chispa que el entrañable Guybrush Threepwood, y Elizabeth Swann podría ser la Gobernadora Marley. Vamos, que sólo faltó el mono de tres cabezas, porque hasta el perro de la cárcel hace acto de presencia.

No fuimos los únicos en quedar encantados con la película, fue un gran éxito de taquilla, así que a los creadores se les debieron de poner los ojos como al Tío Gilito ($)-($) y se apuntaron a la moda de las trilogías, preparando no una, sino dos secuelas.

"Piratas del Caribe: El cofre del hombre muerto" (2006) comienza la decadencia de la saga. La verdad es que no recuerdo la mayoría de los detalles de la película, pero sí la sensación de "negocio" que me dejó; es mucho más floja que su predecesora y, por si fuera poco, a la mitad ya se ve que la historia no va a concluir, sino que va a quedar totalmente abierta para ser resuelta en la última entrega. Eso sí, visualmente es espectacular (aunque no tan sorprendente de nuevo como la original). Y tengo ganas de escuchar a Davy Jones en la versión original, ya que doblado tiene un habla "peculiar".

Tampoco ha habido que esperar demasiado. Sólo un añito, lo justo para hacer caja en los cines y con la venta de DVDs, bandas sonoras y mercaderías varias. "Piratas del Caribe: En el fin del mundo" demuestra que la historia (o sus creadores) no da más de si. Un argumento carente del ritmo y la chispa que nos enamoraron hace cuatro años dan paso a un final que, si bien es bastante espectacular, tampoco creo que sea recordado como nada fuera de lo común en la historia del cine. Los buenos se vuelven más buenos, los malos más malos y colorín, colorado, este cuento se ha acabado.

Eso sí, para qué lo voy a negar, mi dinero se han llevado de los tres estrenos en cine. Y no escarmiento, porque si Hollywood se ha instalado en la ausencia de creatividad absoluta, sacando partido a fórmulas sobreexplotadas, mis dos siguientes candidatas son: "Ocean's 13" y "Shrek 3". Pero bueno, no me negaréis que, al igual que "Piratas del Caribe", "Ocean's 11" y "Shrek" son grandes películas.

martes, 12 de junio de 2007

Simultaneando juegos

Siempre he sido de la idea de que es complicado simultarnear los juegos, especialmente si son del mismo tipo. Por ejemplo, jugar a la vez al PES y al FIFA, al Gran Turismo y al TOCA, al Richard Burns y al Colin McRae, al Metal Gear y al Splinter Cell, y tantos y tantos ejemplos.

Pero jamás me imaginé lo complicado que es alternar partidas al Pro Evolution y al Mario Strikers. Me sorprendo a mí mismo intentando tirarle una concha a Ronaldinho, o bien pidiendo penalti cuando Kritter me manda al suelo de un codazo.

En el online del Mario Strikers, aparte de seguir con fallos en los servidores (ya va siendo hora de que los arreglen de una vez), lo que más me fastidia es la gente que pierde y se desconecta. Por su forma de jugar se los ve venir, pero eso no quita para que dé mucha rabia cuando ves el cartelito de desconexión. ¿Tan mal perder tiene la gente?

Otro truco sucio es encender el Emule (por poner un ejemplo) cuando vas ganando, lo cual vuelve la partida prácticamente injugable. Es curioso que esta estratagema la he visto hacer más en el PES. Al final lo que consigue esta gente es que acabemos jugando con amigos. El problema es que, de momento, tengo pocos... ¿Alguien se anima?

Bueno, creo que he acabado hablando de mis frustraciones con el juego online, así que para acabar, vuelvo al redil. Creo que me tendré que decidir por uno u otro, al menos si quiero ser un jugador medianamente decente en alguno de ellos. Aunque, ¿eso importa?

martes, 5 de junio de 2007

En Noruega

Pues eso, que estoy de viaje de trabajo en Oslo. Y es la primera vez que puedo decir eso. También es la primera vez que estoy tan lejos de casa (y nada menos que trabajando). Hemos venido tres días para cerrar un montón de colaboraciones con la gente de VG Nett (nuestros primos noruegos) de la mano de nuestra empresa propietaria, Schibsted.

La agenda es muy apretada, ya que hay que aprovechar el tiempo lo máximo posible. En cualquier caso, a ver si logramos sacar un rato para hacer algo de turismo. Prometo colgar fotos y contar algo más, no sobre el curro, sino más bien sobre mi experiencia en un país, a priori, tan distinto al nuestro.