jueves, 21 de mayo de 2009

Imágenes en exclusiva del nuevo difusor de Renault

Parece que Renault tiene una fábrica secreta de desarrollo en pleno Pirineo Aragonés, y en mi última visita a Aínsa me encontré por casualidad con uno de los nuevos prototipos en los que están trabajando para darle a Alonso un coche ganador.

Se nota en la colocación de los tubos de escape y en las redondeces de los cantos de los elementos de fibra de carbono que estamos ante un trabajo de alta ingeniería.

Porque cuando hablan del nuevo difusor de Renault se refieren a esto, ¿verdad?

martes, 12 de mayo de 2009

Cuando "el piso" pasa a ser "mi casa"

Hoy hablaba con una amiga, radiante después de haber firmado el contrato de compraventa de su primera casa con su chico, sobre ese tema, el irse de casa. Es curioso el mecanismo mental que se establece cuando te independizas y te vas de la casa de tus padres para vivir por tu cuenta (en mi caso con mi novia).

La primera noche es emocionante, aunque si ya has pasado vacaciones o alguna temporada fuera del nido paternal, quizás no resulta una experiencia novedosa. Los primeros días son, casi, como si estuvieras en un lugar de veraneo. Sabes dónde están todas las cosas (las pocas que tienes, ya que todavía falta de todo), no tienes que decir a nadie dónde vas cuando sales ni de dónde vienes cuando entras, pero no llega a ser tu casa. De hecho, lo más normal es que te refieras a ella como "el piso". También ocurre esto cuando te lo has comprado y todavía no estás viviendo. Expresiones como "nos vamos al piso", "vamos a ver cómo va el piso", "nos quedamos a dormir en el piso", son de lo más normal. Y cuando vas a comer el domingo a casa de tus padres, simplemente, vas a "comer a casa".

Pero, de repente, y sin previo aviso, un día la mentalidad cambia. Tu casa deja de ser "el piso" y se convierte en "tu casa". Ya parece que llevas allí viviendo toda la vida, lo tienes todo a tu gusto y no te falta de nada de lo que necesitas. Los domingos vas a comer a "casa de tus padres". Y, por supuesto, invitas a tus amigos a tu casa.

En nuestra conversación de esta mañana no hemos logrado discernir cuándo ocurre. Espero que cuando le ocurra a ella se dé cuenta y pueda arrojar algo más de luz sobre este misterio.

Para vosotros, los que os hayáis independizado, ¿cuándo comenzó vuestra casa a ser "vuestra casa"?

Carrera Liberty (Segunda Edición)

La primavera va avanzando y comienza la temporada de carreras populares. Bueno, las hay durante todo el año, pero del mes de mayo hasta octubre es el intervalo en el que se convocan más. Y en esta época es cuando más apetece salir a trotar.

Este año llevo ya tiempo entrenando, pero aun así, no suelo hacer recorridos muy largos habitualmente (suelo estar entre 30 y 45 minutos). Así que hay que ir probando algunos distintos como, por ejemplo, esta ruta. Casi 12 kilómetros que completé en 1h10' aproximadamente.

Y la primera carrera del año a la que me apunte va a ser la segunda edición de la Carrera Liberty, en la que ya participé el año pasado. Se celebrará el próximo 31 de mayo por las calles de Madrid. Este año, conociendo el recorrido, voy con la intención de rebajar los 50 minutos de marca. No sé si lo conseguiré, porque no estoy progresando todo lo que me gustaría.

La Liberty no iba a ser en principio la primera carrera de este año, ya que estuve tiempo barruntando la posibilidad de apuntarme a la Carrera Popular Vuelta a la Casa de Campo, un auténtico rompepiernas de algo más de 16 kilómetros. Se celebró este pasado domingo, coincidiéndome con el último partido del Trofeo Marca, así que no pudo ser. Pero espero completar el recorrido alguna vez por mi cuenta. Ya he probado con uno parecido, ligeramente más corto, y no se me dio mal. Eso sí, a un ritmo lentito.

domingo, 3 de mayo de 2009

Fotos de ayer y de hoy

De siempre me ha encantado mirar fotos de lugares. Fotos antiguas y fotos recientes. Y mucho más interesante resulta poder contemplar el mismo lugar con el paso del tiempo, comparando fotos realizadas con la misma perspectiva en distintos momentos temporales.

Luis Pérez hace algo parecido en su blog, en la sección "Alcalá de Henares Ayer y Hoy". A mí me gustaría hacer algo parecido, si tuviera tiempo... De momento me conformo con una prueba que hice hace algún tiempo a partir de una foto que encontré en el Museo Virtual de 20minutos.es.

Conozco perfectamente el sitio. ¡Y tanto! Es justo enfrente de la casa de mis padres. Así que me bajé la cámara e hice la siguiente foto.

El barrio ha cambiado mucho en estos últimos 30 años. A ver si saco un hueco para rescatar fotos propias antiguas y hacer la versión moderna.

Si os gusta este tema, os propongo algunos enlaces interesantes:

  • Nomecalles, ofrece un mapa con fotos por satélite (como Google Maps u otros servicios) con la particularidad de que también se pueden consultar fotos antiguas.
  • Madrid entre ayer y hoy, montajes hechos con fotos antiguas y modernas.

viernes, 1 de mayo de 2009

Juegos: OutRun Online Arcade (PS3)

Desde hace más de 20 años soy un fiel seguidor de la saga OutRun. Mi afición comenzo en un parque recreativo que todavía existe (al menos existía el año pasado) en la playa del Bajondillo de Torremolinos (Málaga). En él había un cabinet de los grandes del OutRun original (el creado por Yu Suzuki en 1986). La partida costaba la friolera de 100 pesetas (20 duros), que en aquellos años era un pastizal. Así que cada una había que aprovecharla con mimo. Eran otros tiempos.

Ya en este siglo, SEGA decidió remozar una de sus franquicias menos explotadas lanzando OutRun 2, al que seguiría OutRun 2006 SP, tanto en salones recreativos como para consolas domésticas.

La última vuelta de tuerca es el juego que nos ocupa, OutRun Online Arcade, distribuido digitalmente para XBox 360 y Playstation 3, no es más que una adaptación de la versión 2006 SP a la que se han añadido gráficos en alta definición y un nuevo modo online (OutRun 2 ya lo tenía en XBox).

Aunque ya había conseguido jugar al OutRun en un emulador con volante, desde el momento en que me enteré de que lo iban a lanzar, sabía que era un "SOLD!". Y en este caso la explicación es muy sencilla. La experiencia de jugarlo con el volante de la PS3 es muy similar, por no decir prácticamente igual, a jugar en los recreativos. Por esa regla de tres, con apenas 10 partidas ya está amortizada la compra (el juego me ha costado 9,99€). Y, de hecho, ya lo está. Las sensaciones son prácticamente las mismas que las que nos aporta la máquina recreativa.

Sobre OutRun se han escrito kilómetros de análisis, así que, por centrarme en sus características básicas, se trata de un arcade de conducción en el que tenemos que llegar a la meta antes de que se nos acabe el tiempo. Como característica principal, al finalizar una etapa llegaremos a una bifurcación en la que podremos elegir entre dos caminos, lo que conforma un buen puñado de rutas por las que llegar a los cinco finales diferentes que tiene el juego.

En cuanto a opciones, disponemos de los modos de juego OutRun, Ataque al corazón y Contrarreloj, además de un nuevo modo que nos permite disputar las 15 etapas disponibles todas seguidas. De salida podremos elegir cualquiera de los coches y las melodías de fondo disponibles.

Como dicen que una imagen vale más que mil palabras, os dejo con un vídeo en el que se puede apreciar cómo es la jugabilidad (no os fiéis de la calidad visual, que es bastante buena, pero al subir el vídeo se ha perdido).

Como podéis observar en el vídeo, el nivel de dificultad por defecto es francamente sencillo. Tenemos a nuestra disposición dos niveles más fáciles y otros dos más difíciles.

¿Qué se echan en falta? Pues, por pedir, que hubiera incluido las 15 etapas de OutRun 2 y el clásico de 1986. Por lo demás, es el juego perfecto para echar unas partiditas rápidas, retándonos a nosotros mismos o a otra gente por Internet. ¡Ah!, y que dejen las voces en inglés, que las traducidas al español suenan fatal (también ocurre en otros juegos de SEGA como Virtua Tennis).

De postre, os dejo con otro vídeo que he grabado de la versión para PSP de OutRun 2006 SP, una muy digna conversión para la portátil de Sony.

Por cierto, que ya os habréis dado cuenta de cuál es mi melodía de OutRun favorita.