lunes, 29 de noviembre de 2010

Juegos: Yoshi's Island (Nintendo DS)

Bebé Luigi ha sido raptado de la isla Yoshi, así que los Yoshis, ayudados por el resto de bebés (Mario, Peach...) acudirán al rescate. ¿Podrán juntos derrotar a Kamek y rescatar a bebé Luigi?

Primeras impresiones

Estamos ante un plataformas concebido como continuación del clásico Yoshi's Island (SNES). Para los que no tuvieron el placer de disfrutar con tan excelente título, deben saber que combina la jugabilidad clásica de los plataformas de Nintendo (grandes mundos por explorar, zonas secretas, multitud de objetos para recolectar, enemigos finales, etc.) con algunas peculiaridades.

Los protagonistas, Yoshi y sus congéneres, pueden engullir a los enemigos y escupirlos, o bien convertirlos en huevos, que pueden usar como proyectiles. Además, también tiene la posibilidad de, tras un salto, impulsarse por el aire durante unos breves instantes.

Siempre llevaremos un bebé a cuestas. Cuando un enemigo nos golpee, el bebé saldrá despedido, y dispondremos de unos segundos (30 como máximo) para recuperarlo. Podremos recuperar el tiempo perdido recogiendo las estrellitas desperdigadas por diversos lugares. Si no lo hacemos, y se nos agota el tiempo, tendremos que recomenzar el nivel desde el último punto de control (al igual que si caemos a un abismo o a un río de lava, por citar un par de ejemplos). Eso sí, podremos reintentar cada nivel todas las veces que queramos.

Dependiendo del bebé que llevemos a cuestas (Mario, Peach, DK, Wario o Bowser), podremos realizar alguna acción especial diferente. Por citar un par de ejemplos, Mario podrá acceder a bloques especiales. Peach podrá abrir su paraguas y aprovechar las corrientes de aire para llevar a Yoshi a lugares inaccesibles de otro modo. En medio de las fases encontraremos lugares en los que podremos cambiar de bebé, para poder acceder a esos lugares vedados al resto de ellos.

El reto que se nos presenta consiste en completar cinco mundos, cada uno de los cuales se divide en ocho fases (niveles desbloqueables aparte). En las fases cuarta y octava de cada uno de ellos nos tocará lidiar con algún enemigo especial.

Gráficos

En una época en la que las tres dimensiones están en boga, y hasta títulos plataformeros como New Super Mario Bros hacen uso de ellas para representar los sprites, Yoshi's Island DS es un 2D en toda regla. También hereda de su predecesor un peculiar estilo, como de trazos de carboncillo, si bien no se mantiene el estilo en todas las pantallas y todos los elementos. Más bien queda como una reminiscencia, un homenaje a su antecesor.

Sin embargo, los gráficos no lucen en la DS todo lo bien que lo hacían en la Super Nintendo. Quizás la pantalla TFT no ayude a crear ese efecto de "dibujo a mano" que nos maravilló allá por el año 1995.

Realmente la única novedad visual consiste en el uso efectivo de las dos pantallas, lo que nos permite acceder visualmente a las zonas altas (o bajas) sin necesidad de hacer scroll. Curiosamente, la zona entre pantallas cuenta como zona activa (y ahí andarán algunos de los objetos ocultos).

Sonido

Normalmente, tras jugar un rato a los juegos de Nintendo, siempre nos sorprendemos tarareando alguno de los temas. Por norma son melodías alegres y pegadizas. Sin embargo, después de algunas horas de juego, es extraño que no nos haya ocurrido con este título. No es una banda sonora mala, pero tampoco pasará a la historia.

Por otro lado, la mayoría de los efectos sonoros son calcados a los ya usados en la primera parte. No encontraremos tampoco nada sorprendente en este apartado.

Jugabilidad

Salvo por el uso ya mencionado de las dos pantallas para mostrar un área de juego verticalmente ampliada, el uso de las capacidades táctiles de la consola durante el juego (menús aparte) brilla por su ausencia.

Yoshi puede saltar, correr, engullir a sus enemigos, disparar huevos, golpear el suelo de un culetazo y revolotear ligeramente tras un salto, todo ello empleando los botones y el pad direccional de la consola. Aparte, como ya hemos comentado, dependiendo del bebé que transportemos podremos llevar acabo alguna acción extra.

En definitiva, la forma de juego no ha variado un ápice respecto al juego de SNES. Aquellos que lo jugaron no necesitarán ningún período de adaptación para sacarle todo el partido. Los jugones actuales, hechos a memorizar las funciones de hasta 8 botones, tampoco encontrarán mayor dificultad. Quizás puede despistar algo más al jugador clásico de plataformas, acostumbrado a un botón para saltar y poco más.

Vida del juego

El juego en sí consta de un número elevado de niveles bastante largos, lo cual nos asegura bastantes horas de diversión. Además, como es habitual en este tipo de juegos, podremos buscar la perfección en cada nivel. En esta ocasión consiste en acabar cada uno de ellos encontrando todas las flores ocultas, todas las monedas rojas y con 30 estrellas. Para ello, tendremos que recorrerlos varias veces con distintos bebés, ya que si no no podremos acceder a todas las áreas.

Y, para redondear su duración, podremos echar horas a los minijuegos desbloqueables. En fin, no nos vamos a aburrir durante una buena temporada.

Dificultad

Teniendo en cuenta que no hay tiempo límite para completar cada una de las fases y podremos intentarlo las veces que queramos, sólo podemos concluir diciendo que acabar el juego es cuestión de paciencia. Acabar el juego es cuestión de tiempo. Sin embargo, hacerlo consiguiendo la máxima puntuación en cada una de las fases es harina de otro costal, y una tarea sólo asequible para unos pocos elegidos.

Conclusión

Pese a que han pasado ya más de once años desde que fue publicado, las referencias al original Yoshi's Island son inevitables. Tanto en el apartado gráfico como en el sonoro, el control y el diseño de los niveles. El título que nos ocupa queda a medio camino entre un "remake" y una secuela.

Sin embargo, los nuevos niveles y la introducción de los nuevos bebés no se nos antoja una mejora suficiente. No tiene la frescura del estilo gráfico que vimos en New Super Mario Bros, ni la facilidad de uso que encontramos en Super Princess Peach (y que, por ello, puede atraer a los neófitos en la materia). Encontramos un producto correcto que quizás hubiera alcanzado un punto más de genialidad si hubiera sido desarrollado por la propia Nintendo, y no por una segunda compañía.

En general, gustará a los amantes de los juegos de plataformas. Aportará diversión durante un buen número de horas, lo cual hoy en día es algo de agradecer, en una época en la que empiezan a primar los juegos espectaculares pero que duran un suspiro. En cuanto a los nostálgicos del original, seguramente que encontraremos opiniones encontradas, desde los que esperaban esta continuación como agua de mayo hasta los que preferirán desempolvar su vieja consola de 16 bits (o la más reciente reedición para Gameboy Advance) y disfrutar de un clásico que sí que supuso una revolución tanto en el aspecto gráfico como en la forma de jugar.

Ficha técnica

PlataformaNintendo DS
ManualCastellano
TextosCastellano
MultijugadorNo
RecomendadoSi
Lanzamiento29/11/2006
Precio39,95 €

Puntuación

  • Sonido: 7/10
  • Gráficos: 7/10
  • Jugabilidad: 8/10
  • Vida: 8/10
  • Dificultad: 7/10
  • Total: 7,4/10

Este análisis fue publicado originalmente en plastico.tv el 03.01.2007.

1 comentario:

Luciana dijo...

muy buena la secuela de Mario. Vuelve con sus aventuras y desventuras, y ya tienen hijos, Luigi formó familia y le sacaron a su bebe. Es muy bueno cuando hacen estas cosas con juegos clásicos porqeu la gente se engancha solo por el hecho de ser los que jugaban en la infancia. A mi me re divierten los juegos de PC, ya mismo entro a una página de internet y me pongo a jugar como loca.
Que vengan los nietos de Mario!!
Jenny