jueves, 7 de enero de 2010

Publicidad dinámica en los videojuegos

Hace ya tiempo que en los videojuegos se practica el "product placement", con marcas de la vida real. Un claro ejemplo son los juegos de fútbol, en los que se reproducen tanto las vallas publicitarias como los patrocinadores de las indumentarias de los distintos equipos.

Fue precisamente probando la demostración de Pro Evolution Soccer 2010 donde vi que le habían dado una vuelta de tuerca a la publicidad en los videojuegos. Aprovechando la conexión a Internet de las consolas actuales, en la repetición de una jugada me apareció un anuncio de una película, La Huérfana, que se estrenaba en aquel momento (hace algunos meses).

Pido disculpas por la calidad de las fotos, que es un poco lamentable.

No me parece mal que se exploren estas vías. El problema que le veo es que no creo que redunde en una reducción de precios para el jugón, sino más bien en un aumento de beneficios para aquellas compañías que sean capaces de vender estas campañas a los anunciantes.

lunes, 4 de enero de 2010

Baloncesto en Flash

Hacía bastante que no le dedicaba tanto tiempo a un juego online en Flash, probablemente desde los tiempos del Yeti Sports (y mira que ha llovido), pero éste merece la pena.

Si tenéis un rato, os recomiendo que probéis este juego de baloncesto. A mí me ha enganchado desde hace unos días. Mi puntuación más alta es 197.

Por cierto, la web oficial de Yeti Sports es yetisports.org, pero no he encontrado en ella el juego original.

domingo, 3 de enero de 2010

Juegos: Metroid Prime Hunters (Nintendo DS)

Un extraño mensaje telepático está siendo captado desde la Federación Galáctica: "La fuente del poder se encuentra en el sector alímbico". Los más expertos cazarrecompensas de la galaxia se encaminan a dicho sector. Poder, dinero, gloria, cualquier motivación es válida, pero el objetivo es único: conseguir la "fuente del poder".

Primeras impresiones

Como Samus Aran, cazarrecompensas de la Federación Galáctica, viajaremos al sector alímbico en busca de dicha "fuente de poder".

Una vez hayamos aterrizado en el planeta en cuestión y salgamos de nuestra nave, comienza la aventura propiamente dicha. Básicamente nuestra tarea consiste en encontrar los octolitos. Para ello deberemos explorar los escenarios buscando objetos y armas que nos permitan ir avanzando, todo ello en uno entorno en tres dimensiones por el que nos podremos mover libremente. Para acceder a aquellas zonas demasiado estrechas, deberemos adoptar nuestra forma alternativa (la "morfosfera"); la vista de la cámara pasará a una perspectiva en tercera persona, desde la que controlaremos los movimientos de la "bola".

Pese a su apariencia de FPS (First Person Shooter), pasaremos más tiempo explorando que disparando a los enemigos. No obstante, la parte de exploración se ha reducido respecto a los anteriores títulos de la saga.

No debemos olvidar que, durante nuestro recorrido, nos encontraremos con otros cazarrecompensas que buscan exactamente lo mismo que nosotros. Si nos derrotan, nos robarán los octolitos, y tendremos que acabar con ellos para recuperarlos.

Para guardar la partida tendremos que retornar a nuestra nave, o bien usar alguno de los portales de teletransporte (siempre que hayan sido previamente activados).

Gráficos

El motor tridimensional parece dar una medida de las capacidades de Nintendo DS. La acción transcurre en dos vistas alternativas, de primera y tercera persona (según hayamos adoptado o no nuestra "forma alternativa"). El movimiento es fluido en la práctica totalidad de las situaciones y apenas se perciben ralentizaciones. Un espectáculo para la vista.

La pantalla inferior, con el radar y la botonera queda un poco por debajo del nivel general, pero también hay que tener en cuenta que desviaremos nuestra vista hacia ella en contadas ocasiones.

Los vídeos de presentación y demás son de una muy buena calidad, aprovechando en ocasiones ambas pantallas para presentarse.

Sólo encuentro una pega, y no está en este juego precisamente, sino en otros que han sido publicados (y lo serán en el futuro) tratando de hacer ver que exprimen la consola hasta sus límites en el apartado gráfico. Algunos casos serán justificables debido al reparto de recursos hacia otras áreas del juego (IA, controles, etc.). En otros casos, sólo podremos encontrar una explicación razonable en la falta de saber hacer de los programadores responsables.

Sonido

El sonido es espectacular. Logra transmitirnos una ambientación perfecta en todo momento. Tanto la música de los menús como los efectos de sonido durante el juego, todo el apartado sonoro cuenta con un gran acabado rayando a un gran nivel. Sin dudarlo, uno de los mejores trabajos hechos para la consola de Nintendo.

Además, está contemplada la configuración de cuatro perfiles de uso (mono, estéreo, envolvente y con auriculares).

Jugabilidad

La clave de este juego está en su innovador método de control. Manejaremos nuestro punto de vista mediante la pantalla táctil, como si de un ratón se tratara, mientras que podemos avanzar, retroceder y movernos lateralmente usando la cruceta. El resto de movimientos lo componen el disparo (botón L) y el salto ("doble clic" sobre la pantalla táctil o bien el botón A). Por último, en la pantalla táctil encontraremos unos iconos que nos permitirán pasar a nuestra "forma alternativa" (la morfosfera en el caso de Samus), cambiar de armamento o bien pasar al modo de escaneo, que nos permitirá consultar los detalles de los objetos que vayamos encontrando.

Existe un método alternativo de control, por si no nos acostumbráramos a manejar el lápiz, pero que no merece la pena, y consiste en usar los botones A, B, X e Y para mover el punto de vista, como si de una segunda cruceta se tratara. Ni que decir tiene que este segundo método carece de la precisión y agilidad del anterior.

Cualquiera de ellos puede ser configurado para diestros o zurdos. Nuevamente, todo un acierto.

Multijugador

El título permite la participación simultánea de hasta cuatro jugadores, tanto en la versión descargable (un único cartucho) como si cada jugador posee su propio juego. Incluso tendremos la posibilidad de habilitar "bots" si no logramos reunir un número suficiente de amigos. Pero donde Metroid Prime Hunters da el "do de pecho" es en el juego a través de Internet. Sencillamente genial. Hay que destacar que, a diferencia de otros cartuchos como MarioKart o Tetris, en Metroid encontraremos importantes diferencias entre jugar contra "cualquiera" a jugar contra nuestros amigos.

En el primer caso, simplemente elegiremos a nuestro cazarrecompensas favorito (no tendremos que conformarnos con controlar a Samus), sugeriremos un entorno de combate y nos liaremos a disparar en una lucha frenética que sólo acabará cuando alguno de los contendientes alcance la cifra de siete puntos o bien se agote el tiempo disponible.

En el segundo caso el abanico de posibilidades se amplía. Tendremos a nuestra disposición siete modos distintos de juego, aparte de poder configurar algunos parámetros de configuración de la partida. Incluso podremos charlar con nuestros amigos gracias al micrófono incorporado en la consola.

Sólo queda comentar que la lista de amigos se gestiona de manera similar al resto de títulos de Nintendo Wifi Connection, es decir, intercambiando el código de nuestro cartucho con el de las personas a las que queremos agregar a la lista.

Vida del juego

Aunque el modo historia sea algo corto, el hecho de contar con las opciones multijugador expande la vida del cartucho hasta límites insospechados. Prácticamente se podría decir que, mientras haya gente dispuesta a jugar, la diversión está asegurada. Mientras haya gente y los señores de Nintendo sigan manteniendo sus servidores de juego online, claro está.

Dificultad

El modo historia tiene una dificultad moderada. Hará esforzarse un poco a los jugadores menos acostumbrados a Metroid, pero sin llegar a desesperarlos. Los escenarios no son demasiado intrincados, y se pueden explorar fácilmente si tenemos paciencia.

Básicamente el principal hándicap consiste en acostumbrarse a controlar nuestros movimientos con el "stylus". Una vez logrado, después de algunas horas de práctica, nos sentiremos más cómodos y haremos progresos más rápidamente. Hay que tener cuidado ya que tantas horas de entrenamiento pueden acarrear algún molesto efecto secundario en forma de dolor en las manos; la postura no es del todo cómoda.

Conclusión

Si alguna vez imaginamos poder jugar con nuestro FPS favorito en una consola portátil, sin sacrificar la rapidez ni la precisión, aquí está la solución. La pantalla táctil de Nintendo DS es lo más parecido a un ratón que podremos encontrar.

Para ello, Metroid ha virado su planteamiento: de tener un enfoque más relacionado con la aventura, la exploración y la resolución de puzzles, ha pasado a ser un juego más arcade, especialmente en su versión multijugador, cuyo disfrute no desmerece ni mucho menos a aquellas largas tardes de hace una década en las que algunos comenzamos a hacer nuestros pinitos en esto de los juegos en red participando en memorables combates de Doom, Quake o Duke Nukem 3D. Metroid Prime Hunters es un digno sucesor de todos ellos aplicado a los grandes valores tecnológicos de la actualidad: los dispositivos portátiles, las redes inalámbricas e Internet.

Incluso para aquellos jugadores que no sean muy partidarios de los FPS, el título merece una oportunidad. Eso sí, requiere de un pequeño período de adaptación al novedoso sistema de control.

Ficha técnica

PlataformaNintendo DS
ManualEspañol
VocesNo
TextosEspañol
Multijugador
Recomendado
Lanzamiento26/04/2006
Precio39.95 €
PEGI12+

Puntuación

  • Sonido: 9/10
  • Gráficos: 9/10
  • Jugabilidad: 8/10
  • Vida: 9/10
  • Dificultad: 8/10
  • Total: 8,6/10

Este análisis fue publicado originalmente en plastico.tv el 29.05.2006.