lunes, 20 de diciembre de 2010

Cómo restaurar la barra de tareas de Ubuntu

Si eres un zarpas como yo, puede que trasteando te hayas cargado las barras de tareas de Ubuntu. Para restaurarlas a su estado inicial, puedes hacer lo siguiente, desde una terminal:

gconftool-2 --shutdown
rm -rf ~/.gconf/apps/panel
pkill gnome-panel

Fuente: http://www.ubuntu-es.org/node/116254

viernes, 17 de diciembre de 2010

Juegos: Phoenix Wright Ace Attorney (Nintendo DS)

Phoenix Wright es un abogado novato encargado de una tarea tan noble como defender a gente que ha sido acusada injustamente de delitos que no ha cometido. Su trabajo consiste en examinar las pruebas presentadas, interrogar a los testigos y probar la inocencia de sus clientes.

Primeras impresiones

Nosotros tomaremos el papel de Phoenix en esta "aventura de abogados". El juego no se limita sólo a la acción durante los juicios, en los que tendremos que escuchar (leer en este caso) atentamente todos los testimonios, consultando las pruebas archivadas para revelar agujeros en los mismos que los echen por tierra. También visitaremos la escena del crimen, en la que tendremos que interrogar a testigos, hablar con la policía y buscar pruebas que nos ayuden a conseguir nuestro objetivo, que no es otro que demostrar la inocencia de nuestro cliente.

La historia comienza en el primer juicio de Phoenix, en el que tendrá que defender a un amigo acusado injustamente de un asesinato que no cometió. Este primer acto servirá para que nos familiaricemos, por un lado, con la mecánica del juego (presentación de pruebas y testimonios y búsqueda de contradicciones en los mismos) y, por el otro, con la jerga habitual del mundo de las leyes y los abogados.

En el resto de casos a los que nos enfrentaremos, no nos limitaremos al juicio, sino que tendremos que buscar pistas en diferentes escenarios que nos permitan demostrar nuestras teorías o, más concretamente, desmontar las del fiscal de turno. La historia no se limita a una sucesión de casos. Toda la trama está más o menos interconectada y nos enganchará, invitándonos a seguir adelante.

Gráficos

Los gráficos son simples animaciones colocadas sobre fondos prácticamente estáticos. Resultan claros y funcionales. Son bonitos, siempre que nos guste la estética manga. Lo que está claro es que no exprimen ni un ápice la potencia gráfica de la consola. Podrían ser más elaborados, especialmente en cuanto a las animaciones de los personajes se refiere, aunque la verdad es que tampoco necesitamos más para poder disfrutar del juego como tal.

Sonido

La música se va adaptando a los distintos momentos de la trama. Por ejemplo, durante los juicios, pasaremos de una melodía más o menos tranquila a otros ritmos más movidos conforme vayamos destapando las contradicciones en los testimonos de los testigos, y estos los vayan corrigiendo una y otra vez. Por otro lado, los efectos de sonido son simplemente correctos, salpicados por algunas (pocas) voces digitalizadas. Un apartado bastante discreto en esta ocasión.

Jugabilidad

Estamos ante uno de esos juegos en los que el manual de instrucciones está de más. Con el lápiz en la mano nos introduciremos en la acción de forma totalmente intuitiva. Es más, incluso en algunos momentos podremos dar, a través del micrófono de la consola (pulsando previamente el botón Y), órdenes como "hold it" (espera un momento, para pedir explicaciones al fiscal o a algún testigo), "objection" (el famoso "protesto, señoría") o "take that" (cuando entreguemos algún objeto a alguien).

La mayor parte del tiempo la pasaremos leyendo los diálogos. El resto de acciones (seleccionar posibles respuestas, buscar pistas o consultar las pruebas presentadas) las efectuaremos de forma muy natural mediante la pantalla táctil.

Una característica que se agradece siempre en un título para una consola portátil (y de la que muchos adolecen, por desgracia) es la posibilidad de guardar la partida en cualquier momento que deseemos. Esto permite que podamos dedicarle al juego exactamente el tiempo que queramos, desde unos pocos minutos hasta sesiones maratonianas de varias horas. El único problema es que sólo contamos con un espacio donde guardar la partida, con lo cual no es factible que varios jugadores puedan disfrutar de la aventura a la vez (pero cada uno conservando sus propios avances).

Vida del juego

El juego tiene una duración respetable, dependiente básicamente de nuestra velocidad de lectura. Desafortunadamente, una vez que hayamos completado todos los casos y hayamos sido partícipes de toda la historia, rejugarlo no tiene mucho sentido. Pero, a fin de cuentas, es el mismo defecto que poseen todos los juegos de aventuras. Una vez que has descubierto todos los secretos del argumento, pierden el interés que nos mantuvo enganchados a la pantalla.

Dificultad

El juego es bastante sencillo. De hecho, hemos probado a responder mal a algunas preguntas a propósito y el diálogo toma un giro para darnos otra oportunidad en la respuesta, hasta que demos la correcta. En cualquier caso, al tratarse de diálogos circunscritos a dos o tres posibles respuestas, junto con los escenarios limitados donde podemos investigar, hacen que, por muy torpes que nos sintamos, a fuerza de ensayo y error (incluso teniendo un número de errores limitado) logremos avanzar sin demasiadas complicaciones.

Conclusión

Phoenix Wright es un título que recuerda a clásicos de las aventuras "point & click" como Fascination, por decir un ejemplo. Juegos en los que el apartado técnico no es lo primordial, sino que destacan por la trama que se nos presenta y los retos que tendremos que superar en forma de enigmas. Si bien no supone un escollo insalvable para nuestra capacidad intelectual, sí que llamará la atención de los relatos policíacos de investigación e intriga. No obstante, no nos engañemos, no llegan a la altura del clásico que hemos citado.

Lo que está claro es que es un tipo de juego ideal para ser disfrutado en una plataforma portátil como Nintendo DS. Cualquier momento es bueno para abrir la consola, desenfundar el lápiz y poner patas arriba el testimonio de ese testigo que está mintiendo descaradamente. El hecho de poder guardar los progresos en cualquier momento es crucial. Es como ese libro que vas leyendo a ratos en el metro o autobús, mientras vas a estudiar o al trabajo. En ocasiones estás deseando que llegue el viaje de vuelta para seguir avanzando en la trama un poquito más.

En el apartado técnico, se nota la herencia de ser una recreación de un juego que apareció en Japón para Gameboy Advance allá por el año 2001 (titulado Gyakuten Saiban). El uso de la pantalla táctil y el micrófono se ve potenciado, sobre todo, en el último episodio, exclusivo de esta versión.

Al parecer hay intenciones de lanzar este juego en España, aunque todavía no se ha confirmado la fecha. Será una buena noticia contar con un título que se sale un poco de lo habitual en el catálogo de juegos que podemos ver por aquí. Más a largo plazo, hay planeada una secuela que aparecerá, si nuestra información es correcta, en Estados Unidos en 2007.

Puntuación

  • Sonido: 7/10
  • Gráficos: 7/10
  • Jugabilidad: 9/10
  • Vida: 6/10
  • Dificultad: 5/10
  • Total: 6,8/10

Este análisis fue publicado originalmente en plastico.tv el 31.05.2006.

miércoles, 15 de diciembre de 2010

Aplicaciones instaladas en Android

A continuación listo las aplicaciones que tengo instaladas en el móvil Android. Siempre viene bien como referencia cuando cambio de ROM o a la hora de recomendarlas a alguien.

La versión de Android que tengo instalada es la 2.1.

  • APKTor.
  • ASTRO.
  • Barcode Scanner.
  • Blogaway.
  • EMT Madrid.
  • eoeAppInstaller.
  • Facebook.
  • Fancy Widget.
  • Goggles.
  • Google Authentication.
  • Google Sky Map.
  • GTasks.
  • Guia TV.
  • IMDB.
  • Justin.tv.
  • Latitude.
  • My Tracks.
  • Navigation.
  • PS3 Friends.
  • Reader.
  • SetCPU.
  • SMS Backup+.
  • Springpad.
  • SUFBS.
  • Twidroyd.
  • Ustream Broadcaster.

Aparte de mantener actualizada esta lista, intentaré documentar cada una de ellas.

jueves, 9 de diciembre de 2010

Juegos: Las Crónicas De Narnia (Gamecube)

Desde los primeros tiempos de la historia de los videojuegos, los grandes éxitos literarios y cinematográficos han sido una fuente de inspiración inagotable para las desarrolladoras, unas veces con gran acierto y otras cosechando estrepitosos fracasos.

De la mano de Disney llega a nuestra Gamecube la adaptación de Las Crónicas de Narnia: El León, La Bruja y El Armario. La película está basada, a su vez, en uno de los siete libros que componen la heptalogía de Las Crónicas de Narnia, escrita por C.S.Lewis hacia mediados del siglo pasado. Los protagonistas son los hermanos Pevensie quienes, de forma casual, descubrirán Narnia, una tierra de magia y fantasía poblada por animales parlantes y otras criaturas mitológicas que se ven envueltas en el eterno conflicto entre el bien y el mal.

Primeras impresiones

Estamos ante un arcade de los denominados "beat'em up", lo que en cristiano viene a ser "cárgate todo lo que puedas". Los protagonistas del juego son los hermanos Pevensie. Manejaremos a uno de ellos, pudiendo cambiar el control a cualquiera del resto de forma sencilla. Aparte de los movimientos básicos (que se limitan a golpear y poco más), cada uno de ellos posee (y podrá adquirir) habilidades especiales. Por ejemplo, Susan, la hermana mayor, podrá arrojar bolas de nieve y flechas. Edmund y Lucy, los hermanos pequeños, podrán caminar por placas de hielo finas sin que se rompan a la primera.

Además, podremos combinar las habilidades de dos de los hermanos para conseguir nuevos movimientos. Por ejemplo, Peter puede agarrar a Edmund por los brazos e iniciar un movimiento rotatorio que acabará con todos los enemigos que nos rodeen.

Aparte de acabar con nuestros adversarios a base de golpes, a lo largo de los 15 niveles de los que se compone el juego encontraremos algunos puzzles sencillos, como buscar un lugar para escondernos antes de que la ama de llaves nos encuentre, o buscar el camino más sólido en una placa de hielo para que los hermanos mayores puedan cruzarla, entre otros.

Durante el juego podremos recolectar monedas y objetos especiales que nos darán acceso a nuevas habilidades. El porcentaje de objetos que recolectemos nos dará una medida de nuestra puntuación final al acabar cada nivel.

Gráficos

El apartado gráfico alcanza la categoría de notable. El mundo de Narnia está muy bien representado, en un entorno tridimensional con multitud de detalles. Especial mención requiere el modelado de los cuatro protagonistas, tremendamente parecidos a los actores reales. El entorno arbolado en el que transcurre la acción también resulta muy interesante.

No obstante, quizás por estar ante un título multiplataforma, el resultado no llega a la categoría de "soberbio" como en otros títulos gráficamente espectaculares que fueron desarrollados pensando en Gamecube, como pueden ser Rebel Strike o Resident Evil 4.

Sonido

El apartado sonoro cumple, y poco más. La banda sonora ha sido extraída directamente de la película. El problema es que la sincronización con la acción no está demasiado conseguida, lo cual provoca que, durante el juego, estemos escuchando el mismo pasaje una y otra vez, sin ni siquiera una transición trabajada entre los bucles (la música se corta y empieza de nuevo).

Los efectos sonoros también entran dentro de lo normal. Es más, algunos sonidos guturales que emiten nuestros monstruosos enemigos llegan a resultar bastante molestos (por repetitivos).

Jugabilidad

Una pega importante que debemos ponerle al motor del juego es que no es posible variar el ángulo de la cámara libremente. Esto provoca, en ocasiones, que no veamos qué hay detrás de una esquina, pared, mueble o cualquier otro elemento del decorado.

Como dato que destacar, dos jugadores podrán participar simultáneamente en la aventura. Curiosamente, algunos tramos del juego serán más fáciles si es sólo un jugador el que está manejando a los hermanos Pevensie.

Por lo demás, el control del juego es bastante intuitivo, pudiendo realizarse todas las acciones de manera fácil y cómoda.

Vida del juego

Siguiendo la pauta habitual de los juegos publicados durante los últimos años, ver el final del juego no significa haberlo completado al ciento por ciento. Para ello existirá la posibilidad de rejugar cada una de las fases en busca de la ansiada perfección, que consistirá en encontrar todos los objetos ocultos a lo largo y ancho de los escenarios, así como recolectar la mayor cantidad de monedas posible, adquirir todas las mejoras que se nos ofrezcan y habernos defendido solventemente de los ataques de los enemigos.

Aparte de satisfacer nuestro ego de jugador, completar el juego en su totalidad nos servirá para desbloquear contenidos extra y algún que otro secreto. Esto aumenta la motivación del usuario, y contribuye a alargar la vida de un título que, de por sí, es corto.

Dificultad

Pese a ser un juego no demasiado largo, algunas fases se nos resistirán bastante, y es difícil que lo acabemos al primer intento. Afortunadamente, la posibilidad de grabar la partida entre fase y fase y la existencia de varios puntos de control a lo largo del desarrollo de las mismas nos aliviarán la tarea. Casi siempre podremos retomar la acción momentos antes de donde fuimos eliminados.

Conclusión

Estamos ante un juego técnicamente correcto al que, quizás, le pasa factura el hecho de ser multiplataforma, ya que no se aprovechan al completo las posibilidades de la consola. La sensación que da es buena, sin llegar a ser un juego excelente.

La inclusión de algunos puzzles (para nada difíciles), introduce algo de variedad en la pelea continuada. También encontraremos ocasiones en las que no sabremos muy bien qué hacer (quizás porque el hilo del relato no es lo suficientemente explícito como para indicarnos cómo debemos proseguir). Dichas situaciones son un poco frustrantes y, al final, puede que acabemos probando a hacer cualquier cosa hasta que demos con la clave que nos permita continuar (con un poco de buena fortuna).

La inteligencia artificial que maneja a los otros tres hermanos también resulta un poco desesperante, ya que no colaborarán en nada a la consecución de nuestros objetivos, resultando bastante pasivos. Y, ya puestos, ¿por qué no han implementado un modo para cuatro jugadores? ¿Podemos echarle la culpa a la "multiplataformidad"? Desde luego que una partida a cuatro, tipo Gauntlet Legends de Dreamcast, sería antológica (y podría haber dado lugar a introducir una mayor variedad de puzzles cooperativos).

En resumen, un título técnicamente bien resuelto que aprovecha bien la licencia cinematográfica en la que se basa. Nos hará pasar un buen rato, sin aportar nada nuevo al mundo de los videojuegos.

Puntuación

  • Sonido: 6/10
  • Gráficos: 8/10
  • Jugabilidad: 8/10
  • Vida: 7/10
  • Dificultad: 7/10
  • Total: 7,2/10

Este análisis fue publicado originalmente en plastico.tv el 18.05.2006.