miércoles, 22 de junio de 2011

FlashForward: El libro vs la serie

No se puede negar que el punto de partida es de lo más prometedor: toda la humanidad, de repente, se desvanece por completo durante un corto intervalo de tiempo. Tras el "apagón", la vida sigue (la de los que no han muerto en accidentes provocados por la falta de consciencia, claro), y toca investigar qué ha pasado.

Dicho punto de partida es el común denominador (con matices, ya que hay detalles que varían) del libro y la serie de televisión del mismo nombre: FlashForward.

Así que pensando que la cosa podría resultar interesante, me lancé a ver la serie. Una vez visionada, me quedé con ganas de más, así que me hice con el libro. A continuación voy a contar las impresiones que me causaron ambos, así como citar someramente las diferencias de trama que hay entre uno y otro. Por ello aviso: esta vez sí que voy a destripar el argumento; querido lector, si tienes intención de ver la serie o leer el libro, por favor, no continúes.

Flash Forward - la serie

Vamos con la serie. La acción principal se desarrolla en Los Ángeles. El protagonista principal es Mark Bendford, un agente del FBI que, durante el desmayo, se ve a sí mismo investigando las causas del desmayo. Es curioso porque esa visión es justo lo que le hace comenzar la investigación, así que es algo autorreferente. Su mujer, Olivia Bendford, tiene una visión en la que está en su casa con su hija, pero con otro hombre distinto de su marido. Algo que niega rotundamente que pueda llegar a suceder pero acaba sucediendo.

El desmayo dura 2 minutos y 17 segundos, y la visión se corresponde con apenas unos meses hacia el futuro.

Durante los capítulos, van apareciendo personajes que tienen mayor o menor relación con quienes produjeron el desmayo, el FBI o el hospital donde trabaja Olivia. Se van descubriendo detalles como que se puede cambiar el futuro que aparecía en la visión (uno de los personajes se suicida para probarlo), o que hubo ciertas personas que no se desmayaron.

Al final, la trama conduce a la idea de que el desmayo fue provocado y controlado. Que hay una organización experimentando con los desmayos en grupos concretos de personas. Pero justo cuando se vaticina y ocurre un segundo desmayo, la temporada acaba y la serie con ella, ya que fue cancelada. Así que nos quedamos con las ganas de saber cómo se producían los desmayos y con qué motivación.

Flash Forward - el libro

En el libro la acción se desarrolla en Suiza, en el CERN, donde un grupo de científicos está realizando experimentos para encontrar el Bosón de Higgs. Uno de los protagonistas es el doctor Lloyd Symcoe (que también aparece en la serie, pero con un papel bastante distinto). Aquí el desmayo dura menos de 2 minutos y la conciencia de la gente se transporta 21 años al futuro. Parece claro que el desmayo es producido por el experimento del CERN, pero combinado con un factor externo extra, debido a la radiación de neutrinos procedente del sol. Por eso, al intentar reproducir el desmayo, fracasan.

Durante el desmayo no se sabe de nadie que haya seguido consciente y, de hecho, parece que toda la realidad se ha esfumado, ya que las cámaras de vídeo tampoco graban nada.

En el futuro, consiguen ubicar una sonda que avise de la radiación de neutrinos procedente del sol con la suficiente antelación como para poder repetir el experimento que, curiosamente, coincide con el instante del "futuro" del primer apagón. Esta vez, nadie tiene ninguna visión, salvo el protagonista, que está vinculado a un proyecto secreto para conseguir la inmortalidad.

Como vemos, un argumento más filosófico, menos apropiado para una serie de televisión (en la que primaba más la acción y la intriga), pero cuyo final tampoco acaba de convencer.

lunes, 20 de junio de 2011

Yo #soy15m

Como parte del #15m me declaro una persona pacífica y condeno radicalmente todo tipo de violencia: la de los violentos infiltrados en nuestras manifestaciones, y la del Estado, que ha causado más dolor y heridos. Además, condeno la manipulación mediática que enfatiza la información sesgada, parcial o errónea con el propósito de demonizar a los ciudadanos.

Si me manifiesto en la calle es porque:

  • Mi participación como ciudadano se ha reducido a votar a listas cerradas cada cuatro años para ver cómo los representantes de los ciudadanos no respetan lo prometido en su programa.
  • Se hacen leyes a favor de grupos de interés en vez de hacerlas a favor del conjunto de la sociedad.
  • Se invierten recursos públicos para ayudar a minorías poderosas, y no a quienes están pasando situaciones desesperadas ocasionadas por la especulación financiera.
  • Los grandes partidos están más preocupados por mantener su poder que por ofrecer soluciones para superar esta crisis histórica.
  • Está a punto de firmarse un “Pacto del Euro” que consiste fundamentalmente en medidas para reducir la inversión pública en servicios esenciales.
  • Desde diferentes órganos del estado se ha insultado a los ciudadanos, e incluso se ha justificado el recurso a la violencia contra manifestantes pacíficos.

Como parte del #15m, acepto y respeto la diversidad ideológica del movimiento. Cuando participo en una manifestación no reclamo un régimen o una ideología en concreto, ni un modelo social no democrático, ni la eliminación de los partidos o los parlamentos. Lo que reclamo es una democracia mejor y más humana que, entre otras medidas, necesita urgentemente:

  • Cambios en la Ley Electoral para permitir una mejor y más directa representación de los ciudadanos en los parlamentos y una mayor participación ciudadana en las decisiones importantes.
  • Aprobación de una Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública para obligar a la publicación en formatos adecuados y reutilizables de todos los gastos, decisiones y reuniones con grupos de presión por parte de funcionarios y cargos públicos.
  • Tolerancia cero a la corrupción de candidatos y cargos públicos, y controles ciudadanos para la exigencia de responsabilidad política.
  • Separación clara, real y efectiva de los poderes del estado.
  • Control fiscal efectivo de grandes fortunas y operaciones financieras; eliminación de privilegios fiscales a cargos electos.
  • Políticas encaminadas a solucionar de forma efectiva los problemas hipotecarios y de vivienda.
  • Servicios públicos de calidad, fundamentalmente salud, justicia y educación.
  • Eliminación de las leyes que permiten el control administrativo de Internet. La red ha demostrado ser esencial para la libertad de expresión y para responder al peligro de manipulación mediática.

Por todas estas razones volveré a salir pacíficamente a la calle el 19 de junio, #19j.

Si estás de acuerdo, aprópiate del texto y divúlgalo (enlace al documento original)

viernes, 17 de junio de 2011

Carrera Proniño

El pasado 12 de junio volví a la "competición", después de mi lesión. La elegida fue la Carrera Proniño.

He escogido esa carrera porque tiene una modalidad de 3Km que me viene bien por dos motivos: no me atrevo todavía con los 10Km (estoy corriendo entre 5 y 8 para entrenar y se me hace muy duro) y es una distancia muy cómoda para llevarme a la familia a correr. Y así ha sido. Hemos ido a correrla mi hermana, mi cuñado, mi chica y yo.

dorsal

La marca en esta ocasión era lo de menos. Lo importante ha sido acabar la carrera juntos. Para ello hemos tenido que adaptar el ritmo al de las chicas, que están menos acostumbradas a correr, sobre todo mi hermana. Pero a mí tampoco me ha venido mal ir despacito, para ir fortaleciendo el tobillo.

Como digo, quiero felicitarlas a ambas por su tesón para pegarse el madrugón el domingo y completar el recorrido. En el vídeo se nos puede ver llegar por la parte derecha de la pantalla, antes de Chema Martínez.

Para los chicos, nuestra próxima carrera será la Norte-Sur, nuevamente de 10Km, pero con un recorrido cuesta abajo que se hará (creo) bastante llevadero.

PD: A modo de anécdota, dejo enlazada la clasificación.