viernes, 25 de noviembre de 2011

Lecturas: Steve Jobs

Probablemente sea el libro de moda, al menos entre el sector más geek de la población. El mes pasado, la muerte de Steve Jobs fue un acontecimiento informativo de primer nivel. Y, en este momento tan oportuno, se ha publicado su biografía, que seguramente se convertirá en un éxito de ventas.

  • Autor: Walter Isaacson
  • Año: 2011
  • ISBN: 84-999-2118-1

Normalmente no soy mucho de leer novedades. Suelo ir a mi ritmo, como con los videojuegos, con varios años de retraso. Y más en el caso de los libros, que no pasan de moda. También creo que es la primera vez que leo una biografía. Quizás, también había algo de curiosidad por saber qué motivaba a Jobs a ser tan polémico y a su compañía, Apple, a practicar la política empresarial que la caracteriza.

Como es obvio, el libro hace un repaso de la vida de Steve Jobs, desde que fue adoptado hasta sus renuncia al frente de Apple. Las anécdotas clásicas, como que engañó a su mejor amigo Steve Wozniak cuando recibió un encargo de Atari para simplificar el diseño de una placa de videojuegos, cuando ambos crearon el primer ordenador Apple (bueno, Woz lo creó y Steve se encargó de venderlo), cuando le echaron de su propia compañía y fundó NeXT, su incorporación a Pixar, la vuelta a Apple o sus famosas keynotes. Sin embargo, el mayor interés es intentar comprender cuál era la personalidad de Jobs, poder atisbar los motivos por los cuales se comportaba como lo hacía, y por qué dirigía su empresa como lo hacía.

Estando en el puesto más alto de dirección, siempre cuidaba los detalles. Y no le importaba retrasar un lanzamiento o invertir más recursos si con ello conseguía que el producto quedaba como él lo había imaginado. Esto, desde luego, también tiene sus consecuencias negativas en el trato con los demás.

Después de leer el libro puedes llegar a entender un poco mejor su obsesión por el control, y por qué los productos de Apple son sistemas cerrados en los que todo está controlado. A mi juicio, eso les permite crear productos con una usabilidad tremenda, como el iPod o el iPhone. Sin embargo, paradójicamente, en mi opinión personal el éxito del iPod, que fue lo que salvó a la compañía en su peor momento, se basó en dos aspectos ajenos a la cultura de Apple: la compatibilidad con Windows y permitir a los usuarios que instalaran en sus iPods canciones que no habían comprado en la tienda iTunes. Si Jobs se hubiera salido con la suya, no sé si dispositivos posteriores, como el iPhone o el iPad hubieran visto la luz.

En cualquier caso, recomiendo la lectura de la biografía a todo aquel que esté interesado en este mundillo. La lectura es muy amena y se le hará corta. Yo lo leí en el iPad.