Desde siempre me han gustado los juegos de conducción. Bueno, es que me gusta conducir. Pero eso sí, las carreritas las dejo para los circuitos, los que me conocen saben que por la carretera no soy ningún Fittipaldi, aunque es cierto que en callejeando suelo ir ligero sin exceder los límites de la prudencia.

El caso es que mi primera toma de contacto con los videojuegos domésticos fue el mítico Chequered Flag, así que parece que de casta le viene al galgo.

Uno de los géneros que se ha visto beneficiado del aumento de potencia de los ordenadores y consolas ha sido el de los simuladores de conducción. Cada vez podemos disfrutar de recreaciones a cuál más realista, especialmente en el apartado gráfico. La simulación física la dejamos para otro día, aunque también se han producido grandes avances en este aspecto.

Como bien sabréis todos, ya que nos han estado bombardeando con publicidad en los medios (como si le hiciera falta), hace escasas fechas se publicó en España Gran Turismo 4, el autodenominado The Real Driving Simulator (o sea, algo así como el simulador de conducción real). La verdad es que no es para tanto, pero el juego no está nada mal.

Yo hace tiempo que iba detrás de comprarme un volante, y he aprovechado esta oportunidad. En las jugueterías Poly, sacaron una oferta de volante Driving Force Pro + GT4 por 145€. Es bastante dinero, lo reconozco. Pero tras un par de semanas, creo que ha sido un dinero bien aprovechado.

Antes que éste ya había comprado 3 volantes: un DEXXA para PC, que conservo y que seguramente adapte a mi recreativa, un McLaren Racing Wheel de PSX/PS2, que malvendí ya que no fui capaz de sacarle partido (me resultaba muy incómodo), y un Interact Concept 4 de Dreamcast, que para jugar al MSR, Ferrari F355 y Sega Rally 2 va como la seda. Sin embargo, este volante de Logitech es otra historia.

Verdaderamente los juegos de coches no son lo mismo. Y jugar con el pad ya no tiene sentido. Es una lástima, porque este volante no es compatible con mi querida XBox, así que cuando quiera jugar a los Project Gotham tendré que hacerlo "en precario"; ésta era una de las razones para no comprarlo, pero al final se impuso el otro lado de la balanza. Y es una lástima, porque no dejo de imaginar lo que sería jugar al PGR2 a través del Live compitiendo contra otros jugadores de cualquier parte del mundo.

De momento estoy liado con el TOCA 2 y su modo historia; un juego algo más arcade que GT4, pero muy divertido, sobre todo para empezar a sacarle partido al volante. A continuación os hago una reseña de los juegos que he probado y que recomiendo encarecidamente (en orden de preferencia).

  • TOCA 2 (PS2)
  • GP4 (PC)
  • GT4 (PS2)
  • Live For Speed (PC)
  • Colin McRae 2005 (PS2)

El volante se conecta mediante el puerto USB, y es compatible tanto con la Playstation2 (para la que fue diseñado) como con el PC (previa instalación de los correspondientes controladores).

En fin, una buena forma de matar el gusanillo mientras llega la próxima cita con los colegas a los karts.