Ya hace dos años y medio que la XBox aterrizó en casa. Fue la primera consola nueva que aterrizaba por casa desde los tiempos de la Playstation.

De siempre se ha sabido que la XBox es una gran máquina para la scene y el software casero (o homebrew), pero la verdad es que nunca he puesto demasiado interés en investigar ese "lado oscuro" de la consola de Microsoft.

Hace un par de semanas, aprovechando unos días de descanso, me pasé por casa de mi amigo Miguel. Él ha llegado a la XBox hace poco, cuando ya Microsoft la da por muerta, gracias a una oferta en una cadena de tiendas de informática. Cuando la compró, ya tenía claro que la iba a "desproteger", para poder usar todo tipo de software, no sólo los juegos originales (de los que también tiene un cerro pillados en saldos y ofertas). El caso es que la desprotegió usando un exploit que anda por Internet, y le fue bastante bien (lo hizo hasta 3 veces, la última para instalar un disco duro grande).

Total, que allí me planté yo con mi XBox dispuesto a hacer el mismo apaño (por resumir un poco, se trata básicamente de encender la consola, para que su sistema operativo desbloquee el disco duro y, una vez hecho, sin apagarla, desconectar el disco y enchufarlo al PC para proceder a instalar el exploit):

Pero mi suerte fue adversa aquél día. Algo falló en el procedimiento y el disco duro murió: error 07. Me fui a casa hecho polvo, con la sensación de haber perdido la mañana y, por qué no decirlo, la inocencia... Mi querida XBox estaba muerta.

Cuando ya estaba buscando ofertas para comprar una nueva, Internet viene en nuestra ayuda o, mejor dicho, fui a buscar ayuda a Internet. Al parecer había una solución, un santo grial que me permitiría revivir mi consola. El famoso chip.

Así que, tras unas cuantas jornadas de duda entre qué modelo comprar, una tarde-noche de sudores fríos intentando soldar los cuatro míseros cables que lleva y el disco duro original de la consola de Miguel, por fin he recuperado mi XBox. Y, no sólo la he recuperado, sino que viene cargadita de sorpresas: un nuevo dashboard, el XBox Media Center, emuladores, juegos (ese Kobo Deluxe), etc. Es como tener toda mi colección de consolas en una sola caja (algo grande, eso sí).

Acabo de descubrir un nuevo mundo. Ahora la espera hasta que llegue Wii se me va a hacer mucho más corta.