Leo en el blog de Manuel Sagra, al que me estoy aficionando últimamente, un post en el que recopila versiones de películas reducidas a una duración ridícula de 5 segundos.

Algunas son desternillantes, como las de Regreso al Futuro, o un buen resumen, como las de Star Wars. Las del Señor de los Anillos no me han gustado mucho.