Como comenté hace tiempo, una de las cosas que hice para intentar mejorar mi inglés fue comprar un libro en "versión original". Ya ha pasado un tiempo desde que terminé de leerlo (de hecho he leído un par de ellos o tres más desde entonces).

Su autor es Paul Sussman. Para el que quiera leerlo en castellano, el título traducido es "El Guardián de los Arcanos". Lo recomiendo al que le gusten este tipo de novelas. Dentro de la temática, es bastante buena.

Tras una introducción localizada en la época de los romanos, la trama, que comienza con el hallazgo del cadáver de un anciano y un misterioso manuscrito, se divide en tres hilos, los protagonizados por un detective egipcio, un policía israelí y una periodista palestina. Para variar, esta vez, el objeto codiciado no es el Grial, sino el Menorah, la lámpara sagrada judía.

Lo mejor de la novela no es sólo el argumento (que tiene algún giro interesante), sino el trasfondo sobre el que transcurre: amén de las clásicas apariciones de los nazis, se centra en el actual conflicto judeo-palestino. No quiero desvelar nada del argumento, pero alguna de las ideas que se plantean no son para nada descabelladas. ¿Dónde está la solución de este problema que parece irresoluble?

Por último, leer el libro en inglés (con mis limitaciones en cuanto al dominio del idioma) seguramente me ha impedido disfrutar de todos los detalles, especialmente de las descripciones. No obstante, creo que no se me ha llegado a escapar nada de la trama principal ni de las ideas que subyacen y que el autor ha querido compartir con sus lectores.