Llevo ya unas semanas con el iPod y, poco a poco, ya le voy cogiendo el hilo. Sobre todo a iTunes. Ya había usado la aplicación con anterioridad, principalmente para escuchar las emisoras de radio por Internet, pero no había trasteado demasiado con la biblioteca de música y sus posibilidades.

Lo primero que tengo que hacer es digitalizar toda la pila de CDs que tengo (bastantes originales, todo hay que decirlo). Sí, soy de los que, todavía, compra algún CD de música. Aunque los he que adquirido últimamente sí habían pasado por el ordenador, tengo mucho trabajo en este sentido. Para pasarlos a MP3, emplearé el propio iTunes o bien CDex, un programa que llevo años usando y que me gusta cómo funciona.

La biblioteca de música la tengo almacenada en un disco duro externo que está conectado a un servidor y compartido por red. De esa forma puedo acceder desde el ordenador, desde el portátil (donde tengo el iTunes con el que sincronizo el iPod) y desde la XBox. También puedo enchufar el propio iPod a los altavoces de mi escritorio o a la cadena del salón (por no hablar del radiocassette del coche). Así que voy bien servido.

Lo siguiente será buscar las carátulas de todos los discos de la biblioteca. Esto ya es manía personal, porque no es para nada necesario. Pero mola, es un punto (más) de pijerío. Aquí, el buscador de imágenes de Google es mi amigo.

El tema de digitalizar los CDs lo puedo ir haciendo mientras estoy en el ordenador con otras cosas. Lo de las carátulas requiere más atención, pero bueno, es como ir añadiendo las piezas a un puzzle. No hay prisa. Algún día lo terminaré