Es el juego con el que venía la Playstation 3, y uno de los causantes de mi interés por la consola.

Gráficamente el juego es bastante impactante, y jugarlo con volante es una experiencia muy gratificante. Bajo mi punto de vista, la simulación está bastante bien conseguida (sin olvidarnos de que se trata de un juego) en cuanto a la conducción. Como es de dominio público, no hay representación visual de daños en los coches después de las colisiones, ni repercute en el rendimiento de los mismos. Tan solo seremos penalizados con una limitación transitoria de la velocidad de nuestro vehículo.

Disponemos de 6 circuitos (con algunas variantes) y un buen puñado de coches para ir comprando, desde el asequible (y ya clásico de los juegos de consola) Mini Cooper al espectacular Ferrari F1 2007 (una ganga disponible por 2000000 de créditos).

La mecánica del juego es muy sencilla, consiste en ir superando pruebas para obtener los diferentes carnets, C, B, A y S. A la vez, podremos ir acumulando créditos para adquirir vehículos nuevos. También podremos competir contra el crono en cualquiera de los circuitos, pudiendo cotejar nuestros resultados con los del resto de jugadores en Internet.

Merece la pena hacer una mención especial a la música. Temas tranquilos, "jazzísticos", para los menús, y música más movida durante las carreras.

El juego, como tal, se entiende como un aperitivo de la versión completa de Gran Turismo 5, que parece que se publicará en 2010. No obstante, tiene una característica que lo hace más apetecible, que es el juego online. Existe la posibilidad de competir en carreras contra un máximo de 15 rivales, o bien de competir contra el reloj en un ranking mundial por ver cuál es el piloto más rápido.

El principal problema que tiene el juego online es que las pruebas están predeterminadas, no se pueden crear salas en las que configurar la carrera o invitar a amigos. Tampoco se puede expulsar a los jugadores molestos (y los hay, porque la gente tiene la fea costumbre de no conducir con cuidado, entrar en las curvas sin frenar y cerrar la trayectoria del que va a adelantar limpiamente. Aun así, es bastante divertido, y un subidón de adrenalina cada vez que se consigue ganar una carrera ajustada.

Actualmente el único reto que me queda es completar todas las pruebas con la medalla de oro y seguir acumulando créditos para comprar los coches que me faltan. En cuanto al online, el problema es que las pruebas que hay actualmente propuestas son un poco sosas, y en las contrarreloj no se acumulan créditos. Esperemos que lancen pronto alguna mejora para poder competir con amigos, y así ahorrarnos el concurso de los típicos jugadores que te embisten a las primeras de cambio.

Como una imagen vale más que mil palabras, a continuación os muestro un par de vídeos jugando online en los que, de rebote, se muestra lo "bien" que conduzco:

Hay que ver cómo se las gastan los contrincantes... Eso sí, cuando alguien incurre en alguna ilegalidad (como chocar contra las protecciones, contra otros vehículos o atajar las curvas) es penalizado limitándosele la velocidad, y aparece "semitransparente".

No he hablado de Gran Turismo TV, la funcionalidad de vídeos descargables que trae el juego, porque apenas he tenido tiempo de verlos. Por otro lado, parece que la gente de Poliphony va a ir actualizando el juego con nuevas mejoras y características, lo que hará más llevadera la espera hasta la versión definitiva, presumiblemente dentro de un par de años.