Phoenix Wright es un abogado novato encargado de una tarea tan noble como defender a gente que ha sido acusada injustamente de delitos que no ha cometido. Su trabajo consiste en examinar las pruebas presentadas, interrogar a los testigos y probar la inocencia de sus clientes.

Primeras impresiones

Nosotros tomaremos el papel de Phoenix en esta "aventura de abogados". El juego no se limita sólo a la acción durante los juicios, en los que tendremos que escuchar (leer en este caso) atentamente todos los testimonios, consultando las pruebas archivadas para revelar agujeros en los mismos que los echen por tierra. También visitaremos la escena del crimen, en la que tendremos que interrogar a testigos, hablar con la policía y buscar pruebas que nos ayuden a conseguir nuestro objetivo, que no es otro que demostrar la inocencia de nuestro cliente.

La historia comienza en el primer juicio de Phoenix, en el que tendrá que defender a un amigo acusado injustamente de un asesinato que no cometió. Este primer acto servirá para que nos familiaricemos, por un lado, con la mecánica del juego (presentación de pruebas y testimonios y búsqueda de contradicciones en los mismos) y, por el otro, con la jerga habitual del mundo de las leyes y los abogados.

En el resto de casos a los que nos enfrentaremos, no nos limitaremos al juicio, sino que tendremos que buscar pistas en diferentes escenarios que nos permitan demostrar nuestras teorías o, más concretamente, desmontar las del fiscal de turno. La historia no se limita a una sucesión de casos. Toda la trama está más o menos interconectada y nos enganchará, invitándonos a seguir adelante.

Gráficos

Los gráficos son simples animaciones colocadas sobre fondos prácticamente estáticos. Resultan claros y funcionales. Son bonitos, siempre que nos guste la estética manga. Lo que está claro es que no exprimen ni un ápice la potencia gráfica de la consola. Podrían ser más elaborados, especialmente en cuanto a las animaciones de los personajes se refiere, aunque la verdad es que tampoco necesitamos más para poder disfrutar del juego como tal.

Sonido

La música se va adaptando a los distintos momentos de la trama. Por ejemplo, durante los juicios, pasaremos de una melodía más o menos tranquila a otros ritmos más movidos conforme vayamos destapando las contradicciones en los testimonos de los testigos, y estos los vayan corrigiendo una y otra vez. Por otro lado, los efectos de sonido son simplemente correctos, salpicados por algunas (pocas) voces digitalizadas. Un apartado bastante discreto en esta ocasión.

Jugabilidad

Estamos ante uno de esos juegos en los que el manual de instrucciones está de más. Con el lápiz en la mano nos introduciremos en la acción de forma totalmente intuitiva. Es más, incluso en algunos momentos podremos dar, a través del micrófono de la consola (pulsando previamente el botón Y), órdenes como "hold it" (espera un momento, para pedir explicaciones al fiscal o a algún testigo), "objection" (el famoso "protesto, señoría") o "take that" (cuando entreguemos algún objeto a alguien).

La mayor parte del tiempo la pasaremos leyendo los diálogos. El resto de acciones (seleccionar posibles respuestas, buscar pistas o consultar las pruebas presentadas) las efectuaremos de forma muy natural mediante la pantalla táctil.

Una característica que se agradece siempre en un título para una consola portátil (y de la que muchos adolecen, por desgracia) es la posibilidad de guardar la partida en cualquier momento que deseemos. Esto permite que podamos dedicarle al juego exactamente el tiempo que queramos, desde unos pocos minutos hasta sesiones maratonianas de varias horas. El único problema es que sólo contamos con un espacio donde guardar la partida, con lo cual no es factible que varios jugadores puedan disfrutar de la aventura a la vez (pero cada uno conservando sus propios avances).

Vida del juego

El juego tiene una duración respetable, dependiente básicamente de nuestra velocidad de lectura. Desafortunadamente, una vez que hayamos completado todos los casos y hayamos sido partícipes de toda la historia, rejugarlo no tiene mucho sentido. Pero, a fin de cuentas, es el mismo defecto que poseen todos los juegos de aventuras. Una vez que has descubierto todos los secretos del argumento, pierden el interés que nos mantuvo enganchados a la pantalla.

Dificultad

El juego es bastante sencillo. De hecho, hemos probado a responder mal a algunas preguntas a propósito y el diálogo toma un giro para darnos otra oportunidad en la respuesta, hasta que demos la correcta. En cualquier caso, al tratarse de diálogos circunscritos a dos o tres posibles respuestas, junto con los escenarios limitados donde podemos investigar, hacen que, por muy torpes que nos sintamos, a fuerza de ensayo y error (incluso teniendo un número de errores limitado) logremos avanzar sin demasiadas complicaciones.

Conclusión

Phoenix Wright es un título que recuerda a clásicos de las aventuras "point & click" como Fascination, por decir un ejemplo. Juegos en los que el apartado técnico no es lo primordial, sino que destacan por la trama que se nos presenta y los retos que tendremos que superar en forma de enigmas. Si bien no supone un escollo insalvable para nuestra capacidad intelectual, sí que llamará la atención de los relatos policíacos de investigación e intriga. No obstante, no nos engañemos, no llegan a la altura del clásico que hemos citado.

Lo que está claro es que es un tipo de juego ideal para ser disfrutado en una plataforma portátil como Nintendo DS. Cualquier momento es bueno para abrir la consola, desenfundar el lápiz y poner patas arriba el testimonio de ese testigo que está mintiendo descaradamente. El hecho de poder guardar los progresos en cualquier momento es crucial. Es como ese libro que vas leyendo a ratos en el metro o autobús, mientras vas a estudiar o al trabajo. En ocasiones estás deseando que llegue el viaje de vuelta para seguir avanzando en la trama un poquito más.

En el apartado técnico, se nota la herencia de ser una recreación de un juego que apareció en Japón para Gameboy Advance allá por el año 2001 (titulado Gyakuten Saiban). El uso de la pantalla táctil y el micrófono se ve potenciado, sobre todo, en el último episodio, exclusivo de esta versión.

Al parecer hay intenciones de lanzar este juego en España, aunque todavía no se ha confirmado la fecha. Será una buena noticia contar con un título que se sale un poco de lo habitual en el catálogo de juegos que podemos ver por aquí. Más a largo plazo, hay planeada una secuela que aparecerá, si nuestra información es correcta, en Estados Unidos en 2007.

Puntuación

  • Sonido: 7/10
  • Gráficos: 7/10
  • Jugabilidad: 9/10
  • Vida: 6/10
  • Dificultad: 5/10
  • Total: 6,8/10

Este análisis fue publicado originalmente en plastico.tv el 31.05.2006.