Las posibilidades de la Nintendo DS, especialmente en cuanto a su interfaz (doble pantalla, lapiz tactil y micrófono), siempre nos hacen concebir esperanzas de ir encontrandonos juegos sorprendentes.

Pero, sin lugar a dudas, esta obra del artista multimedia japonis Toshio Iwai es el cartucho mas extraño que hemos tenido ocasión de analizar hasta la fecha.

Electroplankton es un juego musical. Pero no es el clásico juego en el que hay que seguir el ritmo bailando, tocando unas congas o una guitarra (por citar ejemplos bien conocidos). Ni siquiera hay una voluntad competitiva en él. Si tuviéramos que describirlo en pocas palabras, es algo así como un "sintetizador musical virtual". El concepto del juego se basa en unos simpáticos especimenes de plancton, que tienen la peculiar característica de que son capaces de emitir distintos sonidos. Nuestro papel consistirá en interactuar con el plancton para, indirectamente, crear música.

Encontraremos dos modos de juego. El modo "publico" es una demostración en la que podremos ver las posibilidades que nos ofrece el juego, o bien simplemente ponernos los cascos y relajarnos con los sonidos emitidos por la consola. El concierto comenzara con un tipo de plancton aleatorio, y podremos ir pasando de uno a otro mediante los botones L y R. También podremos modificar la velocidad de la música usando los botones izquierda y derecha de la cruceta. Por ultimo, daremos por concluida la actuación pulsando el botón B. Estos mismos controles nos servirán la mayor parte de las veces cuando seamos nosotros los que estemos creando la música.

En el modo "actuación" seremos los artífices de la música. Nos comunicaremos con el plancton, según sea su tipo, usando el lápiz táctil o el micrófono. A continuación vamos a describir los diez tipos de plancton que tendremos a nuestra disposición (los mismos de los que podemos disfrutar en el modo de demostración) y cómo debemos interactuar con ellos para generar sonidos:

Tracy.

En la parte inferior de la pantalla tendremos a nuestra disposición seis plánctones diferentes. Podemos ordenarles que se muevan marcándoles una trayectoria con el lápiz táctil. Al moverse, cada uno de ellos generara un sonido diferente. Según la dirección de la trayectoria la música se hará mas aguda o grave.

Hanenbow.

En la pantalla encontraremos un estanque de plánctones. Estos, al ser disparados, van a rebotar contra las hojas de un alga, emitiendo sonidos diversos. Podemos modificar el ángulo, la cadencia de lanzamiento y la posición de las hojas, para conseguir componer melodías variadas.

Lumnaria.

Disponemos de cuatro especimenes que irán avanzando en la dirección indicada por las flechas ubicadas en una cuadrícula. Moviendo las flechas conseguiremos establecer nuevos caminos (y melodías).

Sun-Animalcule.

Iremos colocando huevas de plancton que, a lo largo de su efímera vida, irán emitiendo luz y sonido. Según dónde y con qué rapidez las ubiquemos, obtendremos unas u otras melodías.

Rec-Rec.

Estos cuatro plánctones se comportan como una especie de "tracker". Cada uno de ellos, según los seleccionemos, muestreara el sonido que le llegue por el micrófono de la consola y lo ira reproduciendo en una secuencia sin fin (hasta que decidamos sustituirlo por otro sonido).

Para los neófitos, un "tracker" es, en pocas palabras, un programa que permite grabar varias pistas de sonido simultaneas, con una duración fija y que se van repitiendo indefinidamente.

Nanocarp.

Este ejército de plánctones responde a estímulos sonoros a través del micrófono. También es posible, usando la cruceta, enviar olas en los cuatro sentidos diferentes, que estimularan a los bichitos y los harán sonar.

Lumiloop.

Se nos presentan varios plánctones con forma circular. Hay que hacerlos girar usando el stylus, de forma que comiencen a emitir envolventes y enigmáticos tonos sonoros.

Marine-Snow.

Estos plánctones son como pequeños copos de nieve, que emiten sonidos al tocarlos. Es posible cambiar el tipo de sonido mediante el botón select. Según vayamos intercambiando sus posiciones, escucharemos progresiones que van del grave al agudo, en las siete notas musicales.

Beatnes.

Nuevamente estamos ante un tracker. Hay 5 plánctones y varias melodías de base. Tocando los plánctones crearemos nuevas melodías que se repetirán cíclicamente hasta el infinito. Con el botón select cambiaremos la base rítmica y, con la cruceta, la velocidad de reproducción.

Volvoice.

Graba nuestra voz o cualquier sonido que capte mediante el micrófono y es capaz de distorsionarlo de 16 formas distintas, según el plancton que seleccionemos.

Gráficos

Lo justo para representar a los minúsculos pececillos en acción en su entorno marino, y muy en línea de la estética de la demoscene, usando tonalidades vivas y gradientes de colores. Tampoco es necesario mas. Cumplen con su cometido a la perfección y lucen especialmente vistosos en las pantallas de las nuevas DS Lite.

Tenemos que hacer une mención especial al diseño del manual de instrucciones, salpicado con ilustraciones y detalles divertidos.

Sonido

Si no estamos en un lugar silencioso, es preferible usar los auriculares para poder captar todos los matices. Desde luego que el sonido es la parte fuerte de Electroplankton. La ambientación envolvente es todo un placer para nuestros modos. Por supuesto, sin perder de vista hasta dónde puede llegar la Nintendo DS (tampoco tenemos a una orquesta filarmónica a nuestra disposición).

Jugabilidad

"Hasta un adulto poco habituado a los videojuegos" será capaz de hacerse con los mandos en muy poco tiempo. Las indicaciones que se nos dan al seleccionar cada tipo de plancton son suficientes para poder sacarle todo el sonido a cada especie. Quizás Nanocarp es un poco mas complicado. Pero básicamente todo se limita a trazar líneas con el lápiz táctil y dar palmas, hablar o hacer cualquier otro sonido que queramos que sea recogido por el micrófono de la consola.

Vida del juego

El juego es lo que es: los 10 tipos diferentes de plancton y el modo "público". La única variedad que encontraremos aparte de esto será nuestra propia inspiración. Si no somos una persona muy creativa, probablemente nos aburramos pronto, y Electroplankton acabara en el fondo del cajón en poco tiempo.

Tampoco es un titulo para estar horas y horas con él de una tacada. Como viene siendo habitual con los juegos de la línea "Touch Generations" de Nintendo, es mas para dedicarle un ratito de vez en cuando que estar horas y horas enganchado a la consola.

Dificultad

Hablar de dificultad en este cartucho no tiene sentido. Si acaso podemos comentar que el manejo es totalmente intuitivo. Y, por si tuviéramos alguna duda, en el manual de instrucciones esta todo perfectamente detallado.

Conclusión

Al final nos queda la impresión de haber probado una demostración técnica y conceptual, que rompe con todo lo que se ha hecho hasta ahora (al menos para Nintendo DS), pero que ni mucho menos merece la pena por los 40 euros que cuesta. Además, la edición europea ha perdido en el proceso de importación la caja y los cascos de regalo que vienen en la versión nipona. Quizás a un precio mas asequible, o de regalo con la consola, o con otro juego (o una revista) será mas adecuado. Pero lo que parece claro es que, no siendo un juego "como los demás", no tiene sentido darle el mismo trato en cuanto a su distribución.

Desde luego que es un cartucho que, o te enamora, o acaba olvidado a los 10 minutos de estar con él. Encima tiene el handicap de no poder guardar nuestras "composiciones", lo que imposibilita poder demostrar nuestras dotes artísticas a los colegas, ni siquiera deleitarnos nosotros mismos con alguna melodía especialmente lúcida que hayamos sido capaces de llevar a cabo. También se echa en falta poder combinar los distintos tipos de plancton para crear ambientes sonoros mas complejos (aunque interactuar con algunas de las especies ya es bastante complicado a priori).

Eso sí, es muy de agradecer que Nintendo se arriesgue a traer a Europa cartuchos como este Electroplankton, ya que, por regla general, los títulos que no se ajustan a la "mentalidad occidental" no suelen salir de Japón, lo cual nos ha dificultado en el pasado el acceso a auténticas obras maestras. Creemos que en esta ocasión puede que hayan errado el tiro, pero es evidente que no ha sido así en casos como Brain Training o Trauma Center.

Ficha técnica

PlataformaNintendo DS
ManualCastellano
TextosCastellano
RecomendadoNo
Lanzamiento5 julio 2006
Precio39.99 €

Puntuación

  • Sonido: 8/10
  • Gráficos: 7/10
  • Jugabilidad: 7/10
  • Vida: 6/10
  • Dificultad: 5/10
  • Total: 6,6/10

Este análisis fue publicado originalmente en plastico.tv el 20.07.2006.