Hacía tiempo que tenía pendiente jugar y completar este juego. No es un título que comprara en el momento de su lanzamiento en 2010. Y, aunque lo adquirí de segunda mano a un precio muy razonable (bueno, de hecho fue un regalo, pero el precio era bajo) hace dos años, no ha sido hasta ahora que me he puesto con él.

El resumen rápido podría ser que Red Dead Redemption es un "GTA en el oeste". La verdad es que es la idea preconcebida que tenía de él antes de jugarlo. Esa idea ha cambiado después de haberlo completado. No es un cambio radical pero sí que hay que matizarla mucho.

Red Dead Redemption

Tanto la estructura narrativa como la mecánica jugable es muy similar a Grand Theft Auto. Es un juego medianamente largo en el que se nos cuenta la historia del protagonista, John Marston, que evolucionará en la medida en que irá conociendo a diferentes personajes con los que entablará diferentes tipos de relación, se verá envuelto en situaciones en las que no le gustaría estar y estará obligado a realizar acciones que no le gustaría hacer.

La comparación con GTA es inevitable. Teniendo en cuenta que la base es la misma, vayamos a centrarnos en las diferencias. No es lo mismo conducir un coche que montar a caballo. Las persecuciones de coches son mucho más divertidas, ya que dan lugar a más diversidad de situaciones. Por no hablar de que en los últimos GTA ya podemos pilotar otro tipo de vehículos, como motos, helicópteros e, incluso, aviones.

El escenario de RDR es el inmenso oeste norteamericano. Hay un puñado de pueblos desperdigados aquí y allá, pero la mayoría de él está vacío, por entendernos. Además de las misiones principales, no hay mucho más que hacer. Una de las actividades secundarias consiste en cazar y despellejar animales, para luego vender sus pieles y obtener otros objetos a cambio. Esto ya lo he visto en Assassin's Creed III, que es posterior pero yo lo jugué antes. Pongo este ejemplo de actividad secundaria pero hay unas cuantas más. El problema es que no es necesario realizar ninguna de ellas para poder completar el juego, lo cual no es un problema en sí mismo pero denota que están de relleno.

También tiene un modo multijugador que no he llegado a probar. Pero entiendo que no irá más allá de pegarse unos buenos tiroteos con los colegas. El sistema de coberturas, apuntado, selección de arma y demás es de sobra conocido.

Técnicamente el motor del juego funciona bastante bien, aunque si hacemos un poco el cabra con el personaje a pie o montado a caballo, podemos dar lugar a situaciones un poco extrañas. Lógicamente, el motor lo han ido puliendo y la versión de GTA V funciona bastante mejor.

Como es costumbre, no tengo intención de desvelar nada de la trama. Que, por otra parte, seguramente ya será suficientemente conocida, dada la antigüedad del título. Pero sí que me gustaría comentar que el argumento se me ha hecho muy pesado, sobre todo al principio, incluso habiendo llegado a plantearme si me apetecía seguir o dejarlo para otro momento. Sin embargo, la historia va ganando ritmo (demasiado tarde para mi gusto) conforme se acerca el desenlace de los acontecimientos. Desenlace al que, por cierto, nos enfrentamos de una manera un poco diferente de lo que suele ser habitual y que, he de reconocer, me ha gustado bastante.

En resumen, un buen sandbox en el que, para mi gusto, el escenario es demasiado amplio y los elementos secundarios carentes de interés por perder tiempo con ellos, salvo por un mero interés completista. Viendo que tiene un 95 en Metacritic, se me antoja un poco sobrevalorado. Pero, insisto, eso no quiere decir que sea un mal juego. Está bastante por encima de la media. Lo que ocurre es que, de Rockstar, uno espera siempre la excelencia a todos los niveles.