Han pasado doce meses desde que los Reyes Magos me obsequiaron con las Playstation VR. Aunque en su momento compartí unas primeras impresiones, es ahora cuando puedo reflexionar con perspectiva sobre si se han cumplido o no las expectativas que tenía sobre ellas.

Y el hecho es que se han cumplido... en parte. Las gafas como tales son lo que pude experimentar tanto en la prueba que hice como en las primeras sesiones en casa. En ese sentido no ha habido sorpresas, ni positivas ni negativas. Una vez que las usas varias veces no son demasiado incómodas, ni tan siquiera en verano (con el calor). Quizás lo único el cable que llevan que, al ser bastante ancho y un poco pesado, tira para abajo, lo que a veces molesta un poco. La sensación de mareo tras acostumbrarse a su uso se va mitigando progresivamente, aunque depende mucho de cada juego. En cualquier caso, después de aproximadamente una hora de uso empiezas a sentir cansancio, y en ese momento lo mejor es parar.

Playstation VR
Playstation VR

La mayoría de los juegos permite que, dejando apretado el botón 'Options' del mando durante unos instante, se recalibre nuestra posición respecto al mundo virtual, lo cual es muy necesario ya que, una vez empezamos a jugar, la cámara registra nuestra posición y la transmite al juego. Y a veces necesitaremos movernos o cambiar de posición sin que ello afecte.

Algunos juegos necesitan que usemos los 'Move Controllers' para manejarlos. Afortunadamente en mi caso, ya los tenía de los tiempos de la Playstation 3. Si no, habrá que tener en cuenta que será un desembolso adicional para poder disfrutar de la experiencia.

Hace algunos meses que renové la consola por la PS4 Pro. Aunque algunos juegos aprovechan el extra de potencia de cálculo, no hay ninguno en el que se demuestre un salto cualitativo en calidad gráfica, al menos que se aprecie de manera relevante. Por otra parte, de lo más destacado del catálogo a día de hoy, me falta por probar Farpoint (pero es que son 70 eurazos como poco, ya que viene con su propia pistola) y Resident Evil 7, que dudo si llegaré a probarlo algún día (más adelante veréis por qué).

Como montar el tinglado lleva un rato, las tengo permanentemente conectadas en el cuarto donde tengo la consola. Eso me permite que no dé pereza echar una partida rápida, ya que es ponérmelas y listo. También es la manera de usarlas con los juegos de conducción, ya que es en esa mesa donde tengo puesto el volante. Por desgracia, la habitación no es demasiado grande, lo que resulta un problema para jugar a algunos títulos, como veremos más adelante. Por último, comentar también que las uso con mis propias gafas puestas y que, en ese sentido, el casco es bastante cómodo. Hay que limpiar las lentes con asiduidad porque se suelen manchar con la propia grasa de nuestra piel.

Vamos pues a repasar título por título, y en orden, lo que he ido catando durante todos estos meses.

Driveclub VR

Me lo trajeron los Reyes junto con las gafas. Fue su prueba la que me impulsó a querer tener unas Playstation VR y es, de largo, el juego de realidad virtual al que más horas he echado. Aunque el bajón gráfico respecto a la versión "normal" es evidente, la sensación de inmersión es muy buena. Pasadas las primeras sesiones de adaptación, apenas me mareo jugando y el nivel de cansancio es moderado.

Driveclub VR
Driveclub VR

Es un juego puramente VR al que no se puede jugar sin las gafas. He probado a jugar con el mando, por curiosidad, y la sensación de mareo es mayor que jugando con volante, donde es prácticamente inexistente salvo que detengamos el coche de forma brusca, hagamos un trompo o tengamos un accidente.

Una vez que estamos ubicados en el asiento del conductor, y antes de empezar la prueba, podemos corregir nuestra posición usando los botones de la cruceta del mando o volante. Todo un acierto.

Si te gustan los juegos de coches éste es un título imprescindible. Eso sí, no es un simulador, así que no esperes una sensación de conducción muy realista. También tiene modo online donde podremos correr contra otros usuarios. El problema es que, una vez que pruebas, GT Sport, está un peldaño por debajo.

Star Wars Battlefront VR Mission

El sueño de todo niño de finales de los 70 y los 80: pilotar una nave X-Wing. Se trata de una experiencia de apenas media hora en la que tomamos parte en una única misión en la que volaremos nuestra nave y combatiremos contra cazas TIE y destructores estelares.

Star Wars Battlefront VR mission
Star Wars Battlefront VR mission

Marea un poco, sobre todo al hacer ciertos movimientos. No he pilotado nunca un avión, pero imagino que la sensación puede ser similar si no estás entrenado. Por desgracia no se le ha dado continuidad ni han anunciado un juego completo basado en la franquicia Star Wars.

Dirt Rally VR

Éste fue el segundo juego que tuve para VR. Para empezar es un poco extraño, porque la primera vez que accedemos al título, el modo VR no está habilitado. Eso es porque, en ese momento, el juego aprovecha para instalarse en el disco duro de la consola (lo cual tarda un buen puñado de minutos), y sólo están disponibles unas carreras de prueba. Una vez instalado, ya sí, estaremos en disposición de activar la realidad virtual y disfrutar de todos los modos de juego.

DiRT Rally VR
DiRT Rally VR

A diferencia de Driveclub VR, la conducción es más exigente. Curiosamente, si volvemos la vista atrás (literamente, girando la cabeza quiero decir), comprobaremos con sorpresa que la mitad trasera del coche no está modelada, supongo que para ahorrar recursos y hacer el juego un poco más fluido. También comentar que, si tenemos un accidente, el área visible se reduce considerablemente para evitar la sensación de mareo que, por lo demás, es muy leve o inexistente.

Demo Kitchen Resident Evil 7 VR

He de confesar que no he tenido narices a jugar la demo completa. La primera vez que lo intenté, al poco de empezar aparece un personaje que te pone un cuchillo en la cara. En ese momento, me quité las gafas de la cabeza y apagué la consola. He vuelto a intentarlo un par de veces, pero sólo de pensarlo me pongo muy nervioso, empiezo a sudar y sentir mareos, y soy incapaz de continuar.

Resident Evil demo Kitchen
Resident Evil demo Kitchen

Es una pena porque he leído que Resident Evil 7 es una de las mejores experiencias de realidad virtual existentes. Pero teniendo en cuenta que soy un cagón y que mi amigo Miguel terminó el juego en modo "normal" y dijo que hay bastantes sustos, creo que ese juego no es para mí. De todas formas, espero volver a intentarlo y, si lo consigo, actualizaré este texto con mis impresiones (valga la redundancia).

El Ministerio del Tiempo VR

Ya había probado una aplicación que sacaron hace ya más de un año para teléfonos móviles pero que era puramente contemplativa. En este caso, podemos interactuar con los escenarios para resolver un pequeño misterio. Apenas lo he probado unos minutos, tengo pendiente ponerme a resolverlo completo.

El Ministerio del Tiempo VR
El Ministerio del Tiempo VR

Parece que se trata de un reto de "escape room". Tenemos que explorar la habitación en la que estamos encerrados para obtener pistas que nos permitan resolver un acertijo y poder salir de la misma.

La experiencia dispone de movimiento libre con el stick izquierdo, y permite girar el punto de vista con el stick derecho. No son necesarios los Move Controller. La sensación de mareo y cansancio es leve. Curiosamente, este juego no permite grabar vídeo para compartirlo.

Gran Turismo Sport VR

Mi gran esperanza y, por desgracia, mi gran decepción. En realidad, no por la calidad de la experiencia de realidad virtual en sí, que es muy buena, sino porque yo esperaba poder jugar al modo Sport y poder enfrentarme a pilotos de todo el mundo con mis Playstation VR, y esto no es así. Es más, el modo de juego VR, en el que apenas se nos permite dar dos vueltas a un circuito contra un único piloto controlado por la CPU, es tremendamente aburrido.

Gran Turismo Sport VR
Gran Turismo Sport VR

Al conducir podemos recalibrar nuestra posición usando el botón 'Options', pero no podemos ajustarla a nuestro antojo como en Driveclub VR, lo cual es un punto negativo. Eso sí, poder sentirte dentro de un coche perfectamente recreado y correr por míticos circuitos como Nurburgring Nordschleife, es una experiencia única hasta el momento (en consola). Aunque la nitidez de los gráficos, una vez más, no es la misma que la del juego normal, la inmersión (y me repito con esto) es brutal.

La sensación de mareo es inexistente, lo cual refuerza mi teoría: Una experiencia de realidad virtual en la que nuestra posición física se ajusta a lo que estamos simulando, en este caso sentados en un asiento, con un volante en las manos y pedales en los pies, hace que podamos engañar mejor a nuestro sistema cognitivo y los mareos no se produzcan. En otro tipo de juegos, en los que se representa un movimiento que ocurre mientras nosotros estamos quietos, es donde aparecen los problemas de malestar corporal, sudores, cansancio y los temidos mareos.

Star Wars Episodio VII: El Despertar De La Fuerza

No me refiero a ningún videojuego, sino de la película. A mediados de 2017, una mejora en el firmware de Playstation 4 y Playstation VR añadió la posibilidad de visualizar películas en formato BluRay 3D en las gafas.

La experiencia es muy parecida a ir al cine a una sala 3D. Cabría decir que el efecto conseguido es incluso mejor. Eso sí, cansa bastante. Tendría que sentarme en el sofá a ver una película para dictaminar si es cosa de las gafas o también de la ergonomía del asiento.

Dicho lo cual, echo en falta que se pueda disfrutar de esta manera de juegos que tengan modo de visualización en 3D, aunque igual estoy diciendo una tontería y no existe ninguno. Algunos títulos del catálogo de PS3 sí disponían de este modo, como Gran Turismo 5 o Pro Evolution Soccer 2012, por citar sólo algunos. Pero es posible que, con la pérdida de popularidad de esta tecnología, ya no se hagan juegos que la soporten.

Pinball FX2 VR

Había leído buenas críticas y decidí comprarlo en las rebajas navideñas. La verdad es que la sensación de inmersión es muy buena. Al estar de pie (o sentado) delante de la máquina de pinball, y no tener necesidad alguna de movernos, la sensación de mareo es nula, y tampoco cansa demasiado. Podemos echar unas cuantas partidas sin mayores problemas. Si en vez del mando tuviera una caja con dos botones a los lados en la que apoyarme, la inmersión sería total.

Pinball FX2 VR
Pinball FX2 VR

Más allá de eso, la cuestión es que te gusten o no las mesas que trae el juego. Si hubiera alguna manera de jugar con mesas a voluntad (a mí me encanta el pinball de Indiana Jones), sería perfecto. Estaría genial que hubieran implementado poder mover la mesa agitando el mando DualShock 4, pero también entiendo que podría ser un poco complicado, ya que el mando lo estamos sosteniendo en el aire con nuestras manos y podría interpretar como tales movimientos que no lo son.

The Last Guardian VR

Se trata de una experiencia de apenas unos minutos que pretende mostrar cómo sería el juego The Last Guardian desde una perspectiva en primera persona. Como no tengo el juego, no puedo comparar. Sólo puedo comentar que el movimiento se basa en teletransporte a puntos prefijados y que gráficamente tiene un nivel muy elevado, quizás a costa de que las posibles acciones que podemos realizar son bastante reducidas. No me ha producido sensación de mareo pero sí de fatiga visual.

The Last Guardian VR demo
The Last Guardian VR demo

Batman Arkham VR

También había leído buenas críticas de esta experiencia (porque no se puede calificar de juego completo) ambientada en el universo de Batman. Igualmente aproveché las rebajas navideñas para comprarlo a (poco más de la) mitad de precio. No voy a entrar a valorar el juego en sí, sino sólo lo que supone la experiencia de realidad virtual.

Batman Arkham VR
Batman Arkham VR

Para empezar, tuve que irme al salón para poder jugar. Este título requiere que dispongamos de bastante espacio alrededor para poder ser disfrutado, tanto de pie como sentado. Esto es así porque presupone que te tienes que ubicar a una distancia determinada de la cámara que hace seguimiento de tus movimiento, y no permite que te coloques ni más cerca ni más lejos. Y, como he dicho, con espacio libre alrededor para poder moverte e interactuar con los objetos que tienes cerca.

Esto para mí en concreto ya supone un trastorno, porque me obliga a llevarme la consola, la cámara, las Playstation VR y todos los cables desde la habitación donde suelo jugar y donde está todo más o menos instalado y colocado hasta el salón, y luego volver. Inconvenientes de no ser rico y vivir en una casa pequeña. Y aun así le di algún golpe a la lámpara del techo.

Batman Arkham VR
Batman Arkham VR

En esta ocasión es necesario también el uso de los Move Controller para poder jugar. No veremos representado nuestro cuerpo completo, pero sí que nos veremos reflejados en los espejos, así como nuestras manos y el cinturón en el que portamos nuestros gadgets. Para interactuar con los objetos del escenario tendremos que extender la mano y apretar el gatillo de los mandos. Por ello la necesidad de espacio disponible a nuestro alrededor.

El juego está en inglés, y he de decir que la lectura de subtítulos es bastante incómoda. Es un punto que se deberá trabajar para mejorar la experiencia de usuario en juegos de realidad virtual (si es que se puede mejorar de alguna forma).

Por lo demás, como no existe la posibilidad de moverte libremente, sino que te vas teletransportando de unos puntos a otros, la sensación de mareo apenas existe, aunque el cansancio sí que aparece. En mi caso, las sesiones han sido de poco más de una hora antes de parar a descansar. Por cierto, que tras un par de ellas ya he podido acceder al final del juego, si bien no lo he completado al 100%, ya que luego ofrece más actividades que puedes hacer.

Rise Of The Tomb Raider VR

La edición 20 aniversario de este juego incluye todos los DLC que se publicaron. Uno de ellos, Lazos de Sangre, se puede disfrutar también en modo VR, que ha sido lo último que he probado antes de escribir este texto. Se nos ofrecen dos formas de control, una denominada "Cómoda" en la que podemos "teletransportarnos" desde donde estamos a la ubicación que deseemos y que se encuentre dentro de nuestro rango de visión. La otra se denomina "Libre" y nos permite movernos con los stick del mando, como lo haríamos de la manera habitual.

Rise of the Tomb Raider VR
Rise of the Tomb Raider VR

La segunda forma no está disponible hasta que hemos probado la primera durante unos minutos. La verdad es que se me hacía muy raro andar teletransportándome, así que en seguida cambié al modo libre en cuanto pude. Y debo decir que marea bastante. Aquí la disociación entre lo que vemos y lo que ocurre físicamente es muy grande. Yo he probado a jugar sentado, pero es que no me atrevo a hacerlo de pie. Al movernos da la impresión de que vamos flotando cual espectro, y ni siquiera podemos contemplarnos a nosotros mismos, como sí que ocurre en otros juegos. Apenas he aguantado un cuarto de hora jugando.

En una segunda sesión de una media hora de duración el mareo ha sido un poco menor y he podido avanzar un poco en la historia. Aunque la calidad de los gráficos disminuye respecto al juego normal, como es de esperar, la sensación de inmersión es increíble. Tanto que me he tensado bastante al atravesar la bodega subterránea iluminada únicamente con la luz de la linterna (que podemos orientar con el mando DualShock 4) y los ocasionales relámpagos de la tormenta que arrecia en el exterior de la mansión. No quiero ni pensar qué se debe sentir al jugar a Resident Evil 7 en VR.

Stranger Things

Bonus track. Ya tenía escrito el texto cuando me he acordado de que tenía pendiente probar esta experiencia gratuita, que apenas dura cinco minutos y en la que podremos explorar de manera limitada pero muy inmersiva el salón de la casa de los Byers.

Stranger Things VR
Stranger Things VR

Es necesario el uso de un par de Move Controllers. Con uno manejamos la linterna y con el otro podemos teletransportarnos y responder al teléfono. No sé si es necesario responder a esta pregunta, pero no, me he hecho caquita y no he sido capaz de esperar a que el Demogorgon me diera un susto. En cuanto he visto que Will me enviaba el mensaje "RUN" a través de las luces de navidad, he salido del juego.

Conclusión

Durante este año he disfrutado de las gafas durante bastantes horas, y tras el repaso que acabamos de hacer, quedan claras dos cosas: que según el tipo de juego pueden producirse mareos más o menos acusados y que mis favoritos son los juegos de conducción. Entonces, ¿merece la pena el desembolso? Pues visto con perspectiva tengo mis dudas. El problema es que el lanzamiento de Driveclub VR coincidió con el cierre de su desarrolladora, Evolution Studios, por lo que al juego no se le ha dado ninguna continuidad. Ni siquiera se ha lanzado un parche de mejora con PS4 Pro. Por su parte, DiRT Rally VR funciona bastante bien, pero lamentablemente Codemasters no ha implementado la realidad virtual mi en la siguiente entrega de su saga de rallies ni en los juegos de Formula 1. Pero lo que me ha resultado realmente decepcionante ha sido el modo VR de Gran Turismo Sport. Tenía muchas esperanzas depositadas en ese título. Quizás pequé de ingenuo, pero lo que yo esperaba era poder disfrutar de la competición online que implementa el juego en formato realidad virtual.

Por otro lado, al menos durante las pasadas navidades, los pack de Playstation VR han visto rebajado su precio, haciéndolo algo más accesible (aunque sigue siendo un complemento caro en relación con el precio de la consola). Y no dejan de salir juegos de diferentes géneros. En mi caso, creo que está claro que esta generación de hardware no tiene la potencia suficiente para albergar el juego de coches de VR "defintivo". O, al menos, el que a mí me gustaría como mínimo.

Para terminar, os dejo un vídeo en el que he recopilado fragmentos de juegos con algunos de los títulos anteriormente mencionados.