Hace ya más de tres años y medio que dejé mi trabajo en 20minutos. Sin embargo, de alguna manera, no ha sido hasta hoy que se ha cerrado esa etapa.

Recuerdo mi primera visita a las oficinas (me resisto a llamarla “redacción”, como tienen por costumbre los periodistas) en noviembre de 2004. La ilusión por el proyecto: “tenemos un periódico que es número uno y hay que construir su web que también llegará al número uno”.

Hacía poco que había empezado este blog. Recuerdo llevar mi primer día al trabajo y ver los cinco servidores que iban a alojar el proyecto allí en el suelo. Se habían comprado pero había que instalarlos, configurarlos y llevarlos a su ubicación, que iba a ser en Acens. Para eso se contrató a un consultor, Jan Bruvoll; una de las personas brillantes con las que he tenido el lujo de trabajar estos años. Brillante, sí, pero un poco temerario (o demasiado seguro de sí mismo). El día de la salida se me puso a compilar el PHP (usábamos una distribución Gentoo).

Recuerdo el ambiente pre-navideño de ese diciembre de 2004. A la semana o dos de estar allí me puse malo del estómago. Menuda imagen para ser “el nuevo”. Por ello me perdí la primera cena de navidad de la empresa.

La redacción eran solo cuatro personas: Ricardo Villa (el director), Vanesa Rodríguez, Clara Hernández y Amanda Heredia. Nuestro diseñador era Ismael Viejo, otro excelente compañero con el que, por desgracia, he trabajado menos tiempo del que me gustaría. El equipo técnico era... yo, con el apoyo de mi jefe y el de Jan en la parte de sistemas.

Los primeros días iba armado con mi cuaderno y mi Pilot, me sentaba con Ricardo y me contaba cómo quería que fuera la nueva web y el nuevo gestor de contenidos. Íbamos a construir todo de cero, lo que tiene ser un inconsciente y poco documentado jovenzuelo. La verdad es que en aquella época no conocía ningún framework, sabía Javascript de andar por casa (el navegador que dominaba el mercado era, si mal no recuerdo, Internet Explorer 6), de PHP orientado a objetos lo justo, y también lo justo de control de versiones. Así que lo hicimos todo a lo burro, desde cero. Ni siquiera empecé a usar un IDE hasta muchos (demasiados) años después. Pero tampoco nos equivoquemos; el ecosistema que había en aquellos días no se parecía al de hoy ni por asomo: por seguir el mismo orden, no existían ni Symfony, ni jQuery, ni Git, y PHP 5 llevaba solo un puñado de meses disponible.

Uno de los muchos —de hecho el primero— cuadernos de notas que llené durante aquellos años

Lo increíble de todo aquello es que, tras decidir con qué funcionalidades íbamos a salir, el 1 de marzo de 2005 teníamos online la primera versión operativa de la nueva web y el nuevo gestor de contenidos. Lo pienso y no sé cómo pudimos hacerlo, pero lo hicimos.

La web de 20minutos en febrero de 2005, días antes del lanzamiento oficial

Desde luego, si tuviera que hacerlo ahora, creo que cambiaría casi todas las decisiones. Pero tampoco sería muy justo juzgar aquello con los conocimientos de ahora. Aunque sí que hubo dos o tres decisiones, tomadas por desconocimiento, de las que me estuve arrepintiendo muchos años.

Aquella primera versión tenía hasta comentarios de los usuarios. No sé si algún otro medio de comunicación admitía comentarios por entonces, yo creo que no. En cualquier caso, la mayoría de ellos eran constructivos. Nada que ver con lo que podemos encontrar ahora. Todos éramos más inocentes entonces. No os imagináis la sensación de estar de madrugada, tras haber lanzado la web, y que nos entrase un comentario pidiendo que implementásemos feeds RSS. ¡Dame feeds! ¡Quiero feeds!

Toda esta chapa viene a colación de que, aquellas líneas de código que se empezaron a gestar hace casi 15 años, alimentadas, mantenidas, arregladas, gestionadas por más de una decena de compañeros y compañeras, han quedado atrás. Hoy, el equipo de Henneo ha sustituido aquel gestor de contenidos por uno nuevo. El producto ya no es el mismo, el equipo directivo y humano tampoco. Y aquel vetusto software ya no daba más de sí.

Algunas cosas se han roto. La web de Tiempo y Temperatura ya no muestra las noticias de 20minutos
Algunas cosas se han roto. La web de Tiempo y Temperatura ya no muestra las noticias de 20minutos

No sé si volveré a escribir código que se mantenga tanto tiempo en uso por tanta gente. Pero, desde luego, con todos sus defectos y problemas, me siento muy orgulloso de haber formado parte de ese proyecto. Y, hablando de escribir, algún día debería sacar tiempo y contar las batallitas de aquellos años, antes de que se me olviden.

PS: Aun sigue online la versión de lanzamiento de Tiempo y Temperatura, una web con muchas limitaciones y que se ha quedado visualmente obsoleta, pero a la que tengo mucho cariño por lo que trabajé en ella, y que sigo consultando a diario para saber qué tiempo va a hacer en los próximos días.