Este año las vacaciones de verano están siendo muy diferentes a las de otros años por varios motivos, no sólo por la pandemia que afecta a todo el planeta. Sin embargo, una de las costumbres que intento mantener es la de leer algunos de los libros que tengo pendientes. Y uno de ellos es "Loba Negra", de Juan Gómez-Jurado, continuación de "Reina Roja", que fue el único que pude leer el año pasado.

Aunque desde hace meses tenía marcado este verano como el momento para leerlo, aún no lo tenía comprado. Por suerte, aproveché las ofertas del Día del Libro (que en este extraño 2020 se ha celebrado el 23 de julio) para adquirirlo por poco más de 4 euros. A su precio normal ya es un regalo, así que, con descuento, mucho más.

  • Autor: Juan Gómez-Jurado
  • Año: 2019
  • ISBN: 978-84-666-6661-9

Bien podría calcar la reseña que hice en su momento, porque prácticamente aplica en su totalidad. Nuevamente nos hallamos ante un relato de lectura rápida que te atrapa y te engancha de tal forma que no puedes parar de leerlo hasta terminar. Ya conocemos a los protagonistas y, de alguna forma, sentimos cierta empatía con ellos, así que estamos deseando saber qué les ocurrirá.

Seguro que más de un avispado lector es capaz de averiguar por dónde van a ir los tiros de la trama. No es mi caso, ya que prefiero no adelantar acontecimientos y disfrutar del relato. Y, por un par de detalles que no voy a desvelar porque arruinaría la sorpresa, he de admitir que me ha gustado más que la primera entrega. Nuevamente se añade una localización, la Costa del Sol, que se me hace terriblemente familiar. Si "Rey Blanco" tiene lugar en El Bierzo, tú y yo vamos a tener que hablar, Juan.

Loba Negra Loba Negra

Una vez terminado, eso sí, se me ocurren un par de reflexiones que me gustaría compartir. La primera es que el autor, como hace en todos sus libros, se ha documentado a fondo, no sólo en las localizaciones en las que transcurre la novela, sino con todo el contexto: cuerpos de policía, mafias, etc. Al menos resulta tremendamente convincente para alguien que no sea experto en la materia. Y me surge la duda de si merece la pena tal trabajo previo de investigación, o sería suficiente con inventárselo poniendo cierto grado de verosimilitud. Me pongo el ejemplo de cuando aparecen ordenadores en ciertos libros o películas; muchas veces se inventan casi todo, pero para el gran público cuela. Sólo los informáticos nos enteramos, y muchas veces nos reímos con sorna, de las falsedades o invenciones que plantean.

La segunda es que el texto está salpicado por un montón de referencias y, por qué no decirlo, "huevos de pascua" relacionados con anécdotas muy ligadas al propio autor y el mundo que le rodea: descripciones e intervenciones de personajes compuestas a base de letras de canciones, cultura pop, sus gustos personales, los gustos de sus amigos, cosas que publica en Twitter, detalles relacionados con intervenciones en diversos podcasts... Yo le sigo y, por ello, cuando las pillas te saca una sonrisilla. Pero ignoro qué efecto tendrá en alguien que simplemente se acerque al libro sin tanto conocimiento del autor, simplemente porque lo encuentra en la estantería de los más vendidos, donde se ha hecho fuerte. Porque ya digo que no son ni una ni dos referencias. No sé si se apreciará cierto vacío en ese sentido.

En definitiva, si te gusta el autor y/o leíste "Reina Roja", no puedes perderte este libro. Si no, y te gusta la novela de intriga ambientada en una realidad actual, dale una oportunidad porque te va a gustar seguro. El desenlace de la trilogía se pone a la venta el próximo 5 de noviembre. Es muy posible que trate de buscar un hueco para leerlo sin esperar al próximo verano. Las rutinas están bien, pero a veces hay que saltárselas.

Por cierto, el año pasado no empecé "La Leyenda del Ladrón", aunque tenía intención de hacerlo. Este año sí que lo he hecho. Ya lo comentaré por aquí cuando termine. Es posible que, en ese momento, se convierta en el único autor del que me haya leído (que yo sepa) su bibliografía completa.


Mi lista de libros leídos hasta la fecha.