Al final, tras muchas tribulaciones, la "afortunada" fue la Canon Powershot S5 IS.

En pocas palabras, ¿por qué me decidí finalmente por la Canon?:

  • Pese a las malas experiencias, mi percepción sigue siendo que las (o al menos ciertas) cámaras de Canon son de buena calidad.
  • La cámara es muy parecida a la S3 que pude disfrutar durante 15 días, y la experiencia en cuanto al manejo fue muy positiva.
  • También me echó para atrás el tema de la batería de litio de la Panasonic, así como el no tener una pantalla móvil (la de la Canon la he usado poco, porque gasta pilas como una condenada, pero ya lo he hecho en alguna ocasión y me ha permitido hacer las fotos sin forzar demasiado la postura).
  • Finalmente, aunque no debería haber sido así, la urgencia de querer comprarme la cámara para llevármela al viaje, junto al hecho de haberla encontrado al mismo precio que había visto la Panasonic (FNAC, 450€), me hizo decantarme por Canon. Eso sí, me tocó dar el paseo de Parquesur a Callao, porque en el primer sitio sólo tenían la de exposición (ya pensé que me quedaba sin ella otra vez.

Además, ya "de rebote", me he hecho una cuenta PRO de Flickr a la que iré subiendo todas las fotos (las actuales, las futuras y las pasadas).