Hacía tiempo que no veía en Madrid una nevada como la que ha caído hoy. Afortunadamente he tenido suerte porque cuando iba hacia el trabajo todavía no había cuajado demasiado y, luego por la tarde, a la vuelta, tampoco he tenido demasiados problemas con el coche.

En la ciudad, cuando ocurre algo inusual como ha sido hoy el caso, ha reinado el caos. Calles y carreteras cortadas, coches en las cunetas, gente sin poder llegar al trabajo, etc. Desde luego que la noticia del día ha sido la nevada.

La mala suerte la he tenido porque ayer me llevé la cámara de fotos al trabajo y justo esta mañana, antes de salir, he sacado la cámara de la mochila. Hubiera estado muy bien tenerla. Así que me he tenido que conformar con hacer fotos con la cutre cámara del móvil. Aquí las tenéis.

En la foto de arriba tenéis a Manolito, el nuevo segurata del edificio.

Por cierto, ¿alguien dijo cambio climático, calentamiento global, que íbamos a tener el invierno más templado de los últimos años? Vaya, vaya...

EDITO:

He añadido al álbum nuevas fotos que he hecho esta mañana desde la ventana de casa, con la cámara buena, cuando todavía queda nieve en el paisaje. Ahora mismo parece que está asomando el sol, a ver si se calienta un poco el ambiente porque hace un frío que pela.