Tenía en el radar este juego desde que Miguel y yo fuimos espectadores de una demostración guiada que la distribuidora ofrecía en el Gamefest de 2011. Hitman es una saga que comenzó en PC en el año 2000. Quizás por eso yo no la conocía más que de oídas. Posteriormente tuvo tres entregas en la pasada (ya casi retro) generación de consolas (la de PS2, XBox, Gamecube y Dreamcast).

Uno de mis juegos favoritos es Splinter Cell, máximo exponente de la acción y el sigilo en tercera persona (con permiso de la saga Metal Gear, a la que cada vez considero más una "fumada" de Kojima y menos un verdadero juego de infiltración). Y parecía, tras presenciar la demo, que este juego iba por estos derroteros.

Así ha pasado el tiempo hasta convertirse en un título que se puede encontrar por unos 10 euros de segunda mano. Miguel lo compró, lo completó, me dio su opinión positiva y me lo prestó. Así que me he puesto con él y me habrá durado unas tres semanas. Creo que es sobradamente conocido que me cuesta mucho prestar juegos (me jacto de ser bastante cuidadoso con mis cosas y he sufrido un par de malas experiencias al respecto). Tampoco me gusta mucho pedirlos prestados y, cuando lo hago, amén de cuidarlos como si fueran míos, no me gusta retenerlos demasiado tiempo. En este caso, además, no será necesario ya que él ha encontrado otra copia en las mismas condiciones, con lo que vamos ambos servidos.

La mecánica del juego, y casi que diría que el argumento y el protagonista, me recuerdan poderosamente a Splinter Cell: Conviction. Por resumir la mecánica sin desvelar la trama, tendremos que movernos de unos lugares a otros, a veces intentando no ser detectados por los enemigos, a veces a tiro limpio y, en ocasiones, tendremos el encargo de acabar con alguien. Contaremos para la tarea con un buen arsenal de armas (propias y recolectadas), así como la capacidad de parapetarnos tras casi cualquier objeto que encontremos el escenario. Incluso podremos disfrazarnos con la ropa de nuestros rivales (o de civiles inocentes que "pasaban por allí").

Como característica especial, dispodremos de una capacidad limitada en el tiempo llamada "instinto" que nos permitirá ejecutar a varias personas "de una sola tirada", detectar objetos interesantes u ocultos, así como despistar a los enemigos y pasar ante ellos como si no nos conocieran.

Desde luego que mis hazañas no han sido tan sigilosas y espectaculares como las de aquella demo. Se notaba que el anfitrión (si mal no recuerdo era un miembro del equipo de desarrollo) se movía como pez en el agua y lo tenían todo coreografiado para impresionar al público. Sí que he logrado completar alguna misión de la manera más sigilosa posible, pero la mayoría de ellas han acabado a tiro limpio. En ese sentido, al no haber escogido un nivel alto de dificultad, ha supuesto poco reto completar el juego. Por cierto, que la duración es correcta, le calculo unas 15 horas a ojo (no las he contabilizado).

He leído algunos comentarios de gente que se queja de que el juego no mantiene la esencia de la saga Hitman. Como decía al principio, yo soy nuevo con estos juegos, así que no puedo valorarlo. En cualquier caso, creo que las sagas están para reinventarse y, en global, este Hitman me ha parecido de lo más entretenido. Además, al haberlo jugado en un nivel de dificultad bajo, quizás más adelante lo vuelva a intentar enfrentándome a un reto mayor. Ya que la gracia de este título creo que está en la jugabilidad en sí misma, no en la ambientación y el argumento.

Ahora la duda es si merece la pena comprar la trilogía reeditada en HD y, sobre todo, si tendré tiempo para dedicarle, teniendo como tengo una montaña de juegos pendientes para innumerables plataformas.