Fiel a la tradición llega el momento de probar la demo anual de Pro Evolution Soccer. Aunque en esta ocasión encontramos algunas novedades dignas de mención.

Para empezar el lanzamiento de la versión de demostración se ha adelantado casi un mes respecto a lo que viene siendo habitual. Por lo tanto, en vez de probarlo a la vuelta de las vacaciones, lo hice antes de irme. Por otra parte, se incluyen en la misma el modo online y el cooperativo local. El lanzamiento del juego también se ha adelantado más o menos en el mismo intervalo de tiempo, a finales de agosto. Por lo demás, un par de estadios donde jugar y un puñado de equipos entre los que, lamentablemente, no se encuentra el Atlético de Madrid.

El juego en sí sigue con sus pequeñas pero continuas mejoras. En cuanto a los partidos en sí, yo diría que se trata del mejor juego de fútbol al que he jugado hasta la fecha. El ritmo sigue siendo pausado, quizás un poco más que la entrega anterior. Los movimientos de los futbolistas se sienten más libres, no tan encorsetados, lo que también contribuye en ocasiones a que se produzcan algunas jugadas un poco embarulladas. Se ha destacado el efecto del cansancio en los jugadores, de manera que en el último tramo del partido se muestran más lentos y torpes, algo exageradamente en mi opinión, lo cual produce algunas situaciones de peligro debidas más a dichos fallos que a otra cosa.

También en uno de los partidos me ha ocurrido una cosa interesante que no había visto nunca en un juego (lo que no quiere decir que sea el primer juego que lo implementa: Tras una repetición, se ha mostrado a uno de los jugadores quejarse del muslo. Sin embargo, he consultado el menú y no tenía la marca de la cruz roja en la alineación, así que he seguido sin cambiarlo. En un contraataque posterior, ha caído al suelo lesionado, y no he podido ver más porque justo ahí se ha acabado el partido.

Visualmente también luce bien, con una iluminación muy conseguida. En el aspecto sonoro la demo carece de comentarios, y casi mejor, porque los que llevará la versión final serán los de siempre, los mismos que hace más de 10 años y que aburren a las ovejas.

En cuanto a modos de juego no hay tanta mejora. Además se han perdido algunas licencias importantes, como la de la Champions League. La verdad es que para mí, que crecí jugando con los legendarios jugadores inventados de la época de Playstation (Castolo, Minanda, Roberto Larcos, etc.), y que suelo jugar casi siempre en red contra otros jugadores, este tema no es demasiado importante. Pero hay que comentar que no deja de ser un punto en contra.

Sinceramente, el cuerpo me pide comprarlo ya, pero de momento voy matando el gusanillo con esta demo. Pensaba que el modo online lo cerrarían una vez se lanzara el juego, pero se ve que no es así. Luego lo compro y justo después lo rebajan, o acaban sacando la versión free to play. En fin, problemas del primer mundo.

Sin más os dejo por aquí el vídeo de uno de mis primeros partidos: