Porque no todo es MadriSX en la vida del aficionado a la retroinformática, este pasado fin de semana, en el ámbito de la Red@ton Party, se celebró en Zaragoza la primera edición de la Retromañía.

La feria duró tres días (viernes, sábado y domingo). Sin embargo, por motivos personales y por no dejar a la jefa sola todo el fin de semana (a ella esto de los cacharros como que no...), decidí pasar allí exclusivamente el sábado. Así que, poco antes de las 7 de la mañana, cogí el coche, A2 y en tres horas estaba en Zaragoza.

Hasta ahora, como he comentado, mi única experiencia en este tipo de eventos han sido mis cuatro años consecutivos ayudando en el expositor de speccy.org de MadriSX. Todavía tengo pendiente ir a Retroeuskal (a ver si este próximo año es el definitivo).

En cualquier caso, no sé si ha ido por la mayor calidad en cuanto a la organización de la feria, por el hecho de haber ido de visitante (no de expositor), o por una mezcla de ambos motivos, he disfrutado mucho más.

Aparte de vagabundear por el amplio recinto en el que se desarrolló la exposición, tuve la suerte de poder asistir a dos charlas muy interesantes, una sobre nuevos desarrollos hardware para el Spectrum, a cargo del manitas de la electrónica José Leandro Novellón, la otra, a Salvador Perugorría (Xenon) y Eduardo Falces presentando el One Chip MSX (una auténtica virguería, aunque pelín cara). También tuvo lugar una mesa redonda en la que se trató de arrojar un poco de luz sobre qué es esto de la "retroinformática", con un debate la mar de interesante.

Al final siempre uno se queda con ganas de más y, sobre todo, con la sensación de que faltan tiempo y dinero para poder disfrutar más de la afición. Como colofón, os dejo un enlace al álbum de las fotos que hice y la reseña que hizo el centro territorial de Aragón para TVE.