Tras el estrés mañanero de terminar de preparar las maletas, abandonamos temporalmente nuestro hogar, pensando (como siempre) que nos se nos olvida algo. Una vez en camino, la primera parte del viaje, hasta Irún, ha sido bastante aburrida. Sólo ha servido para seguir odiando un poco más a los conductores alérgicos a circular por el carril ubicado más a la derecha, que es por donde debe hacerse. Una parada técnica para comer algo y, tras el tercer peaje del día (el de la frontera), ya estamos en territorio francés.

La A63 también es una carretera bastante aburrida de la que sólo se sale de la monotonía cada vez que hay que abonar un nuevo tramo de peaje, habiendo contabilizado un total de cuatro hasta llegar a Burdeos. Allí nos hemos encontrado el típico atasco en la circunvalación, motivado por obras y, supuestamente, por el tráfico vespertino. A diferencia de España, aquí los conductores suelen circular por la derecha y respetar los límites, más que en nuestro país pero menos de lo que yo recordaba de mi visita anterior al país vecino.

Llegamos al hotel Mercure Bourdeaux Lac. La primera impresión es muy positiva, parece un establecimiento bien equipado. Dejamos las maletas en la habitación y, sin entretenernos demasiado, bajamos a darnos un bañito rápido en la piscina para hacer gasto. El agua está algo fría, lo cual no hubiera importado demasiado si no fuera porque ya se está poniendo el sol. Nos damos un paseo por la zona, que tampoco tiene mucho que ver. Se trata del Palacio de Congresos, un casino y un montón de hoteles a orillas del Lago de Burdeos.

Atardecer en el Lago de Burdeos

La oferta gastronómica por aquí no es la mejor, pero no es que tengamos demasiadas ganas de mover el coche. Ya tendremos tiempo de hacer kilómetros y kilómetros durante este viaje. Así que acabamos por entrar en un restaurante italiano, DelArte, donde degustamos una buena cena. Resulta un poco más cara que en España, pero no exageradamente.

Salimos de casa a las 11.00 h de la mañana y llegamos a Burdeos sobre las 19.30 h, para un total de 706 kilómetros.