Pensaba que este año me iba a quedar sin mi ración de eventos retro. Teniendo en cuenta que no pude asistir a RetroMadrid 2017 (verdaderamente tenía un plan bastante más interesante) y que este año, por desgracia, ya no se va a celebrar ParlaBytes, la cosa pintaba mal. Pero esos malos augurios cambiaron al enterarme de la convocatoria inaugural de esta nueva cita en la capital del Ebro: Retro Zaragoza 2017. Uno más que se añade a la larga lista de eventos que, afortunadamente, están proliferando últimamente a lo largo y ancho de la geografía española.

Así que, tras una corta y fructífera negociación con la jefa, compré billetes de tren para poder asistir. No es el primer evento fuera de Madrid al que me apunto; hace años estuve en un par de ediciones de RetroEuskal (incluso en una de ellas como ponente) y, antes que eso, tuve el privilegio de estar en la primera edición de Retromañía.

Retro Zaragoza 2017
Retro Zaragoza 2017 - Ilustración de Pagantipaco

Por tanto, he hecho lo que viene siendo un "Pedrete" (ir y volver en AVE en el mismo día) y he pasado la jornada en Zaragoza, más concretamente, en el Centro Cívico Delicias. Con el evento como "excusa", la idea era aprovechar para reencontrarme con amigos a los que hacía tiempo que no veía (algunos más, otros menos), como Javi, Pedrete (sí, el de "hacer un Pedrete"), Josetxu, Juan Pablo, Eduardo o Manu, y también saludar a otra gente con la que no tengo un vínculo tan estrecho pero con la que sí que suelo interactuar por foros y redes sociales y con la que me une este gusto por los videojuegos. A algunos ya los había conocido personalmente en anteriores ocasiones y, a otros, era la primera vez. Es el caso de Jesús, Javi, Paco, Alberto y Chema. Hubo más gente a la que me hubiera gustado saludar, pero esto de los eventos es complicado. La gente suele estar ocupada charlando con unos y con otros, así que muchas veces la única manera es interrumpir una conversación. A mí me da mucho corte hacer eso, así que, como comentaba, hubo gente como Jon a la que tendré que esperar a una nueva ocasión para volver a darle un apretón de manos.

Aunque no pude saludarle personalmente, sí que estuve en su interesante charla. En ella nos habló del proceso de creación de La Corona Encantada. Ya conocía más o menos la historia; yo fui uno de los que estuvo en aquella MadriSX & Retro RetroMadrid donde se presentó el juego y uno de los que hizo cola para que Alfonso Azpiri se lo firmara. Pero siempre está bien rememorarla de boca de su principal impulsor. En cualquier caso, Jon nos recompensó con algunos pantallazos, creo que inéditos, de los primeros prototipos del juego (cuando aún no tenía el nombre definitivo) que ilustraban perfectamente cuál había sido la evolución. Además, para dejarnos un poco con la miel en los labios, nos enseñó una versión para MSX2 en un estado primigenio (pero visible) que, con bastante certeza, quedará en el limbo de los proyectos inconclusos. La conferencia finalizó con un plato fuerte: pudimos ver una versión en desarrollo de Los Templos de Fuego, todavía sin fecha de lanzamiento, que esperemos llegue a buen puerto.

Se nota mucho que Jon se dedica profesionalmente al desarrollo de videojuegos, no solo por la manera de gestionar los proyectos, sino por el vocabulario que emplea, hablando de gameplay, scripting, narrativa y otros términos similares, amén de la soltura dando charlas. Salta a la vista una clarísima evolución desde los tiempos de Karoshi y, la verdad, da alegría ver cómo gente de la escena homebrew da el salto al ámbito profesional.

La siguiente parada fue en el stand de Retroworks para recoger mi copia y la de Miguel de The Sword of Ianna. Un juegazo que, para mí, está entre los mejores del catálogo de Spectrum, tanto técnicamente como por la diversión que ofrece. Fue ese momento en el que le eché un poco de morro y me atreví a pasar por detrás de la mesa para saludar a Alberto "McAlby". Luego tuve la ocasión de charlar un rato con Javi y Paco, encantadores como siempre, sobre algunos aspectos del juego.

Después aproveché para dar una vuelta rápida por la feria. La verdad es que escogí la peor hora, cuando había más afluencia, y apenas me detuve en casi ningún stand. La cola de gente esperando para que JMV firmase ejemplares de El Mundo Del Spectrum + estaba posiblemente en su momento más álgido, pero yo no vi al pobre parar de firmar en todas las ocasiones que pasé por allí. Sí que me detuve con un poco más de calma y curiosidad a ver una exposición de juegos de mesa de Cefa que estaba habilitada en una sala anexa.

La saga de juegos del Imperio Cobra, de Cefa
Exposición de juegos de mesa de Cefa

No asistí ni a la charla de Isidre Monés ni a la de Rafa Gómez (por cierto, tengo pendiente pasarme por su tienda Mad Mix Games en Boadilla, que está justo al lado de VRacing). Ya llegó la hora de comer y, después, sí que acudí a la mesa redonda de desarrolladores homebrew. En ella estaban los Mojon Twins, los chicos de 4MHz, RetroBytes y la gente de Retroworks acompañada por Alberto McAlby. En ella compartieron sus experiencias y cuál es la motivación y la recompensa de gastar su tiempo haciendo juegos para máquinas obsoletas y que otros los disfrutemos gratuitamente (ya que quedó claro que con las ediciones físicas el objetivo no es ganar dinero y resultan más un quebradero de cabeza que otra cosa).

Como siempre que se asiste a eventos de este tipo, uno vuelve con las pilas cargadas y con ganas de hacer muchas cosas. En ese sentido, ya tengo algo entre manos que verá la luz en unos meses. De hecho, ya lo tenía desde antes. Y también he tomado nota de algunos pequeños proyectos que me gustaría afrontar en el futuro, si el tiempo libre lo permite y las ganas acompañan.

Aunque me llevé la cámara de fotos, apenas hice uso de la misma. Así que os dejo con el álbum oficial del evento y las fotos que hizo Manuel Sagra quien, como siempre, se encarga de documentar gráficamente todo evento por el que pasa.