¡VAPF!


¡Vete al peo, Fede!

Juegos: Demo FIFA 18 (PS4)

Todos los años pruebo la demo de FIFA, que suele salir un par de semanas que la de PES, y nunca me acaba de enganchar, lo cual me hace seguir fiel al título de Konami (por muy mal que me caiga esta compañía, dicho sea de paso). Este año no iba a ser menos, con la diferencia de que, en esta ocasión, lo he grabado y lo comparto por aquí.

He procurado que las condiciones fueran parecidas a las de mi prueba del Pro Evolution Soccer. El mismo equipo para mí y la computadora (el Atlético de Madrid), la dificultad máxima y el método de control alternativo, aunque no coinciden todos los botones con los que yo estoy acostumbrado. Obviamente sabía que iba a perder pero, al menos, he conseguido marcar un tanto.

¿Las impresiones por si no os queréis tragar el vídeo? Pues en resumen, parece mentira que dos juegos que se basan en un mismo deporte sean tan diferentes. FIFA sigue siendo más alocado, más "videojuego", más de ir al ataque con todo y de partidos con resultados abultados. La presentación está muy cuidada, y la ambientación sonora le da cien collejas al Pro. Eso sí, el modelado de las caras no está tan bien. Hay algunas muy logradas pero la mayoría son un poco mediocres.

El juego no está mal, por descontado. La verdad es que es más tema de gustos o de costumbres que otra cosa. Curiosamente creo que este año es el que menos me disgusta FIFA y, por lo que leo, la gente lo está poniendo un poco a caldo. Será que se está apartando un poco de lo que es su esencia y será por ello que a mí me atrae más. Cabe la posibilidad, eso sí, de que lo pille para Switch, a falta de PES para dicha consola. Aunque tendría que probarlo primero.


Juegos: Maldita Castilla EX (Nintendo 3DS)

Parece que fue ayer pero han pasado ya unos largos cinco años desde que, en 2012, Locomalito sorprendió a propios y extraños con Maldita Castilla, un homenaje a arcades clásicos como Ghosts’n Goblins o su continuación, Ghouls’n Ghosts, basado en la mitología castellana y con una exquisita atención por los detalles. Y, por si todo esto fuera poco, distribuido de manera totalmente gratuita por su autor.

Maldita Castilla EX
Maldita Castilla EX (imagen tomada de abylight.com)

Desarrollado con GameMaker y originalmente disponible para Windows, más tarde fue lanzado para otros sistemas operativos, como macOS (versión en la que tuve el inmenso placer de colaborar echando una mano en su compilación) o Linux, e incluso para otras plataformas como Ouya.

Después de Maldita Castilla, su autor siguió publicando juegos del mismo estilo arcade y, por supuesto, con el mismo espíritu de distribución gratuita, como Gaurodan (que me encanta) y The Curse Of Issyos. Incluso se atrevió con el desarrollo de un exclusivo para máquinas arcade como Death Came From Verminest. Pero lo mejor estaba por llegar.

El año pasado nos enteramos de que, en alianza con el estudio Abylight, se iba a lanzar una versión mejorada en Steam (para Windows) y XBox One, denominada Maldita Castilla EX. Y que, si la cosa iba bien, no se descartaba la conversión a otras plataformas. Y tan bien fue la cosa que se llegó a lanzar en Playstation 4, incluso con su publicación en soporte físico, que voló literalmente de Play Asia. Posteriormente se anunció la versión para Nintendo 3DS, que era la que yo estaba esperando para comprar y que es la que nos ocupa.

La versión para la portátil de Nintendo es, sin duda, especial por varios motivos. Principalmente porque GameMaker no ofrece la exportación para 3DS, por lo que el equipo de desarrollo ha tenido que trabajarse la conversión “a pelo”. Ellos mismos nos comentan en su blog cuál ha sido el enfoque escogido y cómo ha sido el proceso. Además de eso, se ha implementado el efecto 3D de profundidad de una forma más que correcta. También, en la pantalla inferior de la consola se ha representado lo que sería una máquina recreativa con su palanca, sus botones e, incluso, la puerta de las monedas con acceso al área de servicio. Lamentablemente el juego no dispone de edición física, imagino que por tema de costes.

A la versión primigenia no le dediqué demasiado tiempo, he de reconocerlo, y apenas pasé un par de pantallas. Pero a esta le he dedicado el tiempo suficiente como para completarlo una primera vez y contemplar el “final malo”. ¿Qué significa esto? Que, como ocurría en otros juegos de este tipo, no basta con atravesar todas las fases, sino que hay que cumplir algunos requisitos especiales para poder ser testigos del “final verdadero”. En el caso de Maldita Castilla, y si no me equivoco, hay que cumplir dos condiciones. La primera, continuar la partida un número limitado de veces. La segunda, haber recogido las Lágrimas de Moura.

Casi 3 horas para llegar al "final malo"
Casi 3 horas para llegar al "final malo"

Por tanto, las casi tres horas que le he dedicado (eso es lo que dice el juego, yo juraría que han sido más) no es la duración real del mismo. Todavía tendría que echarle muchas más horas hasta llegar a dominarlo y completarlo. No olvidemos que estamos hablando de un juego que homenajea a los arcade de los 80. La idea de aquellos juegos, además de hacerte gastar una indecente cantidad de monedas, era ir dominándolos poco a poco y, si éramos lo suficientemente hábiles, podríamos ser capaces de completarlos con una única moneda.

En ese sentido, y volviendo a lo expuesto en el párrafo inicial, se nota claramente la influencia de los clásicos de Capcom en este juego. Tanto en el propio protagonista y las armas de que dispone, como en el diseño de niveles (esas plataformas moviéndose a izquierda y derecha a varias alturas, por ejemplo). Sin embargo, el autor también ha incluido detalles de su propia cosecha y homenajes a otros juegos (como Pang, por poner un ejemplo). La música, a cargo de Gryzor87, también ha sido compuesta y ejecutada siguiendo el ejemplo de maestras como Ayako Mori.

En resumen, es un juego que destila mimo de sus desarrolladores por los cuatro costados y que es un imprescindible en cualquiera de las plataformas en la que está disponible. Sin perder de vista, eso sí, que por su propuesta no es un juego que podamos considerar para todos los públicos. En lo personal, me alegro un montón de que un juego desarrollado de manera altruista con tanto talento y cariño haya podido llegar a las plataformas comerciales. No sé si era el sueño de Locomalito pero sí que lo es de muchos de nosotros, cuyos ídolos de niñez eran aquellos chavales que desarrollaban los juegos de los 80 en aquella incipiente industria del videojuego.


Juegos: Demo Pro Evolution Soccer 2018 (PS4)

Terminan las vacaciones de verano y, como una tradición más, llega la demo de Pro Evolution Soccer a nuestras consolas. Os dejo a continuación mi ya clásico partido de prueba. Esta vez no escucharéis ni mis comentarios ni los del juegos, sino simplemente el sonido ambiente del partido. El partido está en nivel leyenda y, como siempre, creía que iba a ganar hasta que me empataron casi al final.

Se trata de una nueva edición bastante continuista respecto a la del año pasado. Quizás el ritmo de juego es un poco más pausado y, por tanto, más fiel a la realidad. El balón parece también que pesa algo más, si es que eso tiene sentido. Y las colisiones entre los jugadores también son un poco más realistas. Este año, además, pueden controlar y chutar el balón con cualquier parte del cuerpo. También ha cambiado la forma de manejar los tiros libres (saques de falta, puerta y córner).

En cuanto al online, a finales de julio se pudo probar en una versión beta junto con el nuevo modo de tres contra tres. No tenía mala pinta, pero esos modos de juego cooperativos jugados con desconocidos, no sé, no los acabo de ver.

En cualquier caso, a mí es un juego que me gusta, no sé cuántos años llevo jugándolo, desde los tiempos de la primera Playstation. Pero no creo que lo compre de salida. El año pasado lo compré rebajado a 35 euros y, como una semana después, lo rebajaron todavía más. Así que uno no sabe cómo acertar.


Juegos: Assassin's Creed Syndicate (PS4)

Por fin llegamos a la última entrega, por ahora, de la saga de los Assassin. Aunque ya ha sido anunciado Origins, yo personalmente me tomaré un descanso de la saga hasta dentro de bastante tiempo.

Assassin's Creed Syndicate Playstation 4
Assassin's Creed Syndicate Playstation 4

La acción transcurre en el Londres victoriano de finales del siglo XIX, en pleno apogeo de la Revolución Industrial. Los protagonistas, los gemelos Evie y Jacob Frye, deberán enfrentarse a los templarios que controlan la ciudad. Mientras avanzamos en la historia, asistiremos como espectadores a la historia “paralela” que se desarrolla en el presente, ya que en esta ocasión no es jugable.

Normalmente, cuando me enfrento a este tipo de títulos, suelo centrarme en las misiones principales para llegar al final de la historia. En esta ocasión lo he hecho de otra forma, y quizás sea porque el propio planteamiento del juego invita a ello. Encontraremos Londres dividida en varias zonas, de dificultad creciente, controladas por templarios. Para tomar nosotros el control tendremos que realizar misiones variadas centradas en tomar los cuarteles generales templarios, rescatar a niños semi-esclavizados en fábricas o bien capturar templarios para llevarlos a la policía. De esta forma, a la vez que vamos subiendo el nivel de nuestros personajes, conseguimos que caminar por las zonas “liberadas” sea mucho menos peligroso. Haciéndolo así resulta que, cuando empezamos las misiones principales, el nivel de nuestro personaje es superior al esperado, en cuanto a capacidad ofensiva y resistencia, por lo que el juego resulta (creo) más fácil de completar.

Assassin's Creed Syndicate mapa de juego
Assassin's Creed Syndicate mapa de juego

Se podría decir que Assassin’s Creed Syndicate, aunque toma elementos de aquí y de allá para intentar mejorar la fórmula, es el más GTA de todos los juegos de la franquicia. Adicionalmente, podremos encontrar lo que yo llamo “momentos Uncharted”: aquellos en los que das un salto para agarrarte a un saliente y, de repente, el saliente se rompe y acabamos colgados in extremis unos cuantos metros más abajo, a punto de morir. En algunos momentos también tendremos que atravesar pasos angostos en un recurso que se usó en el reboot de Tomb Raider y también, creo recordar, en el último Uncharted. Y el uso del gancho (más adelante hablaré de él) recuerda poderosamente a los Batman Arkham. Las peleas también parecen beber de esta última saga. Al fin y al cabo todos los juegos se retroalimentan.

Encontramos algunas novedades en el gameplay:

  • Se ha incorporado el movimiento de parkour hacia abajo. De esa forma indicaremos explícitamente si queremos subir o bajar. Esto mejora un poco el control que, en Unity, se hacía un poco raro, aunque sigue sin ser 100% fluido.
  • Las luchas abandonan las espadas y sables en favor de puños americanos, dagas y bastones metálicos. Siguen demasiado basadas en el contraataque, y creo que eso será difícil de cambiar. Podemos hacer combos en los que acabar con hasta 4 enemigos a la vez. Recuerda mucho a las peleas de Batman Arkham, como ya he comentado.
  • Se incorporan mecánicas de sigilo y coberturas. Aunque no son el punto central de la jugabilidad, nos permiten una alternativa a solucionar todo a base de garrotazos.
Assassin's Creed Syndicate mecánicas de sigilo
Assassin's Creed Syndicate mecánicas de sigilo
  • El gancho. Realmente no deja de ser un atajo de las mecánicas de parkour. Podremos llegar a lo alto del Big Ben sin tener que trepar toda la fachada. También podemos usarlo como tirolina y para cometer asesinatos aéreos. Se agradece la agilidad que añade.
  • Desaparece el minijuego de forzar las cerraduras. Ahora lo haremos simplemente pulsando un botón, siempre que previamente hayamos adquirido la habilidad necesaria.
  • Las calles están repletas de coches de caballos, con un funcionamiento muy parecido a GTA. Podemos montarnos en ellos en cualquier momento y habrá persecuciones. También hay carreras en las que tendremos que llegar el primero para obtener el premio. Sin embargo los choques resultan un tanto irreales (dentro del realismo que se le pueda pedir a este tipo de juegos). También ocurre en ocasiones que, si conducimos demasiado rápido, el diálogo que está teniendo lugar entre los personajes puede terminar de forma abrupta, haciendo que nos perdamos información relevante.
Assassin's Creed Syndicate carruajes
Assassin's Creed Syndicate carruajes

Por otro lado, seguimos teniendo que mejorar las armas, el equipamiento y las habilidades de los personajes canjeando el dinero y los puntos de experiencia que iremos consiguiendo tras completar las misiones. En este caso, como he comentado anteriormente, lo hice mientras completaba el tercer capítulo de la historia principal. Esto tiene un inconveniente, y es que el juego puede llegar a “romperse”. Me he encontrado con peleas de bandas que acababan prácticamente antes de empezar e incluso con algún asesinato que cometió uno de los esbirros de los Rooks (la banda de Jacob) en vez del nosotros mismos.

El objetivo de Jacob es convertirse en el líder de una banda que controle la ciudad, mientras que el de Evie es encontrar un objeto concreto, el Sudario del Edén. Sin embargo, básicamente la trama vuelve a centrarse en el asesinato de ciertos personajes clave, lo cual nos llevará finalmente hasta el “malo malísimo”. El estilo de Jacob es más contundente, mientras que el de Evie es más sigiloso. Podremos intercambiar personajes siempre que queramos en el modo libre, mientras que algunas misiones (no todas) son específicas de uno de los dos protagonistas. A la hora de afrontar las misiones de asesinatos se nos ofrecen diferentes alternativas para llevarlos a cabo, lo cual está muy bien ya que aumenta la sensación de libertad en el juego.

He encontrado lo que me han parecido un par de homenajes a juegos clásicos. Por un lado, el río Támesis está repleto de embarcaciones que lo surcan en una y otra dirección. Podremos cruzarlo tal cual la rana de Frogger. Eso sí, en este caso no moriremos atropellados si fallamos alguno de nuestros saltos. Por otra parte, la secuencia 9 es claramente un trasunto de Crazy Taxi, en la que tendremos que hacer de chóferes llevando a gente de una ubicación a otra en un tiempo limitado. Es probable que haya alguno más que no he detectado.

Gráficamente está muy conseguido. La recreación de Londres me ha parecido tremendamente buena. Si conoces la ciudad te sentirás como en casa, al igual que ya ocurrió con Florencia en Assassin’s Creed 2. La iluminación también raya a un gran nivel. Sin embargo, el resultado final se queda algunos peldaños por debajo de Uncharted 4. Obviamente la comparación es algo injusta ya que Syndicate es un “mundo abierto” y el juego de Naugthy Dog no lo es, aunque lo camufle estupendamente.

En Syndicate, Londres es una ciudad llena de vida, con sus habitantes entregados a sus actividades cotidianas, como el cricket:

Assassin's Creed Syndicate partido de cricket en el parque
Assassin's Creed Syndicate partido de cricket en el parque

Y también podremos colarnos en sus casas para sorprenderlos en alguna situación un poco embarazosa:

Assassin's Creed Syndicate en la intimidad de la alcoba
Assassin's Creed Syndicate en la intimidad de la alcoba

También podremos encontrar pequeños homenajes, como éste dedicado a Ezio Auditore da Firenze:

Assassin's Creed Syndicate homenaje a Ezio
Assassin's Creed Syndicate homenaje a Ezio

Como es también norma de la saga, podremos interactuar con personajes históricos. Aparte de las misiones que nos encargarán celebridades como Alexander Graham Bell, Charles Dickens o Charles Darwin, nos encontraremos con personalidades como la reina Victoria.

Assassin's Creed Syndicate Reina Victoria
Assassin's Creed Syndicate Reina Victoria

En cuanto al apartado sonoro, me ha parecido de los más pobres de la saga. Las melodías están dentro de los parámetros habituales, pero la sincronización labial en la versión doblada al español es pésima. Lo he probado en versión original y mejora bastante, así que resulta claramente un problema de localización.

Técnicamente he de decir que este juego, a diferencia de Unity, sí que es compatible con el modo reposo de la consola, lo cual está muy bien para retomar la aventura justo donde la dejamos. También me he encontrado algunos bugs. En un par de ocasiones se me ha colgado el juego y, en otra, el personaje se teletrasportó instantáneamente a una ubicación diferente de donde estaba. Se nota que han pulido el motor del juego.

Para terminar, comentar que este juego ha sido el primer trofeo de platino que he conseguido. No es que haya sido difícil pero sí una cuestión de echar muchas, muchas horas. Tantas que me pregunto si realmente merece la pena. Las misiones principales siempre tienen uno o dos objetivos secundarios asociados, y para el trofeo hay que conseguirlos todos, con lo cual me ha tocado rehacer un buen puñado de ellas. Muchas las podría haber hecho a la primera, teniendo más cuidado, pero no fue el caso. En otras ocasiones, reiniciar el último punto de control nos facilita las cosas, ya que nos ubica en una mejor disposición para continuar que a la que habríamos llegado por nuestros propios medios.

Assassin's Creed Syndicate trofeo de platino
Assassin's Creed Syndicate trofeo de platino

Aprovecho para añadir este último título al listado. Como se puede apreciar, y era de esperar, se ha convertido en el que más horas le he dedicado y más porcentaje he conseguido completar.

Assassin's Creed Syndicate progreso (1/2)
Assassin's Creed Syndicate progreso (1/2)

No deja de ser curioso que se puede obtener el platino sin completar lo que sería el 100% del juego como tal, ya que he dejado algunas misiones secundarias sin hacer.

Assassin's Creed Syndicate progreso (2/2)
Assassin's Creed Syndicate progreso (2/2)
  • AC II - 79,57% (24'5 horas)
  • AC II Brotherhood - 46,04% (13 horas)
  • AC II Revelations - 58,69% (12 horas)
  • AC III - 37%  (15 horas)
  • AC IV - 62% (25 horas)
  • AC Rogue (25 horas)
  • AC Unity - 44% (33 horas)
  • AC Syndicate - 88% (40 horas)
Assassin's Creed Syndicate horas de juego
Assassin's Creed Syndicate horas de juego

En resumen, Syndicate es un sandbox enorme, plagado de detalles y que me ha parecido de los mejores juegos de la saga al nivel de Assassin’s Creed 2. Reconozco que la ambientación en Londres tiene mucho que ver en mi caso. Dicho lo cual, como comentaba al principio, le voy a dar un largo descanso después de este empacho de horas.


Juegos: Assassin's Creed Rogue (XBox 360)

Seguimos con la temática Assassin, en esta ocasión con un juego que no he comprado, sino que me ha dejado mi buen amigo Miguel. La verdad es que, entre el coleccionismo de copias físicas y las descargas digitales, hemos perdido esa buena costumbre que es prestarse material, ya sean juegos, libros, discos o películas. Por una parte se alivia el espacio de almacenamiento necesario en nuestras ya atestadas estanterías y, por otro lado, podemos seleccionar mejor en qué gastamos nuestros finitos recursos económicos.

Assassin's Creed Rogue XBox 360
Assassin's Creed Rogue XBox 360

Assassin’s Creed Rogue se trata de una entrega que cierra la “trilogía norteamericana” y que, de alguna manera, sirve para dar continuidad a una saga que, simultáneamente, daba el salto a la nueva generación con Assassin’s Creed Unity. Se basa en el motor antiguo y eso queda patente tanto en su calidad gráfica y nivel de pulido como en sus escasas sorpresas en cuanto a la jugabilidad.

De hecho, el juego es prácticamente un calco de Black Flag, para lo bueno y para lo malo. En esta ocasión, nuestras aventuras transcurrirán en una incipiente ciudad de Nueva York, apenas reconocible respecto a lo que es en la actualidad, y el Atlántico norte. Para lo malo, nuevamente se vuelve a caer en el error de que es fácil avanzar en la historia principal sin mejorar nuestro barco, el Morrigan, hasta que, llegados a un punto, lamentaremos no haberlo hecho, ya que es necesario cierto nivel de armamento y defensa para poder superar una de las misiones.

Como principal novedad, la historia narra el viaje del protagonista desde el credo de los asesinos hasta su conversión en templario. La narrativa es interesante. Sin embargo, las mecánicas no cambian demasiado, salvo por el hecho de enfrentarnos a nuestros antiguos compañeros, que surgirán de la nada y tratarán de infligirnos la mayor cantidad de daño posible. Creo que se desaprovecha la oportunidad de haber hecho más patentes ciertas modificaciones a la hora de enfrentarnos a las misiones.

La “historia en la actualidad”, en las oficinas de Abstergo, basada en exploración y minijuegos, sirve como de costumbre para desbloquear extras en forma de audio y vídeo que nos permitirán conocer más a fondo los hechos acaecidos y la historia de los diferentes personajes que están librando esta guerra entre dos formas irreconciliables de entender la paz en el mundo.

Al final encontraremos un guiño que enlaza el relato con el comienzo de Assassin’s Creed Unity. De hecho, cuando analicé aquél, pensaba que las historias estaban más interrelacionadas y que podría haberme perdido ciertos detalles, pero finalmente ha resultado no ser para tanto.

La verdad es que lo he jugado más por completismo que por otra cosa. Con todo y con eso, consultando la web del Club Ubisoft (ya que el propio juego no ofrece la estadística), veo que le he dedicado 25 horas, casi el doble de lo que esperaba en un principio. Sinceramente, me da un poco de rabia ver que le he echado el doble de tiempo que a otros juegos que me han gustado más, como los de la trilogía de Ezio.

Mi dedicación a la saga hasta ahora ha sido la siguiente:

  • AC II - 79,57% (24'5 horas)
  • AC II Brotherhood - 46,04% (13 horas)
  • AC II Revelations - 58,69% (12 horas)
  • AC III - 37%  (15 horas)
  • AC IV - 62% (25 horas)
  • AC Rogue (25 horas)
  • AC Unity - 44% (33 horas)

Resumiendo. Si te gustaron las historias de piratas de Black Flag, aquí tienes unas cuantas horas más de disfrute. Si no, mejor dedica tu tiempo a otra cosa.


Juegos: Uncharted 4 (PS4)

La primera entrega de la saga Uncharted fue, de alguna manera, mi puerta de entrada a la que entonces era la nueva generación de consolas. Naugthy Dog, que venía de hacer juegos de plataformas como Crash Bandicoot para Playstation o Jak & Daxter para PS2, cambió totalmente de registro y de género en una saga de títulos exclusivos para Playstation 3 que se coronó como de lo mejorcito de su catálogo.

Uncharted 4
Uncharted 4

Esta cuarta entrega, en la que Nathan Drake y sus amigos se estrenan en la nueva generación, es una apuesta a caballo ganador si te gustaron los anteriores. Se recoge la fórmula, se refina y se complementa con algunas mecánicas introducidas en The Last Of Us. Título, por cierto, al que todavía no he jugado, así que supongo que volveré a encontrarme con algunas de las novedades que he podido descubrir en este Uncharted 4. Todo ello, por supuesto, envuelto en una apartado técnico brillante, como siempre de lo mejor que podemos encontrar en la consola.

Modo fotográfico de Uncharted 4
Modo fotográfico de Uncharted 4

Y es que el juego es preciosista, lo mires por donde lo mires. Es tan detallado que, en ocasiones, el movimiento resulta un poco ortopédico. Es increíble el mimo por el detalle y la cantidad de movimientos y transiciones entre los mismos de los que hacen gala los personajes. Además dispone de un modo fotográfico con el que dar rienda suelta a nuestra creatividad y fardar de escenarios y situaciones. Hay cierto truco: aunque el juego parece plantearnos un mundo abierto, en realidad está todo bastante guionizado, y es gracias a eso que todo encaja mucho mejor que en un sandbox más ortodoxo.

En esta ocasión, además, se mezclan los tiroteos y los saltos con zonas de sigilo, que podemos sobrepasar con paciencia y habilidad sin necesidad de acabar con ninguno de los enemigos que patrullan el lugar. También pasaremos bastante tiempo conduciendo algunos vehículos. En concreto la parte de Madagascar con el jeep resulta bastante entretenida, sobre todo al principio, usando la cuerda y la capacidad tractora del cabestrante para superar algunos obstáculos.

Zona de sigilo en Uncharted 4
Zona de sigilo en Uncharted 4

El guión, como es habitual, podría pasar por una más que decente producción de Hollywood. Aunque los giros de la trama no son tampoco de lo más sorprendente, sí que mantendrá nuestro interés y querremos seguir avanzando para ver qué ocurre prácticamente desde el principio de la historia. Los escenarios están llenos de detalles y referencias a otras obras de las que seguro que no me he enterado ni de la mitad. Me llamó la atención este homenaje al conocido pirata Guybrush Threepwood.

Uncharted 4 homenaje a Guybrush Threepwood
Uncharted 4 homenaje a Guybrush Threepwood

Hay también algunas escenas trepidantes que te dejan sin aliento, como la persecución del capítulo 11.

No obstante, seguimos encontrando algunos fallos gráficos, como esta situación en la que Nathan está suspendido en el aire.

Nathan Drake suspendido en el aire
Nathan Drake suspendido en el aire

O esta otra en la que podemos verlo (aunque la captura está un poco oscura) literalmente colgado de la nada.

Nathan Drake colgado de la nada
Nathan Drake colgado de la nada

Salvo que no te guste la fórmula propuesta (mezcla de tiros, sigilo, acción y puzzles bastante asequibles), es un título imprescindible. También tiene una opción de juego online que, para variar, no he probado, así que no puedo hacer ningún comentario al respecto. A mí me ha aportado casi 15 horas de buena diversión hasta completar la historia principal. Los trofeos los dejaremos para otra ocasión.

Tiempo total de juego
Tiempo total de juego

Tanto me ha gustado que, aprovechando una oferta de unos 15 euros, he adquirido la trilogía original remasterizada en descarga digital, para volver a degustarlos dentro de un tiempo, esta vez en versión original (aunque el doblaje de esta saga también raya a un nivel muy alto).


Ya soy un Switcher

Esta vez no me refiero a la acepción más habitual que suele tener el término Switcher, que quiere decir que alguien se ha pasado de Windows a Mac. En mi caso, esa transición ya ocurrió en 2012. En esta ocasión me refiero a que, antes de lo previsto, ya tengo en mis poder una Nintendo Switch.

Nintendo Switch
Nintendo Switch

Si no me fallan las cuentas, es la tercera consola de sobremesa de Nintendo que estreno desde que tengo el blog. Wii la compré de salida, a finales de 2006, no sin antes pasar por ciertos contratiempos. WiiU la adquirí en 2014. Fue una buena oferta. Y menos mal, porque su precio de venta no se ha movido ni un ápice desde su lanzamiento hasta su muerte comercial. Y Switch es la cuarta, contando a Gamecube junto con las anteriores, que adquiero dentro de su ciclo de vida, si bien aquella compra fue a un precio tan reducido como irresistible de 50 euros. Las demás que tengo fueron todas conseguidas a posteriori, bien regalos de buenos amigos o bien comprándolas en tiendas de segunda mano, cuando estos cachivaches todavía tenían precios razonables y no habíamos entrado en la espiral retro-especuladora de la actualidad.

No pretendía hacerme con ella hasta el otoño-invierno de este año, coincidiendo más o menos con el lanzamiento de Super Mario Odissey. Pero Switch está teniendo bastantes problemas de stock, no sé si por falta de previsión de Nintendo, porque realmente no se esperaban vender tanto o por esa especie de histeria colectiva que convirtió la NES Mini en objeto de especulación y que ha provocado que las RESERVAS (que no las compras) de la SNES Mini se agotasen en cuestión de minutos. Lo confieso, me he dejado llevar. Pero tampoco era plan de hacer como la gente que se está pateando los comercios de toda España buscando una Switch huérfana que llevarse para casa. Ya hice algo parecido cuando la Wii y estoy mayor para esas cosas. Simplemente la reservé en Amazon y a esperar que recibieran nuevas unidades. Primeramente me avisaron de que eso ocurriría a principios de agosto pero, finalmente, o bien han recibido más de las que esperaban o ha habido gente que ha anulado sus reservars. El caso es que antes de ayer me avisaron de que llegaría hoy, así que aproveché para comprar el nuevo The Legend Of Zelda: Breath Of The Wild para dar alimento a la consola.

Creo que el modo portátil será al que más partido le saque. Ya abusé en su momento del modo Off-TV de WiiU (o sea, jugar a los juegos directamente en la pantalla del mando, sin usar la televisión) y me pareció de lo más cómodo. Esto es lo mismo pero con mejor pantalla y la posibilidad de llevármela a cualquier parte. Eso sí, se renuncia a la multipantalla, que la verdad es que me pareció un invento muy interesante. De todas formas, habrá que ver qué partido le sacan los desarrolladores a este hardware tan específico.

Estas vacaciones tenía idea de llevarme la WiiU al pueblo para ir dando salida a los juegos pendientes. Ahora tengo un dilema: ponerme o no con el Zelda, porque tampoco es que tenga prisa por jugarlo. Al no tener online, puedo disfrutarlo en cualquier momento con calma. En cualquier caso, espero no hacer lo de siempre y comprar juegos sin control, juegos que luego no tendré tiempo de jugar. Vamos a ir paso a paso.


¡Hasta siempre, Zotac! Gracias por todo

Por fin ha llegado el momento de renovar el hardware que empleo como mediacenter, que ha estado sirviendo fielmente durante más de 6 años, las 24 horas al día. Este momento ya se veía venir desde hace un año y medio e, irremediablemente, ha llegado.

Cuando adquirí este Zotac como mediacenter, bastaba con adquirir un disco duro y memoria de la capacidad que deseásemos, así como instalar un sistema operativo de nuestra elección para echarlo a andar. En su momento compré un disco de 500 gigas y 2 gigas de RAM, que eran cantidades más que suficientes para el uso que le iba a dar, como así se ha demostrado durante todos estos años. Como sistema operativo, Ubuntu en diferentes versiones, siempre con XBMC Kodi como software principal. Como veis, el cacharrito está muy bien equipado en cuanto a posibilidades de conectividad.

Características Zotac
Características Zotac

Realmente el equipo todavía es funcional, pero el ruido del ventilador ha vuelto a aparecer en relativamente poco tiempo y volver a reemplazarlo no hará otra cosa que ocultar durante unos meses un problema recurrente. Parece claro que no está diseñado para estar 24 horas encendido.

Así que, disponiendo de una Raspberry Pi que adquirí en el pasado "Black Friday", voy a proceder a su relevo. Sólo he tenido que añadir una "tarjeta de sonido" para poder disponer de una salida óptica que conectar a mi equipo 5.1, una cajita para resguardar ambas placas y un hub USB alimentado para poder dar potencia a los dos (que serán tres) discos duros externos.

Raspberry Pi 3 como mediacenter
Raspberry Pi 3 como mediacenter

Espero sacar tiempo para explicar cómo he montado todo el invento. Pero tampoco prometo nada; también tenía esa idea cuando instalé el Zotac y, después de esos más de 6 años, no ha pasado más que de un texto en borrador en mi disco duro. Eso sí, esas notas que tomé me han servido en su mayoría para configurar la Raspberry.

En fin, amigo Zotac, gracias por todos los momentos vividos. De momento te guardaré en tu embalaje original que todavía conservo y espero encontrar para ti algún uso interesante en el futuro.

Zotac ZBox HD-ID11
Zotac ZBox HD-ID11