¡VAPF!


¡Vete al peo, Fede!

Juegos: Demo Pro Evolution Soccer 2019 (PS4)

Fiel a la tradición llega el momento de probar la demo anual de Pro Evolution Soccer. Aunque en esta ocasión encontramos algunas novedades dignas de mención.

Para empezar el lanzamiento de la versión de demostración se ha adelantado casi un mes respecto a lo que viene siendo habitual. Por lo tanto, en vez de probarlo a la vuelta de las vacaciones, lo hice antes de irme. Por otra parte, se incluyen en la misma el modo online y el cooperativo local. El lanzamiento del juego también se ha adelantado más o menos en el mismo intervalo de tiempo, a finales de agosto. Por lo demás, un par de estadios donde jugar y un puñado de equipos entre los que, lamentablemente, no se encuentra el Atlético de Madrid.

El juego en sí sigue con sus pequeñas pero continuas mejoras. En cuanto a los partidos en sí, yo diría que se trata del mejor juego de fútbol al que he jugado hasta la fecha. El ritmo sigue siendo pausado, quizás un poco más que la entrega anterior. Los movimientos de los futbolistas se sienten más libres, no tan encorsetados, lo que también contribuye en ocasiones a que se produzcan algunas jugadas un poco embarulladas. Se ha destacado el efecto del cansancio en los jugadores, de manera que en el último tramo del partido se muestran más lentos y torpes, algo exageradamente en mi opinión, lo cual produce algunas situaciones de peligro debidas más a dichos fallos que a otra cosa.

También en uno de los partidos me ha ocurrido una cosa interesante que no había visto nunca en un juego (lo que no quiere decir que sea el primer juego que lo implementa: Tras una repetición, se ha mostrado a uno de los jugadores quejarse del muslo. Sin embargo, he consultado el menú y no tenía la marca de la cruz roja en la alineación, así que he seguido sin cambiarlo. En un contraataque posterior, ha caído al suelo lesionado, y no he podido ver más porque justo ahí se ha acabado el partido.

Visualmente también luce bien, con una iluminación muy conseguida. En el aspecto sonoro la demo carece de comentarios, y casi mejor, porque los que llevará la versión final serán los de siempre, los mismos que hace más de 10 años y que aburren a las ovejas.

En cuanto a modos de juego no hay tanta mejora. Además se han perdido algunas licencias importantes, como la de la Champions League. La verdad es que para mí, que crecí jugando con los legendarios jugadores inventados de la época de PlayStation (Castolo, Minanda, Roberto Larcos, etc.), y que suelo jugar casi siempre en red contra otros jugadores, este tema no es demasiado importante. Pero hay que comentar que no deja de ser un punto en contra.

Sinceramente, el cuerpo me pide comprarlo ya, pero de momento voy matando el gusanillo con esta demo. Pensaba que el modo online lo cerrarían una vez se lanzara el juego, pero se ve que no es así. Luego lo compro y justo después lo rebajan, o acaban sacando la versión free to play. En fin, problemas del primer mundo.

Sin más os dejo por aquí el vídeo de uno de mis primeros partidos:


Lecturas: A través de mis pequeños ojos

Termino esta particular maratón de lectura de libros con uno que le regalé a mi mujer, que se aparta bastante de lo que suelo consumir pero que le prometí que leería para poder comentarlo juntos. Su título es "A través de mis pequeños ojos" y el protagonista de su portada es un Golden Retriever. Veamos qué nos ofrece.

  • Autor: Emilio Ortiz
  • Año: 2016
  • ISBN: 978-84-166-3468-2
A través de mis pequeños ojos
A través de mis pequeños ojos

Esta vez voy a empezar por el final, y es que he de confesar que me he sentido un poco decepcionado con este libro. Y, como suele ser habitual, no es su culpa, sino de mis expectativas. Quizás por llevar tanto tiempo pendiente de leerlo me había hecho una idea preconcebida de lo que me ofrecería, imagen ideal que no se ha visto reflejada en la realidad.

Ya sabía que cuenta la historia de un perro guía (Cross) narrada por él mismo, pero me esperaba un enfoque más "rompedor" en el sentido de que se centrase más en lo que es el mundo animal, lo que pueden ser sus sentimientos. En realidad lo que se narra es la historia de un chico ciego (Mario) y la relación que tiene con su perro guía, si bien es cierto que el narrador es el can y, en bastantes ocasiones, hace ver su punto de vista como perro del mundo de los humanos.

El relato, aunque cubre algún otro intervalo temporal, se centra en tres momentos: el entrenamiento que recibe Mario para acostumbrarse a la ayuda de Cross y sus primeros meses juntos, el momento en que Mario se independiza con su pareja y el momento en que Cross se "jubila" y se le sustituye por un nuevo perro guía.

Como digo, yo quizás me esperaba algo más enfocado a los animales y que nos ayude a comprender por qué se comportan de la forma en que lo hacen, pero se centra más en la relación casi simbiótica entre el ciego y su perro guía. De ahí la sensación final que me ha dejado, si bien lo he disfrutado y me he reído en algunas ocasiones con los ácidos comentarios del canino narrador. Y es que los humanos, para ser supuestamente los más inteligentes del Reino Animal, hacemos cosas bastante estúpidas.

Mi desempeño como lector durante estas vacaciones ha sido de cuatro libros en tres semanas. Cuatro libros diferentes entre sí que he disfrutado, por supuesto, cada uno a su manera. No está nada mal.


Lecturas: Falcó

Llegados a este punto, quedaba una semana de vacaciones y mi intención era ponerme con "La ladrona de libros". Sin embargo, me entraron dudas sobre si me daría tiempo a terminarlo durante esa semana, dado que es un libro de tamaño medio (más de 500 páginas). Así que cambié de plan sobre la marcha y decidí ir a por otro de los que tenía pendiente y con ganas de leer desde hacía tiempo: Falcó.

  • Autor: Arturo Pérez-Reverte
  • Año: 2016
  • ISBN: 978-84-204-1968-8
Falcó
Falcó

Con este libro sabía más o menos lo que me iba a encontrar, ya que he leído unos cuantos títulos de Pérez-Reverte y su estilo narrativo goza de una personalidad muy marcada. Se trata de un relato de espías ambientado durante la Guerra Civil Española así que, en ese sentido, también era una apuesta segura.

El protagonista, Lorenzo Falcó, es una suerte de 007 español de aquella época, con un marcado carácter masculino (para lo bueno y para lo malo). Aunque, en líneas generales, los personajes cumplen cada cual con su estereotipo y el interés lo encontraremos en las interacciones entre ellos. El relato mezcla ficción con hechos históricos de una manera que, al menos para mí, resulta bastante plausible. Además, te hace creer que sabes lo que va a ocurrir hasta que llega el inevitable giro de la trama que te deja con el "culo torcido".

Por lo demás, trepidante acción y diálogos irreverentes que imprimen un ritmo alto que invita a seguir devorando renglón tras renglón, párrafo tras párrafo, para ir descubriendo en qué desemboca finalmente la trama. En resumen, un relato entretenido si te gusta la temática y que te deja con ganas de continuar con la saga (el mes que viene se publica el tercer libro, "Sabotaje").


Juegos: Yoshi's Wooly World

Una buena parte de los juegos que compré para WiiU son de Nintendo y de plataformas. Sin embargo, aunque por su estética "infantil" puedan parecer todos cortados por el mismo patrón, cada uno tiene su propia personalidad y manera de jugar. Y en el caso de este Yoshi's Wooly World, ambos aspectos se diferencian especialmente del resto.

Yoshi's Wooly World
Yoshi's Wooly World

En ese sentido, este juego me recuerda poderosamente al que podríamos considerar su antecesor espiritual, que no es otro que el clásico Yoshi's Island de Super Nintendo, o su conversión para Nintendo DS. Si en aquella ocasión los gráficos parecían estar pintados con acuarela, ahora nos encontramos ante un mundo en el que todos sus elementos están tejidos con lana. Tanto es así que los Amiibo del juego también son de este material en vez de plástico. Pero no es solo una concesión en lo estético, sino que se introducen mecánicas de juego originales, al poder tirar del hilo de algunos elementos para deshacerlos (en el caso de los enemigos) o habilitar el paso a nuevas zonas (en el caso de los escenarios).

Pantalla de inicio del juego
Pantalla de inicio del juego

El estilo de juego se aleja bastante de los plataformas de la saga Super Mario. Jugaremos de manera más pausada, planificando cada salto y explorando cada nivel hasta el último recodo para encontrar todos sus secretos en forma de ovillos de lana (para rescatar al Yoshi atrapado en cada nivel), margaritas y sellos. Para dar por totalmente completado un nivel tendremos que haber localizado todos esos objetos y, además, terminar con nuestra barra de energía completamente llena.

Lo que me gusta de la exploración es que los elementos no están ocultos aleatoriamente. Si observamos atentamente la composición de los niveles sabremos intuitivamente dónde se esconden los secretos, y cuando los encontramos la sensación es muy satisfactoria.

Yoshi tiene la habilidad de "patalear" en el aire tras un salto, lo cual nos da un pequeño impulso extra. Si le pillamos el truco, seremos capaces de recorrer grandes distancias por el aire. Es una mecánica particular del juego que repetiremos constantemente, así que si después nos ponemos a jugar con otro título de plataformas, nos llevará un rato "desintoxicarnos". En concreto, unos días después me puse a jugar a New Super Mario Bros 2 y tenía tan interiorizado dicho automatismo al saltar que no paraba de caerme por los agujeros y morir una y otra vez.

El juego tiene una duración aceptable: seis mundos de ocho fases cada uno, con jefes en las fases cuatro y ocho de cada mundo. No es difícil de terminar; afortunadamente no encontraremos el típico subidón de dificultad en el último nivel (aunque el jefe final sí que nos dará más trabajo que el resto). Además cuenta con un "modo relajado" adecuado para jugadores con menos maña y que hace el juego más accesible para todos los públicos, especialmente los más jóvenes. Eso sí, desentrañar todos los secretos ya es harina de otro costal. Yo no lo he hecho y, como siempre me ocurre, vista la lista de juegos pendientes, me extraña que vaya a sacar el tiempo necesario para ponerme a ello.

Mensaje final del juego
Mensaje final del juego

Después de terminar estuve indagando un poco y vi que había algún otro modo de juego, como una especie de boss rush en el que nos iremos enfrentando sucesivamente a todos los jefes finales, con la dificultad un poco subida, para conseguir algunos coleccionables más. Me queda probar para qué sirven los amiibos. Sólo tengo el Yoshi verde y no sé si algún otro será compatible.

Amiibo de lana de Yoshi (color verde)
Amiibo de lana de Yoshi (color verde)

Me ha extrañado encontrar algún pequeño bajón de rendimiento en momentos puntuales, lo cual es raro porque el juego no parece muy exigente en su apartado técnico.

Una lástima que este juego no esté disponible para Nintendo Switch y poder jugarlo en cualquier parte. Me extraña que no hayan anunciado un port para esa plataforma. Por lo demás, lo he disfrutado como un enano durante las tres semanas que he estado jugando. En esta ocasión no he medido el tiempo, y el juego tampoco ofrece esa estadística.

Mi progreso en el juego
Mi progreso en el juego

Lecturas: El emblema del traidor

Seguimos con el maratón veraniego de lectura. Si la anterior me duró apenas tres tardes, en ésta la he pillado con tantas ganas que la he devorado en un par de sesiones.

Voviendo por mis fueros, se trata de El emblema del traidor, de Juan Gómez-Jurado, el tercer libro de su bibliografía y el penúltimo que me restaba por leer. Ahora ya sólo me queda "La leyenda del ladrón", a la espera de su próxima obra, "Reina roja", que se publicará el próximo otoño.

  • Autor: Juan Gómez-Jurado
  • Año: 2008
  • ISBN: 978-84-990-8038-3

Esta novela cuenta con un buen puñado de ingredientes de los que me llaman poderosamente la atención: relato enmarcado en un contexto histórico, Primera/Segunda guerra mundial, nazismo, masonería, intriga, ... Se trata de un cóctel ante el que difícilmente puedo resistirme.

El emblema del traidor
El emblema del traidor

El hilo conductor del relato es la historia de la búsqueda de su identidad por parte de un niño que crece queriendo saber quién es realmente su padre. En ese sentido tampoco es la octava maravilla. Sin embargo, lo que me fascina es cómo el autor es capaz de armar el relato con esos mimbres.

El libro comienza con un supuesto hecho real: el rescate de unos náufragos alemanes en el Estrecho de Gibraltar. Y es la historia de esos náufragos la que nos van a contar. Los protagonistas son el vehículo que emplea el autor para, a la vez que transcurre su periplo, describir la realidad alemana del periodo de entreguerras de la primera mitad del siglo XX.

No es un libro que nos vaya a deparar demasiadas sorpresas. A la que estemos un poco acostumbrados a este tipo de literatura y prestemos atención podremos anticipar por dónde van a ir los tiros. Sin embargo, debido a la temática (que, en mi caso, como ya he comentado, me atrae bastante) y al ritmo, es muy fácil engancharte y no parar hasta que terminas de leer. Y así ha sido. Se podría decir que es un "best-seller de manual". Y, desde luego, a 1,49€ que cuesta la versión electrónica, la relación calidad/precio es insuperable.

Tentado estoy de ponerme con "La leyenda del ladrón" para cerrar el círculo, pero creo que voy a elegir otro, en aras de una mayor variedad de géneros y autores.


Lecturas: La chica del tren

Comienza la temporada (corta) de lecturas veraniegas, la única época del año en la que consigo (o quiero) sacar tiempo para leer con cierta continuidad. A ver cuántos soy capaz de devorar en estas tres semanas.

  • Autor: Paula Hawkins
  • Año: 2015
  • ISBN: 978-84-081-4308-6

"La chica del tren" fue un libro que triunfó hace ya unos cuantos años, siendo habitual encontrarse con gente leyéndolo en el transporte público. Se aparta bastante del tipo de libro que suelo leer, principalmente por la temática. Pero hay que leer de todo; aunque la temática no sea mi favorita, siempre se puede disfrutar y aprender de la propia narrativa.

La chica del tren
La chica del tren

La trama consta de una única historia con una desaparición y varios protagonistas. Hay un par de líneas temporales (que terminan convergiendo, como es de esperar) y tres narradoras (Rachel, Anna y Megan) a través de cuyos ojos vamos a ser testigos de los hechos acontecidos. Al principio de cada capítulo se nos indica el nombre de la narradora y la fecha; es crucial que prestemos atención a esos datos si no queremos despistarnos.

También, como suele ser habitual en este tipo de novelas, se establece un juego del gato y el ratón entre el lector, que intentará prever qué es lo que ocurrirá a continuación, y la autora, que intentará despistarnos para no desvelar los verdaderos hechos e intentar sorprendernos con el desenlace.

Y pocos más ingredientes encontraremos. Si acaso podemos reflexionar sobre temas mundanos como el alcoholismo, las relaciones interpersonales, el matrimonio y la mentira. No hay subtramas ni un transfondo costumbrista; la historia se desarrolla en la actualidad pero, salvo algún pequeño detalle aquí y allá tampoco se profundiza en ese aspecto. Encontraremos (no demasiadas) sorpresas, algunas más previsibles que otras. No entro en detalles para no desvelar la trama, aunque últimamente he estado pensando que quizás sí que debería hacerlo avisando previamente, u ocultándolo de alguna manera. Si no, el blog pierde un poco de sentido para mí, ya que de esa forma me serviría para, en el futuro, poder refrescar mi mala memoria con detalles que me ayuden a recordar el argumento.

En resumen, se trata de lo que yo calificaría como una "película de sobremesa de Antena 3". Correcto y entretenido, sin más. A mí me ha durado apenas tres tardes leyendo plácidamente bajo la sombra del manzano. Así que, una vez terminado y redactado este pequeño y poco pretencioso comentario, toca seleccionar el siguiente título.


Lecturas: El Mundo del Spectrum +

Mi acercamiento a este segundo volumen ha sido totalmente distinto al que tuve con el primer libro. En esta ocasión lo compré al poco de publicarse pero, en vez de devorarlo de cabo a rabo, he preferido degustarlo a pequeños sorbos, leyendo un puñado de páginas según me ha ido apeteciendo, hasta que he llegado al final.

El Mundo del Spectrum +
El Mundo del Spectrum +

Personalmente este libro me ha gustado más que el otro, y recalco que es una percepción subjetiva porque no se trata de que el libro sea mejor o peor que el primero; los conocimientos del equipo y el cariño con el que se ha redactado el volumen están a la par. Sin embargo, los temas tratados a mí me han resultado más interesantes, por la sencilla razón de que las historias que contaron en el anterior me resultaban ya familiares, mientras que desconocía bastantes aspectos de las que se narran en éste, lo cual ha devenido en un mayor disfrute por mi parte.

Técnicamente el libro mantiene el mismo tipo de maquetación de la primera entrega. Como dije en su momento, es visualmente llamativo pero no se conforma con ser un caramelo para nuestros ojos, sino que tiene mucho texto que paladear. Por otro lado, si bien todavía se han colado algunas erratas, así como pequeñas incoherencias de estilo, se nota que se ha realizado un esfuerzo en mejorar el proceso de revisión y corrección respecto al libro anterior, o al menos es la percepción que yo tengo.

La primera parte del libro se centra en las personas, haciendo un repaso de la biografía de un buen puñado de pioneros tanto británicos como españoles. La segunda mitad se centra en desgranar las diferentes disciplinas que entraban en juego a la hora de desarrollar software para el Spectrum, como son los manuales de instrucciones y libros técnicos, el apartado gráfico, el sonoro, la narrativa y las carátulas de los juegos. Para terminar destacando la influencia que ha tenido el mítico ordenador en años posteriores.

Nuevamente tengo que agradecer a Jesús Martínez del Vas que haya dedicado un rato de su valioso tiempo para dedicarme personalmente este ejemplar y así poder atesorar un pellizco de su arte.

El Mundo del Spectrum + - dedicatoria de JMV
El Mundo del Spectrum + - dedicatoria de JMV

Aunque han quedado cosas que contar, parece que el equipo de EMS no tiene planes en el horizonte de lanzar una tercera entrega. No obstante, siempre nos queda seguir su web y su podcast, que seguirán alimentando nuestra curiosidad sobre todo lo acontecido durante aquellos años y sus protagonistas, manteniendo siempre un hueco para la actualidad relacionada con nuestro adorado ordenador.


Doce meses con Nintendo Switch

En estos días se ha cumplido un año desde que compré la Nintendo Switch. Como ya comenté en su momento, la fecha fue más o menos casual, sobrevenida debido a los problemas de stock. Me parece un buen momento para recapitular y comentar cuánto han dado de sí estos doce meses.

El concepto híbrido de la consola es un soplo de aire fresco para la industria y, en mi opinión, todo un acierto. Si bien yo he abusado del modo portátil, habiendo jugado apenas un puñado de veces en la televisión del salón y quizás una o dos en modo tabletop. Este último modo está muy bien en cuanto a portabilidad, pero la pantalla se me antoja pequeña. Tampoco es que haya tenido muchas ocasiones de jugar en modo multijugador presencial como para quejarme.

Modo tabletop
Modo tabletop

De cualquier forma, sigo pensando que la consola es sobre todo una portátil. Tiene la potencia máxima que permite una duración "razonable" de la batería. Eso sí, en este caso el modo sobremesa no se limita a conectar un cable a la tele, como podíamos hacer con una PSP, por ejemplo, sino que se ha trabajado lo suficiente para que resulte cómodo y pueda sentirse como una opción más.

La manera normal de usar la consola es no apagándola, sino dejándola suspendida en el dock, de manera que reanudar la partida es algo casi instantáneo. Igualmente, podemos detener nuestra sesión de juego en cualquier momento para retomarla más adelante justo desde el mismo punto. Esta es una de las características que más me "ponen" y que echo en falta en cualquier otra consola de las que tengo, el poder parar y reaundar la sesión de juego a voluntad, en cualquier momento y de manera casi instantánea.

Mis juegos de Switch (hasta ahora)
Mis juegos de Switch (hasta ahora)

En esta ocasión no se ha cumplido la "maldición" que me persigue y en todo este tiempo apenas he comprado 5 juegos, una cantidad que puede parecer bastante pero que, para lo que soy yo, no son muchos. The Legend Of Zelda: Breath of the Wild, que fue el primero que tuve, y el único durante unos cuantos meses, se ha llevado un buen puñado de horas de juego (creo que cerca de las 100) y todavía no lo he terminado. De hecho, he llegado a la "batalla final", pero no he profundizado; me da pena terminarlo, aunque seguramente estas vacaciones de verano lo intente. Puedo afirmar que es uno de los mejores juegos que he jugado y, ya solo por eso ha merecido la pena la compra de la consola. Aunque lo podría haber comprado para WiiU, no habría sido lo mismo, y luego volveré sobre esto y veréis por qué.

Super Mario Odissey fue el segundo; lo compré el día de salida y lo terminé en un par de semanas, no al 100%, claro, pero sí viendo el final, el "post-final" y un par de sorpresas que hay por ahí. La verdad es que me decepcionó un poco, y es que se me antoja un título con algunos altibajos. Hay algunos mundos que están muy bien y sorprenden, pero otros parece que estuvieran a medio hacer. Y, lo que decía, me duró un suspiro. Me quedan algo menos de 500 lunas por encontrar, pero no encuentro alicientes para volver al juego. El planteamiento de mundo abierto no me ha sentado muy bien.

También han caído Mario Kart 8 Deluxe y Mario Tennis Aces. Son los típicos juegos a los que echar alguna partida rápida, y comprobar lo manco que soy jugando si me comparo con la gente que hay en el online. Eso sí, a partir de la segunda quincena de septiembre me tocará aflojar la pasta, ya que el servicio online pasa a ser de pago (20 euros al año).

Por último, compré la versión digital de Thimbleweed Park, y la verdad es que ahora mismo lo tengo a medias. Supuso otra decepción para un amante como yo de las aventuras gráficas de LucasArts (Monkey Island, Indiana Jones, Day of the Tentacle, etc.). No sé si es culpa mía o del juego, pero la cuestión es que ahí está un poco abandonado.

Y la cuestión es que en el horizonte tampoco hay ningún juego ahora mismo que me apetezca comprar como loco. Quizás el remake de la trilogía de Crash Bandicoot, nuevamente por la posibilidad de poder jugar en modo portátil. Super Hydorah, si es que finalmente sale, y poco más. Objetivamente es una mala noticia, pero quizás en una situación de saturación, con tanto juego pendiente, sea algo positivo. No creo que sea un problema intrínseco del catálogo de la consola; juegos hay para dar y regalar, solo que no me llaman tan poderosamente la atención. Uno a por el que iría de cabeza sin dudarlo sería el Pro Evolution Soccer, pero los señores de Konami no parecen estar por la labor de sacar una versión para Switch.

En realidad sí que hay algunos títulos que me llaman bastante la atención, pero son los que han portado del catálogo de WiiU y que ya tengo. Obviamente no los voy a volver a comprar, pero por un instante me arrepiento de haberlos comprado y jugado en la anterior consola. Y es que volver ahora a la pantalla del mando de WiiU se hace bastante duro, debido a su baja resolución. Por no hablar de que su portabilidad (si es que se puede llamar así) se limita a estar cerca de la propia consola. Sin embargo entiendo que, de alguna manera, fue un paso necesario para llegar hasta Switch.

Switch vs WiiU
Switch vs WiiU

En resumen, una consola con la que es una gozada jugar en modo portátil y con un catálogo interesante (si bien tiene algunas carencias). El sistema operativo es muy ligero, aunque a costa de ofrecer aún menos posibilidades que el de WiiU. El servicio online está muy por detrás de la competencia, y Nintendo se tiene que poner las pilas si quiere empezar a cobrar por él en septiembre (que lo va a hacer).