En 2009 compré un juego titulado Assassin's Creed para PlayStation 3. Hoy, 11 años después, acabo de terminar el décimo título que he jugado de esta serie, casi a juego por año. Es un caso paradigmático del "me planto aquí", pero sigo jugando. De hecho, y me anticipo, éste no me ha entusiasmado —y me diréis, más tonto eres tú, que le has metido 40 horas— y lo que he hecho ha sido ponerme a continuación con la siguiente entrega, Assassin's Creed Odyssey. Luego explicaré los motivos.

El caso es que la saga ha cambiado bastante, sobre todo en este capítulo, para el que Ubi Soft abandonó temporalmente la estrategia de entregas anuales para dedicarle un año más a pulir el juego. Sus fundamentos han evolucionado. El parkour y los asesinatos selectivos han perdido protagonismo en lo jugable, y la parte de la historia que se desarrolla en el presenta también ha perdido casi todo su peso. El juego ha ido incorporando elementos de aquí y de allá, quizás intentando atraer a más público pero, a mi juicio, a costa de perder su esencia.

Assassin's Creed Origins
Assassin's Creed Origins

Por cierto, aviso de que en alguna foto de las que acompañan este texto hay spoilers. Así que, si no habéis terminado el juego, no sigáis leyendo. O intentad hacer caso omiso de las imágenes.

La acción tiene lugar en Egipto, en el siglo I A.C. Por tanto, ya las grandes construcciones faraónicas estarán en ruinas y encontraremos tanto a griegos como a romanos campando por la zona. Como es marca de la casa, también podremos interactuar con personajes históricos, como Cleopatra, Ptolomeo XIII o Julio César, que tendrán cierto papel en el devenir de los acontecimientos (o nosotros en el devenir de los suyos). El protagonista principal es Bayek de Siwa, un Medjay egipcio, aunque en ocasiones también podremos controlar a su esposa Aya.

César y Ptolomeo
César y Ptolomeo
La emperatriz Cleopatra
La emperatriz Cleopatra

El comienzo de la partida es un poco extraño, por cómo arranca la historia y por el cambio en los controles; gracias a un breve tutorial se nos exponen los nuevos movimientos y la forma de combatir. Aunque se agradecen los cambios, no sé por qué pero al final siempre acabas recurriendo a un esquema de esquiva o bloqueo más contraataque. Si bien es cierto que en bastantes ocasiones podemos (y debemos) adoptar una táctica sigilosa y conseguir nuestros objetivos rehuyendo el enfrentamiento.

Los combates son espectaculares pero acaban resultando repetitivos
Los combates son espectaculares pero acaban resultando repetitivos

Los personajes tienen un montón de animaciones, pero a veces las transiciones entre ellas no son todo lo fluidas que debería . En concreto, cuando montamos en camello, el movimiento resulta un poco robótico, y más viniendo de disfrutar de juegos como Zelda Breath Of The Wild o Red Dead Redemption 2, donde los caballos tienen un tratamiento casi de protagonistas. Cuando montamos en camello, podemos activar una especie de piloto automático, también bastante ortopédico —a veces pierde la ruta, nos dice que no sabe llegar al destino o va atropellando a la gente que se encuentra— que podemos usar para despreocuparnos por llegar a un objetivo, aunque aquí no suele haber diálogos durante los viajes (como sí que ocurría en RDR2), así que bueno, nos permite contempla el paisaje más que otra cosa. Además, si la ruta atraviesa un campamento enemigo no nos avisa y se iniciará un conflicto, así que más nos vale estar pendientes.

La indicación del camino la verdad es que no pega mucho
La indicación del camino la verdad es que no pega mucho

Como digo, el manejo del camello (o del caballo) en sí no está demasiado pulido. Hay saltos bruscos en la animación y, por otra parte, podremos subir por rocas escarpadas sin demasiados problemas. Vale que se trata de un juego en el que podemos trepar con nuestras manos (y sin cansarnos) a casi cualquier lugar, pero poder hacerlo a lomos de un animal desentona bastante.

Olvidaos de las estéticas y cinematográficas cabalgadas en grupo de RDR2
Olvidaos de las estéticas y cinematográficas cabalgadas en grupo de RDR2

Las mecánicas principales del juego son el combate, el sigilo (ocultándonos en la maleza de la vista de los enemigos), el uso de nuestro "sentido arácnido" (no se llama así, por supuesto, pero permítaseme la licencia) para detectar dónde hay objetos relevantes en el escenario y la ayuda de nuestra águila Senu para reconocer desde el aire las distinas localidades y marcar los puntos de interés.

Senu será nuestra gran aliada durante la aventura
Senu será nuestra gran aliada durante la aventura

Además de la exploración y los combates, nos enfrentaremos a misiones de "erradicación", en las que tendremos que eliminar a todos los enemigos de una localización, y también a misiones de "investigación", en las que tendremos que ir recolectando pistas para resolver algún tipo de enigma. Eso sí, no esperemos nada del estilo de juegos como Detroit: Become Human o los Batman Arkham; se trata simplemente de ir interactuando con los puntos donde aparezca el icono de la lupa.

Área de investigación
Área de investigación

También encontraremos algunos puzles basados en físicas, los típicos que consisten en mover objetos con diferentes pesos para equilibrar algún tipo de balanza, vistos ya en decenas de juegos. O una especie de minijuego que consiste en ir identificando las diferentes constelaciones del cielo. Nada demasiado original, aunque sí aportan variedad. Por último, tendremos ocasión de manejar barcos y participar en alguna batalla naval, si bien este apartado parece más testimonial que otra cosa.

Se conservan mecánicas como las atalayas o los saltos de fe. Las atalayas quedan un poco deslucidas en espacios tan abiertos y edificaciones bajas; ahora corresponden casi todas a elevaciones orográficas. Tenían más sentido cuando en entregas anteriores te tenías que buscar la vida para escalar a la parte más alta de una catedral. Ahora, en vez de "abrir" partes del mapa, sirven para otorgar más capacidad de visión a Senu.

Sincronizando una atalaya
Sincronizando una atalaya
Salto de fe
Salto de fe

Mientras nos desplazamos por los escenarios escucharemos las voces de los NPC, algunas en castellano y otras en un idioma que desconozco (no sé si será egipcio), que resultan bastante repetitivas y que tampoco aportan demasiado. No es el primer Assassin's Creed donde ocurre esto. El doblaje también me ha parecido mejorable, no por las actuaciones en sí (aunque hay algunos secundarios que parecen doblados por amateurs), sino más bien por la sincronización con las escenas. Desde luego que no llega al nivel de excelencia de títulos top como Uncharted.

Como siempre hay misiones principales, que nos hacen avanzar en la historia, y secundarias, que nos ayudan a mejorar las capacidades de nuestro personaje. Podemos tener una misión marcada en el mapa, de manera que así sabremos hacia dónde dirigirnos en cada momento, pero se pueden ir completando varias de forma simultánea. Según vayamos subiendo de nivel, además de ir consiguiendo armas y vestuario, obtendremos puntos que podremos ir gastando hasta que completemos el árbol de habilidades.

Árbol de habilidades del personaje
Árbol de habilidades del personaje

Como suele ocurrir en este tipo de juegos, si nos dedicamos a hacer recados para subir de nivel y potenciar nuestro avatar, la historia principal termina siendo un paseo. Yo en este caso me he limitado a hacer las secundarias imprescindibles para situar mi personaje en el nivel recomendado para hacer las misiones principales. He de reconocer que el argumento ha tardado demasiado en engancharme, e incluso he llegado a saltarme algunos diálogos de dichas misiones secundarias.

Supongo que será debido al nivel de dificultad que he escogido para jugar (el que se ofrece por defecto), aunque no descarto que fuera un bug, pero en alguna misión en la que tenía que proteger a algún personaje, me ha ocurrido que el personaje ha muerto (más bien se quedaba tirado en el suelo) y, una vez que he eliminado a todos los enemigos, ha resucitado y la misión ha continuado. Por cierto, que éste es el Assassin's Creed en el que más bugs me he encontrado, aunque ninguno ha sido incapacitante para seguir adelante con la partida.

Glitches gráficos

Otra cosa que me ocurrió, igual también motivada por el nivel de dificultad, fue una misión en la que había que eliminar, acompañado de unos aliados, todos los bandidos de una ubicación. Los aliados se encargaron de todo, dejándome mano sobre mano.

Algunos problemas endémicos de la saga no se han solventado. Por ejemplo, el uso (y abuso) del botón triángulo como acción contextual, que falla más de lo deseable. O que en una persecución los enemigos se mueven a una velocidad exagerada y que no cuadra con la lógica. Aunque, para (i)lógico, el hecho de poder llamar a tu camello o caballo desde cualquier sitio y que éste siempre aparezca enseguida. Y cuando digo cualquier sitio, es (casi) cualquier sitio.

Por cierto, como buen sandbox, no falta su misión con el protagonista borracho. Ni gente haciendo sus necesidades. Y esto me molestó bastante la primera vez que me ocurrió, no por el hecho de que los personajes se alivien, claro. Asaltando un campamento, vi al comandante meando y pensé que sería un buen momento para deshacerme de él. Pero, en este juego, si tu avatar tiene menos nivel que el enemigo, no te puedes acercar sigilosamente y asesinarle, lo cual me chocó bastante —y no recuerdo si ocurría en anteriores entregas. Vamos, que le dio tiempo a enfundar y desenfundar.

Los enemigos también tienen sus necesidades
Los enemigos también tienen sus necesidades

Siendo un juego tan largo, al final las mecánicas se tornan demasiado repetitivas. Terminaremos por reiterar los mismos pasos una y otra vez: llegar a la localización donde se desarrolla la misión, hacer volar a Senu para marcar los enemigos y los objetos de interés y, una de dos, o bien emplear el sigilo para robar lo que toque, o bien acabar con todo el mundo si tenemos el nivel suficiente de desarrollo de habilidades. Hacerlo en modo sigilo resulta muy divertido, casi más que combatir. Además, nos encontraremos en muchas ocasiones a los enemigos durmiendo, meando o distraídos, con lo cual da la impresión de que es el propio juego el que nos invita a seguir ese camino.

Como comenté anteriormente, el juego ha ido incorporando elementos de otros títulos de la competencia. Al menos hay mecánicas que recuerdo haber visto previamente, no queriendo decir que sean necesariamente en esos títulos donde se inventaron. Por ejemplo, la posibilidad de prender las flechas si nos acercamos a una hoguera (visto en Zelda Breath Of The Wild), el saqueo de tumbas (visto en los últimos Tomb Raider) o las cinemáticas de paso por lugares angostos (visto también en esa saga y que otras como Uncharted y Red Dead Redemption también han incorporado).

Saqueo de tumbas © Lara Croft
Saqueo de tumbas © Lara Croft
Los pasos angostos se han puesto de moda de un tiempo a esta parte
Los pasos angostos se han puesto de moda de un tiempo a esta parte

El argumento, como ya he ido avanzando, no me ha terminado de enganchar. Tratándose del génesis de la Hermandad de los Asesinos, me esperaba algo más épico. La historia en el presente ni me molesto en comentarla; bajo mi punto de vista es totalmente prescindible (desde hace ya unas cuantas entregas, no es algo novedoso).

La historia en el presente
La historia en el presente

Técnicamente el mapa es el más grande hasta la fecha. Los gráficos están bien, pero tienen algo que le hace quedar un punto por debajo de títulos como RDR2 o Uncharted 4. Eso sí, el trabajo de iluminación para mi gusto es exquisito. Y se han hinchado a modelar atuendos, complementos y armas para nuestro personaje.

La iluminación es soberbia
La iluminación es soberbia

Disponemos de un modo de juego, que todavía no he probado, en el que podemos hacer un tour turístico por las localizaciones más emblemáticas de Egipto. Quizás lo haga más adelante. También tenemos disponible el modo foto, con el que obtener unas instantáneas chulas que se compartirán automáticamente dentro del juego.

Modo foto
Modo foto

En resumen, ha sido de los Assassin's Creed que menos me ha gustado, en dura pugna con el III y, probablemente, el I. Aunque, claro, éste siempre tendrá el plus de originalidad de haber sido el primero y en el que se sentaron las bases de la saga. Puedo decir que lo he terminado por cabezonería, salvo que a partir del último tercio de la historia la cosa se pone interesante.

Por fin un asesinato a la altura de la saga
Por fin un asesinato a la altura de la saga

Finalmente le he dedicado 41 horas, para completar un 76% de progreso total. Me he quedado lejos del platino y no creo que me ponga a conseguirlo, al menos a medio plazo.

Misión final completada
Misión final completada

Lo que sí he hecho, a costa de llevarme un empacho, ha sido ponerme directamente con la siguiente entrega, Assassin's Creed Odyssey, ya que amigos como Miguel me han avisado de que es mejor juego (y aún más largo, pardiez). Ya veremos dentro de otras cuarenta y tantas horas, que a mi ritmo actual se traducirán en meses.

Assassin's Creed Origins - Duración de la partida
Assassin's Creed Origins - Duración de la partida

Las estadísticas, por cierto, hay que consultarlas en uPlay, no aparecen en el juego, lo cual me parece un feo detalle por su parte.

Assassin's Creed Origins - Estadísticas 1
Assassin's Creed Origins - Estadísticas 1
Assassin's Creed Origins - Estadísticas 2
Assassin's Creed Origins - Estadísticas 2
Assassin's Creed Origins - Estadísticas 3
Assassin's Creed Origins - Estadísticas 3
Assassin's Creed Origins - Estadísticas 4
Assassin's Creed Origins - Estadísticas 4

Bonus tracks

Glitches

Como he comentado, las animaciones son a veces un poco ortopédicas, cuando no fallan directamente. Aquí os dejo algunas de las más hilarantes que me he encontrado:

Bajando un cuerpo del caballo como por arte de magia
Bajando un cuerpo del caballo como por arte de magia
Este buen NPC se volvió loco y no encontraba el camino
Este buen NPC se volvió loco y no encontraba el camino
Estos niños dan mal rollo más que otra cosa
Estos niños dan mal rollo más que otra cosa

Localizaciones históricas

Como no podría ser de otra forma, podemos visitar las Pirámides de Guiza.

Las Pirámides de Guiza
Las Pirámides de Guiza

También veremos la famosa Esfinge. Incluso nos podremos adentrar en su interior.

Esfinge
Esfinge

El plato fuerte queda para el final. Como en Assassin's Creed II, podremos visitar Roma.

Roma
Roma

Curiosidades

¿Sabíais que el Animus portátil que se emplea en este juego fue construido en España. Pues eso parece.

Animus portátil construido en España
Animus portátil construido en España

Saga Assassin's Creed

Mis estadísticas jugando a las diferentes entregas de la saga (hasta ahora):

¿A qué estoy jugando?

Mi lista de juegos completados y pendientes

Assassin's Creed Odyssey (PS4)
Assassin's Creed Odyssey (PS4)
Blackthorne (SNES)
Blackthorne (SNES)

Mis perfiles para jugar online:

  • Clave de amigo Nintendo Switch: SW-7678-2952-4488
  • ID Playstation Network: falvarez_
  • Gamertag Xbox Live (actualmente inactivo): falvarezz